Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 26 11 2004 Nacional 13 FUE TRAMITADA POR LA VÍA RÁPIDA La ausencia de 35 diputados del PSOE y sus socios impide en el Congreso la reforma del Gobierno sobre el CGPJ Los socialistas pretenden enmendar su error con otra votación el jueves b El PP anuncia que planteará todas las medidas legales y políticas posibles para no consentir una reforma que considera la mayor cacicada de los últimos 25 años J. L. LORENTE MADRID. Duro revés el sufrido ayer por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso. La ausencia de 35 diputados, entre los del PSOE y los de sus socios, hizo fracasar la reforma del CGPJ que han diseñado los socialistas con el apoyo de todos los grupos de la Cámara- -excepto el PP- -para modificar el sistema de nombramiento de los altos cargos judiciales. El Pleno de la Cámara rechazó la reforma de la ley del Poder Judicial al no alcanzar la mayoría absoluta que requiere una norma de carácter orgánico, por lo que el proyecto tendrá que volver a tramitarse. El PSOE y sus socios se quedaron a siete de votos de los 176 necesarios. Los socialistas tenían todo listo para llegar a tiempo a la designación de los presidentes de tres de las cinco Salas del Tribunal Supremo (incluida la relevante Sala de lo Penal) así como otros nueve magistrados del alto tribunal, que tendrá que llevarse a cabo antes del próximo mes de febrero. Para ello, y con el apoyo de todos los grupos minoritarios, habían preparado una proposición de ley que supone modificar, en mitad del mandato de los vocales del actual CGPJ, el sistema por el que estos eligen a la cúpula judicial, al sustituir la mayoría tradicional por un sistema de tres quintos. Además, habían conseguido que la Cámara tramitase la reforma en lectura única, que suprime el debate de la ley órganica en ponencia y en comisión. Gran rebote de Rubalcaba y multas de 120 euros M. MARÍN MADRID. Cabreo generalizado Estas dos palabras resumen el sentir del Grupo Socialista tras perder ayer una votación que consideraban decisiva. Fuentes del Grupo aseguraron a ABC que después del follón que se ha montado con esta iniciativa, es demencial sacarla adelante y el día de la votación perderla, sin más Las mismas fuentes atribuyen lo ocurrido a un relajo generalizado en el Congreso y al hecho de que hubiera bastantes parlamentarios haciendo bolos con motivo del día internacional contra la violencia de género Pero no hay excusas; no puede ser que quien inicia el debate y se trabaja a los Grupos para aprobarlo pierda la votación. Resulta demencial añadieron las mismas fuentes, que observaron al portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, con un gran rebote y muy cabreado Para el PSOE es especialmente duro... Cuando estás en minoría cualquier acuerdo cuesta mucho. Son horas y horas de trabajo para que ahora, al votar, veas que en los Grupos que apoyan la iniciativa falta la sensibilidad o la disciplina suficiente Rubalcaba, quien tildó lo ocurrido de fallo evidente e imperdonable cometido por los propios socialistas, mantuvo que aunque la mayor parte de las ausencias estaban justificadas, se sancionará de forma taxativa -hasta 120 euros- -a aquellos que no lo acrediten. José Blanco, ayer, ante el escaño de Alfredo Pérez Rubalcaba JAIME GARCÍA Los próximos nombramientos Nuevas vacantes. Entre el 4 de diciembre y el 26 de enero quedarán vacantes, por jubilación de los magistrados, las presidencias de las salas Civil, Penal y Militar del Tribunal Supremo, cinco plazas de magistrado en la Sala Civil, una en la Sala Contencioso- Administrativa y la presidencia del TSJ de Castilla y León (a éstas podrían sumarse otras tres vacantes si los presidentes de sala son nombrados entre los magistrados que integran las mismas) La importancia de esos cargos fue la causa de las prisas que el Gobierno quiso imprimir a la reforma, según reconocieron en su día el Ejecutivo, el PSOE y la minoría progresista del CGPJ. Calendario. Tras el tropiezo de la reforma, todos esos nombramientos podrán realizarse entre mediados de diciembre y mediados de febrero- -es decir, antes de que entre en vigor el nuevo sistema de mayorías- según el calendario de plenos sobre el que trabaja el CGPJ. proyectos y proposiciones de leyes orgánicas: Su aprobación requerirá el voto favorable de la mayoría absoluta de los miembros de la Cámara en una votación final sobre el conjunto del texto. Si aquélla no se consiguiese, el proyecto será devuelto a la comisión, que deberá emitir nuevo dictamen en el plazo de un mes El PP no está de acuerdo con esa interpretación. El proyecto de ley orgánica- -señalan los diputados del principal grupo de la oposición- -no puede volver a la comisión porque, al debatirse en lectura única, nunca estuvo en ella Los populares se muestran tajan- Dos interpretaciones del Reglamento Sin embargo, el PSOE no contaba con el error imperdonable -según palabras del portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba- -de quedarse a siete escaños de la mayoría absoluta. A la votación faltaron el presidente del Gobierno, cinco de sus ministros- -Fernández de la Vega, Moratinos, Alonso, Montilla y Calvo- doce diputados socialistas y diecisiete parlamentarios de los grupos minoritarios. Tras la votación, los socialistas y sus socios trataron de buscar resortes legales para paliar el error. El PSOE considera que las normas de funcionamiento del Congreso establecen que las leyes orgánicas deben ser sometidas a una segunda votación en caso de no obtener la mayoría absoluta en la primera. Para ello, los socialistas ponen encima de la mesa el artículo 131.2 del Reglamento de la Cámara sobre tes en que debe aplicarse el artículo 150.3 del Reglamento sobre la lectura única: Si el resultado de la votación es favorable, el texto quedará aprobado y se remitirá al Senado. En caso contrario, quedará rechazado El problema de todo este asunto se centra en que no existe precedente en la Cámara sobre la situación que crea el rechazo de una ley orgánica durante su tramitación directa en lectura única. El portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, remarcó que la única salida es que la iniciativa sea devuelta al Ejecutivo para que pueda presentar otra nueva. En este sentido, confió en que los socialistas no vayan más lejos de lo que pueden ir porque en ese caso el PP- -que calificó la reforma de la mayor cacicada de los últimos 25 años- adoptará todas las iniciativas legales y políticas que sean necesarias para no consentirlo Casi a las ocho de la tarde- -la hora en que se cierra el registro del Congreso- los socialistas presentaron un escrito en el que piden modificar el orden del día del Pleno del próximo jueves para que se vuelva a votar el proyecto de ley orgánica, también en tramitación directa y lectura única. CiU, Coalición Canaria y el BNG se desmarcaron de esa iniciativa. El portavoz adjunto de los nacionalistas catalanes, Jordi Jané, justificó la postura de su grupo con el argumento de que primero debe pronunciarse la Mesa de la Cámara. Los populares, por su parte, tacharon de barbaridad jurídica el escrito del PSOE y sus socios, ya que no se puede modificar el orden del día para debatir un proyecto de ley rechazado, que ya no existe Si la propuesta del PSOE sale adelante, el PP está dispuesto a abandonar el Pleno del próximo jueves.