Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad JUEVES 25 11 2004 ABC Piden 2.212 años de cárcel para el médico acusado del contagio masivo de hepatitis C El fiscal imputa al anestesista de Valencia 276 delitos de lesiones y dos homicidios imprudentes ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. Cuando el anestesista Juan Maeso dormía a sus pacientes antes de una operación quirúrgica era consciente de que les suministraba algo más que anestesia: satisfacía su propia necesidad de droga inyectándose los anestésicos que luego suministraba a los enfermos con el mismo material quirúrgico pese a que tenía conocimento de que padecía una afección hepática Y así fue como contagió la hepatitis C a 276 pacientes, entre ellos 17 menores, en los cuatro hospitales de Valencia en los que trabajó entre 1988 y 1998, centros sanitarios en los que, en muchos casos, los pacientes ingresaron por problemas menores de salud. Es la tesis que sostiene el fiscal en su escrito de acusación, en el que solicita que este médico sea condenado a 2.212 años de prisión como responsables de 276 delitos de lesiones y dos de homicidio imprudente, ya que dos de los pacientes contagiados fallecieron como consecuencia de la dolencia hepática que les fue transmitida. Otros veinte han muerto ya por otras causas. El fiscal reclama además una indemnización que, en su conjunto, asciende a casi 29 millones de euros, pago al que, según el Ministerio Público, tendrán que hacer frente las distintas compañías aseguradoras como responsables civiles directos. Juan Maeso ABC No hay dinero que compense el sufrimiento LUZ DERQUI Reconocen que la espera ha valido la pena, porque garantizará la condena pero afirman tajantes que no existe dinero que compense el sufrimiento pasado. Para los 276 afectados del caso Maeso la calificación del fiscal ha sido un poquito de luz en seis años de sombras La presidenta de la Asociación de Afectados por la Hepatitis C, Amparo González, señalaba ayer que los 2.212 años de cárcel solicitados para el anestesista son pocos si se tienen en cuenta las repercusiones y el daño que han provocado sus actos Así, destacó que muchos enfermos han tenido que dejar su trabajo, sufren depresiones o ansiedad o han sido abandonados por su familia, e incluso dos han muerto. Por otra parte, González, quien no dudó en calificar el contagio como una catástrofe sanitaria confirmó que presentarán próximamente un recurso para exigir que la administración adelante las cuantías de las indemnizaciones a los afectados Responsabilidad de la Generalitat La Conselleria de Sanidad es considerada responsable civil subsidiario por el Ministerio Público, por entender que la Administración regional permitió que la actuación del anestesista se prolongara en el tiempo al no haber intervenido investigando- -o en su caso expedientado -al médico pese a existir una sospecha pública generalizada entre el diverso personal sanitario de que Maeso era consumidor habitual de sustancias estupefacientes extremo este conocido desde diferentes instancias públicas El fiscal hace a la Conselleria responsable civil subsidiario no sólo de los 46 contagios que supuestamente se produjeron en el hospital público La Fe, sino también de los 228 que se contabilizan en la Casa de la Salud y de los dos que suman la Clínica Quirón y El Consuelo, pese a ser centros sanitarios privados, por entender que la administración regional no cumplió su papel como ente garante y tutelador de las condiciones en que los profesionales de la medicina ejercen su actividad El virus de la hepatitis C causa una infección crónica en el hígado que puede evolucionar hasta desembocar en cirrosis hepática o cáncer. El abogado de Maeso, Francisco Davó, defendió ayer la presunción de ino- cencia de su cliente y criticó al fiscal por alimentar con conjeturas y fantasías un juicio mediático paralelo al real, que según distintas fuentes tardará casi un año en celebrarse.