Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 11 2004 35 Romero de Tejada: Aguirre debe tener sensibilidad para que todo el mundo se sienta a gusto en el PP El Defensor del Menor abre un expediente para investigar la denuncia sobre guarderías pirata El regidor terminará de perfilar sus palabras en el Congreso hoy, durante la reunión de maitines Los gallardonistas vigilarán si el nuevo secretario general tiene dedicación exclusiva, como se exigió a Cobo taría, y la ocupe el alcalde de Madrid Otra opción sería dejar algunos cargos libres para ocuparlos más adelante, cuando las aguas hayan vuelto a su cauce Todos coinciden en la importancia de conjugar fuerzas, de aunar posturas y de reunir en un mismo equipo a todos los sectores, para que se mantenga el equilibrio de fuerzas que tan buen resultado ha dado en el partido- -y en sus resultados electorales- -durante los últimos 13 años, en que la presidencia del PP de Madrid ha estado bajo el mando de Pío García- Escudero. Al que ocupe la secretaría general del partido le tocará lidiar este toro. De ahí que en el PP haya quien se refiera a esta persona- -hombre o mujer, hay argumentos a favor y en contra de ambas posibilidades- -como el que administre el lío Quienquiera que sea elegid se topa con un problema serio: los gallardonistas -la retirada de la candidatura de Cobo ha privado de conocer el peso numérico de este sector dentro del partido- -están dolidos, más aún a raíz de la aparición esta misma semana de algunas informaciones que perjudicaban a Manuel Cobo promovidas por alguien que está azuzando en expresión muy gráfica de un dirigente político que no pertenece al entorno cobista Ruiz- Gallardón es, hoy por hoy, una de las grandes bazas electorales del PP, y muchos en su entorno recuerdan que los votos de la capital son muy importantes para el conjunto del Estado porque Madrid vota en clave nacional Las repercusiones futuras de su alejamiento del partido en Madrid son una inquietante incógnita. CANTADO COMO LO DEL SÁBADO MANUEL DE LA FUENTE REUTERS en el seno del Partido Popular de Madrid. Pero tampoco los futuros mandatarios lo están intentando con mucho ahínco, aseguran algunas fuentes del partido. Como muestra, un detalle, revelado por un alto responsable popular: Cuando Esperanza Aguirre propuso a Alberto Ruiz- Gallardón que fuera el presidente del XIII Congreso, ni siquiera le llamó: lo hizo mediante un mensaje del móvil Este puesto lo ocupará finalmente Esteban Parro, alcalde de Móstoles. La crisis larvada en el partido en Madrid probablemente no trascenderá durante el encuentro de este fin de semana. Muchos insisten en la necesidad de que al final se de con una fórmula de unidad: Ruiz- Gallardón debe integrarse; no tiene lógica que esté en maitines con Rajoy los lunes y luego se desentienda de la vida del partido en Madrid Vicesecretaría única Otros sectores apuntan una posible salida: Que se cree una única vicesecre- a saben que por una vez el huracán, el de octubre, no tenía nombre de mujer, se llamaba Ruiz- Gallardón y durante unos días amenazó con arrasar las playas de Esperanza. La sangre no llegó al río pero salpicó lo suyo, y quedaron don Alberto y don Cobo con más tiritas cruzándoles la cara que el Coyote tras una barrabasada del Correcaminos, mec, mec, marca Acme. El Alcalde habló entonces como Mac Arthur, nos han vencido pero no nos han derrotado, y el madrileño de a pie se quedó con las ganas de escuchar también al Regidor aquello de Volveré mientras la Presidenta, verde, que te quiero verde, Esperanza, salía más reforzada de la crisis que Popeye después de un buen atracón de espinacas. Este próximo fin de semana se juega, pues, un partido con el resultado cantado de antemano, casi como el del sábado en Barcelona, sin huelga, eso sí (más nos habría valido a la merenguería) pero con previsible goleada y Aguirre manejando el balón a su antojo sin que nadie le salga a presionar, sin que nadie le encime que dirían los futboleros. Los populares madrileños están en su perfecto derecho de organizarse, regirse y dirigirse como quieran, pero para sus conciudadanos y para sus convecinos esto es tan aburrido como las elecciones por el tercio familiar. Gallardón es muy capaz de sacarse un as de la manga, pero el problema es que los cuatro están ya en manos de doña Esperanza. Y aquí no valen los comodines. Y ya se vio que aunque no juguemos todos don Alberto todavía no está dispuesto a que los suyos rompan la baraja. Que no están los patios populares para órdagos. Y