Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional VIERNES 26 11 2004 ABC Un joven palestino, obligado a tocar el violín por soldados israelíes en un control EPA La organización israelí Mujeres por los Derechos Humanos graba cómo soldados hebreos obligan a tocar el violín a un joven árabe en el control militar de Nablus Un violinista palestino para Polanski TEXTO J. CIERCO JERUSALÉN. Horit Herman- Peled marchó el martes al control militar de Beit Iba, junto a Nablus, para documentar y denunciar, como voluntaria de la organización israelí Mujeres por los Derechos Humanos los abusos de los soldados contra civiles palestinos. Con su cámara y su valentía a prueba de las amenazas de los colonos judíos, Horit no veía esa tarde nada especial. Lo de siempre: decenas de palestinos esperando su turno para mostrar sus documentos y cruzar, o no, la barrera. Entonces sucedió. No se trataba de una escena rescatada de una película histórica ni de un viaje al trágico pasado de un pueblo perseguido y casi exterminado, el judío, sino la más pura y cruda realidad. Un joven palestino llega hasta la cabeza de la fila. Tiene en su mano un estuche de violín. El soldado israelí le pide que lo abra y examina el instrumento. No hay explosivos. Todo en orden. Que pase el siguiente... Pero el siguiente no pasa y Horit graba (su trabajo se puede ver en www. horit. com) y el joven palestino, tan anónimo como la música que interpreta con manos temblorosas, toca el violín mientras el soldado israelí revisa de nuevo sus documentos. Y toca, durante dos minutos, una triste melodía mientras un oficial habla por teléfono. Me quedé tan anonadada que no pude reaccionar. Veía a un hombre capaz de perder su dignidad para satisfacer a los soldados y poder cruzar el control militar dice Herman- Peled a ABC. No hemos aprendido de la Historia. No podemos hacerles a los palestinos lo que los nazis nos hacían a los judíos. Hemos visto en documentales o películas como El Pianista de Roman Polanski, cómo los soldados alemanes obligaban a los judíos del gueto de Varsovia a tocar sus instrumentos musicales para humillarlos... Y ahora vemos eso en un control militar de Nablus declara a este diario Adi Dagan, portavoz de Mujeres por los Derechos Humanos El episodio del violín es muy simbólico. Comprendemos el interés que ha despertado, pero lo importante es que ilustra la situación de los controles militares, donde los soldados israelíes abusan y humillan de manera arbitraria a miles de palestinos en un castigo colectivo que a nadie importa explica Dagan. Un portavoz militar israelí señaló ayer que el incidente se debió a la conducta insensible de unos soldados que se enfrentan a una realidad peligrosa. El Ejército trabaja para mejorar la situación en los controles. El soldado no actuó de modo correcto, pero tampoco lo hizo con malicia ni con la intención de humillar a nadie