Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía JUEVES 25 11 2004 ABC El precio del pescado varía hasta un 39 en función de la ciudad donde se compre, según Comercio M. NÚÑEZ MADRID. Los supermercados han aparecido un semestre más como los establecimientos más baratos para comprar carne y pescado, según un estudio sobre los niveles de precios de la distribución alimentaria y droguería realizado por la Universidad Complutense y el Ministerio de Comercio, que analiza el comportamiento de los precios de estos productos entre julio de este año y el mismo mes de 2003. En general, el estudio confirma los resultados de la última oleada, que ya señalaban que los productos frescos son los que más variaciones de precios presentan. Así, por ejemplo, es posible encontrar diferencias de precios en el caso del pescado de hasta un 39 en función de la ciudad en la que se realice la compra y el tipo de establecimiento que se elija. En el caso de la frutas y las verduras, el comercio especializado de barrio es el que mejores precios ofrece, frente a los mercados municipales, que pueden llegar a ser hasta un 8 más caros. En pescados, la opción más barata es la del pequeño supermercado, aunque se encuentra en el mismo nivel de precios que los medianos supermercados y los hipermercados. Respecto a los pescados, el comercio especializado es la opción más cara, con precios hasta un 13 más altos. En el caso de la carne, la opción más cara es la del hipermercado y los grandes supermercados, que venden los productos un 4 de media más caros que en los pequeños supermercados. En los productos de droguería y la alimentación envasada, una vez más son los hipermercados la opción más barata. Además de los formatos, el estudio analiza también los precios de los productos de gran consumo en las ciudades, lo cual refleja también grandes diferencias, que pueden llegar a ser de hasta el 39 mencionado del pescado o el 35 de las frutas y verduras. En general, las ciudades más caras para hacer la compra son las insulares, y más en concreto, las turísticas.