Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 11 2004 Internacional 31 La Agencia de la Energía Atómica juzgará si Irán cumple con el parón nuclear El- Baradei presentará hoy su informe en medio de fuertes presiones b Los países impulsores del acuer- do con Teherán- -Alemania, Francia y Gran Bretaña- -han puesto sobre la mesa un borrador de resolución que difiere del de EE. UU. ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Los 35 estados miembros de la Junta de Gobernadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) comienzan a deliberar hoy sobre si Irán ha cumplido sus compromisos en materia de proliferación nuclear. La reunión llega en medio de un ambiente enrarecido después de que Irán acordara el pasado día 7 con la Unión Europea suspender sus actividades de enriquecimiento de uranio (el proceso para producir combustible nuclear utilizable con fines civiles y militares) como gesto para ganarse la confianza de la comunidad internacional. Un gesto que oficialmente comenzó a aplicarse el lunes y sobre el que el director general de la AIEA, Mohamed el- Baradei, debe informar hoy a la Junta para confirmar o no que Teherán está cumpliendo el acuerdo. De momento, y a expensas del informe de El- Baradei, los países impulso- res del pacto con Teherán- -Alemania, Francia y Gran Bretaña- -ya han puesto sobre la mesa un borrador de resolución que, hasta el momento, no parece gustar a todos. El texto pide a Irán que mantenga la suspensión y abra sin condiciones sus instalaciones nucleares a los inspectores, al tiempo que solicita a la AIEA que verifique el cumplimiento de la paralización del enriquecimiento de uranio. El documento no hace mención a que el asunto pueda ser remitido al Consejo de Seguridad, aunque sí recomienda a Irán que cumpla lo pactado para que el caso pueda resolverse dentro del marco del OIEA Este punto disgusta a Estados Unidos, que acusa a Irán de intentar fabricar armas atómicas y que quiere que la resolución que apruebe la AIEA mencione explícitamente que Teherán será llevado ante el Consejo de Seguridad si no cumple lo prometido, para estudiar la posibilidad de imponer sanciones al régimen iraní. Por su parte, el Movimiento de los No Alineados, que ocupan 13 de los 35 puestos en la Junta de Gobernadores, estima que el proyecto de resolución se excede en sus exigencias a Irán. Para acabar de complicar el asunto, Irán mantiene su habitual táctica de regateo, por la que hace concesiones para retirarlas (o amenazar con hacerlo) luego. Ayer mismo, fuentes cercanas a la AIEA hacían público que las autoridades iraníes habían solicitado permiso para seguir usando parte de las centrifugadoras que se emplean para producir uranio enriquecido, algo a lo que los representantes europeos se habrían negado. Preocupación de EE. UU. Estados Unidos, por su parte, mantiene una seria preocupación sobre el programa nuclear de Irán pese a su anunciado compromiso de congelar el enriquecimiento de uranio, aseguró ayer Adam Ereli, portavoz adjunto del Departamento de Estado. Este programa sigue siendo un tema de seria preocupación y hay un número de preguntas sin respuestas que deben ser contestadas dijo Ereli a la prensa. El Gobierno estadounidense quiere que nadie tenga razones para plantear dudas sobre las intenciones de Irán, lo cual ciertamente no es el caso hoy señaló el portavoz. El presidente estadounidense, George W. Bush, reconoció el pasado martes algunos avances de Irán, pero exigió una verificación de la suspensión del enriquecimiento de uranio. AFP Conmoción en México por el linchamiento de tres policías AFP. La televisión mexicana emitió ayer casi en directo unas terri- bles imágenes del linchamiento de tres policías, dos de los cuales fueron apaleados y quemados vivos (en la imagen) en un suburbio al sureste de la capital, mientras el tercero se debate entre la vida y la muerte. La noche del martes, los tres policías habían sido entre- vistados por reporteros de una televisión y se les veía con grandes golpes en sus rostros. Luego, dos de ellos fueron rociados con gasolina y quemados vivos, sin que las fuerzas del orden pudieran impedirlo. Algunos habitantes del lugar declararon a la prensa que habían confundido a los tres desgraciados con secuestradores.