Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional VIERNES 26 11 2004 ABC Irán incumple el acuerdo sobre su programa nuclear con nuevas exigencias Teherán pide que se le permita seguir empleando 20 centrifugadoras de gas presiona para que se apruebe una resolución en la que se amenace a Irán con llevarlo ante el Consejo de Seguridad si incumple el acuerdo ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Una vez más, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) tuvo que poner un pero al grado de cumplimiento de Irán de su programa atómico. El director general de la AIEA, Mohamed el- Baradei, explicó ayer antes del comienzo de la Junta de Gobernadores en Viena, que Irán estaba cumpliendo su compromiso de paralizar el programa de enriquecimiento de uranio con una excepción Y es que Teherán ha solicitado que se le permita seguir empleando con fines de investigación y desarrollo 20 centrifugadoras de gas, empleadas para enriquecer el uranio susceptible de emplearse tanto en bombas como en centrales nucleares. La petición de Irán supone un incumplimiento del acuerdo de principios de mes con la Unión Europea por el que se comprometía a un parón nuclear voluntario a cambio de recibir tecnología nuclear para uso pacífico. Un parón que busca principalmente tranquilizar a la comunidad internacional sobre las buenas intenciones que, afirma Irán, tiene su programa. b Estados Unidos Junto a los Países No Alineados trata de que la Unión Europea rebaje el tono del borrador que ha presentado táneo y de buena fe de la medida pactada por Irán con la UE. En cualquier caso, el tema iraní entrará hoy a debate y el ritmo de negociación se acelerará para tratar de, cumpliendo con la tradición del AIEA, lograr una resolución que sea aprobada por consenso sin votación. Por su parte, Estados Unidos insiste en que el documento que se apruebe amenace a Irán con llevarle al Consejo de Seguridad si incumple sus compromisos. Acuerdo con Brasil En otro orden de cosas, la AIEA anunció también un principio de acuerdo con Brasil para permitir inspecciones en la central nuclear de Resende, en Río de Janeiro, donde se desarrollan actividades de enriquecimiento de uranio. Además, la Junta tendrá que tratar el incumplimiento del Tratado de No Proliferación por Corea del Sur tras desvelarse que se habían realizado experimentos de reprocesamiento de combustible nuclear sin informar a la Agencia. En una declaración leída por el viceministro de Asuntos Exteriores, Choi Young- jin, Seúl solicitó a éste organismo de la ONU que no envíe su caso al Consejo de Seguridad e insistió en que los experimentos fueron realizados por los científicos sin conocimiento del Gobierno surcoreano. El mismo El Baradei se refirió al asunto afirmando que se trataba de un tema de honda preocupación pero insistiendo en el alto grado de colaboración de las autoridades del país asiático para aclarar el asunto. Complicado matiz Por eso, el nuevo matiz que añade Irán con su petición, dificultar la aprobación de una resolución de la AIEA sobre el programa nuclear iraní. Los europeos ya se han negado a transigir con la excepción que plantea Irán. Una excepción que apenas tiene importancia práctica, ya que no se introduciría material nuclear en las centrifugadoras, pero que puede servir a los iraníes para negociar y tener algo en lo que ceder a cambio de que la Junta de Gobernadores apruebe una resolución más suave en relación a su caso. Ayer, los 35 Estados miembros de la Junta discutían en reuniones de pasillo la forma de alcanzar un texto de consenso. Fuentes diplomáticas consultadas por ABC confirmaron que Irán y los países No Alineados tratan de que Europa rebaje el tono del borrador de acuerdo que han presentado. Esas fuentes señalaron que los principales puntos de discordia del texto se refieren a la exigencia europea de que Irán dé acceso sin restricciones a todas sus instalaciones nucleares; que Irán mantenga la paralización del enriquecimiento de uranio; y que en caso de incumplimiento se convocaría de forma inmediata a la Junta para informar de ello. Estos tres aspectos chocan y traspasan, según Irán y los No Alineados, el carácter voluntario, momen- Mohamed El Baradei, director general de la AIEA EPA RAMÓN PÉREZ- MAURA FUEGO INDISCRIMINADO C uentan quienes se han visto en esa tesitura, que la ventaja de pagar un soborno en Francia es que es desgravable fiscalmente. Vaya usted a saber lo que puede tener eso de cierto, pero no cabe duda de que en esos asuntos los franceses tienen un enfoque diferenciado. Baste un ejemplo extraeuropeo de los últimos meses. El ex presidente de Costa Rica, Miguel Ángel Rodríguez, se ha visto obligado a renunciar al cargo de secretario general de la Organización de Estados Americanos a los 17 días de tomar posesión del mismo a la vista de las graves acusaciones que pesaban sobre él por un supuesto soborno recibido de la compañía francesa Alcatel. Como es lógico, el asunto tuvo gran repercusión mediática internacional, máxime cuando Rodríguez fue arrestado nada más poner pie en su patria. Excepción: Francia. Su interés por América Latina se ve condicionado por sus propios intereses económicos. De los tres grandes diarios nacionales sólo uno publicó un suelto de cien palabras con la noticia. Con estos precedentes, no puede causar sorpresa que en Francia cueste comprender por qué ha suscitado tanta atención el caso del nuevo vicepresidente de la Comisión Europea, Jacques Barrot, que fue condenado por la financiación ilegal de su partido, el Centro de Demócratas Sociales. Barrot fue condenado e indultado de forma automática, sin solución de continuidad- -aunque no consta si las donaciones a las cuentas suizas de su partido también fueron desgravadas. Un asunto muy menor en la mentalidad francesa que no mereció ser mencionado por Barrot cuando fue so- metido a examen en el Parlamento Europeo el 29 de septiembre para juzgar su idoneidad como comisario. A partir de esos hechos, el asunto se vuelve absurdo. Como bien denuncia el presidente de la Comisión, ahora se busca cualquier excusa para cuestionar el motor europeo- -que es lo que de verdad es la Comisión. Lamentable cual pueda ser el caso Barrot, lo que pone de manifiesto es una muy reprobable mentalidad francesa. Pero de ahí a disparar contra la Comisión, muy dañada ya por la forma en que se ha resuelto el caso Buttiglione, hay un trecho. Los europeos tenemos ante nosotros un gran reto que debemos afrontar en los próximos meses: la aprobación de nuestra Constitución. El juego sucio ha empezado ya. Estos ataques a la Comisión tienen por objeto debilitar la causa europea. Si a ello añadimos el uso que se hace de la falta de referencia en el preámbulo a las raíces cristianas- -ocultando el reconocimiento que las religiones tienen en el texto- -y el resorte habitual de culpar a Bruselas- -ente abstracto- -de todos nuestros males, quienes quieren frenar la construcción europea pueden tener un éxito resonante.