Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional JUEVES 25 11 2004 ABC MUAMAR EL GADAFI Presidente de Libia La solución del conflicto israelo- palestino pasa por la creación de un Estado: Isratina ¿Qué le ha llevado a renunciar bruscamente a su programa de armas nucleares y químicas? -Ya he explicado esta decisión ante el pueblo libio y ante el mundo entero. Este programa fue iniciado hace mucho tiempo. En aquella época, estaba en boga la carrera de armamentos. Cada estado hacía alarde de sus armas de destrucción masiva. Pero, desde entonces, el mundo se ha desarrollado, las coaliciones han cambiado, el mapamundi ha cambiado. Han surgido nuevos desafíos. Así pues, hemos tenido que reconsiderar nuestro programa. Nos hemos dicho: si un país como Libia fabrica la bomba atómica, ¿qué quiere hacer con ella? Además, Libia se arriesgaba a meterse en una producción de armas para la que no tenía nivel suficiente. ¿Qué ha obtenido a cambio? -A decir verdad, nos hemos sentido un poco decepcionados por la reacción de Europa, de EE. UU. y de Japón. No han recompensado realmente a Libia por su contribución a la paz internacional. Y seguimos a la expectativa. Si no somos recompensados, otros países dejarán de seguir nuestro ejemplo para desmantelar a su vez todo su programa. ¿Cuáles son las recompensas que Libia no ha obtenido? -Por ejemplo: normalmente, un país que elimina sus armas de destrucción masiva debería al menos obtener garantías sobre su seguridad nacional por parte de la comunidad internacional. En segundo lugar, tal vez habría que ayudar a ese país a transformar el material militar en material de uso civil. Y darle tecnología pacífica como contrapartida por abandonar la tecnología militar. ¿Qué entiende por garantías para la seguridad nacional de Libia? -Quiero decir que todo país que abandona dichos programas debe recibir una garantía para su propia seguridad. Por ejemplo, que la comunidad internacional prohíba la utilización del arma nuclear o química contra el país que, por propia iniciativa, ha desmantelado su programa. Que le proporcione armas defensivas para prevenir cualquier peligro. -Occidente cuenta ahora con Libia para desempeñar un papel en la lucha contra el terrorismo. ¿Qué pueden hacer ustedes? -En realidad, veo que este problema no se enfoca de la manera apropiada. En la actualidad, hay una especie de carrera detrás del terrorismo y, en ocasiones, una especie de huida hacia adelante. Matar a alguien por aquí, detener a otro por allá, escuchar conversaciones telefónicas, buscar depósitos de El líder libio prosigue con su política de relaciones públicas y de apertura a Occidente. Ayer recibió en Trípoli a los presidentes francés, Jacques Chirac, y venezolano, Hugo Chávez TEXTO: PIERRE PRIER EFE Chávez, premio Gadafi de derechos humanos ABC. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió ayer en Trípoli el Premio Internacional para los Derechos Humanos Gadafi 2004, así como la concesión del título de doctor honoris causa en el marco de la visita oficial que comenzó ayer en Libia procedente de España. Dichos reconocimientos le han sido conferidos por sus luchas en pro de las causas de la libertad, la justicia, la emancipación económica y política de su pueblo y el latinoamericano Más que un premio es un compromiso para el futuro dijo Chávez. armas u observar los desplazamientos de personas gracias a la electrónica no es la mejor forma de proceder. Esto nunca acabará con el terrorismo. Porque el terrorismo es ideológico y existe una base para esta ideología. En primer lugar, hay que acabar con esta ideología del terrorismo. Como usted Hemos tenido que reconsiderar nuestro programa nuclear. No tenemos nivel suficiente sabe, hay instituciones que enseñan el terrorismo. También existen órdenes, que se llaman órdenes de derviches, u órdenes religiosas, en el mundo islámico. Estas órdenes, estos sistemas, son los que propagan el fenómeno terrorista, los que financian el terrorismo fuera de su territorio para evitar que se vuelva en su contra. Y esta ideología está todavía ahí, se enseña. Incluso hay sistemas políticos que están construidos en torno a estas ideologías. Es una de las principales causas del terrorismo. La otra causa, a mi modo de ver, es la política occidental. Está en contra de los regímenes de liberación en los países árabes y musulmanes. Y es- to ha provocado una reacción. ¿Pueden Al Qaida y los yihadistas internacionales ganar la guerra? -Si las dos causas que acabo de mencionar subsisten, evidentemente, van a ganar la batalla. -Entonces, ¿cuál puede ser la contribución de Libia en esta lucha? -La ideología de Libia es radicalmente opuesta al terrorismo. Es necesario que quienes luchan contra el terrorismo comprendan lo acertado de la ideología libia. ¿Qué balance realiza usted de la vida de Yaser Arafat? ¿Cómo contempla usted el futuro de los palestinos? -Pese a años de sufrimiento, Abu Ammar (nombre de guerra de Yaser Arafat) no pudo tomar una decisión. Sostenía el palo por en medio (trataba de contentar a todo el mundo) y quiso sostenerlo así hasta el fin de sus días. Hoy, la mano que sostenía el palo por en medio ha muerto y el palo ha caído al suelo. ¿Quién tendrá el valor de recogerlo y sostenerlo, bien por un extremo o por en medio? ¿O el palo se quedará en el suelo? No se sabe... ¿Tiene usted una solución para el problema palestino? -No existe otra fuera de la tesis que presento en mi Libro Blanco: una solución histórica y radical, que se impondrá, se quiera o no. Este pequeño territorio no puede soportar la presencia de dos estados, menos aún adversarios. Cada uno de los dos pueblos considera que la otra parte también le pertenece. Los judíos consideran que Cisjordania es el corazón de la nación judía. Los palestinos consideran que lo que en la actualidad se denomina Israel es la tierra de sus antepasados. Por lo tanto, el establecimiento de un único estado es realmente la verdadera solución. Aquel que considere a Palestina como la tierra de sus antepasados podrá vivir en ella, y aquel que la considere como la tierra prometida, también. Este Estado se denominará Isratina -Hace cinco años, usted lanzó la idea de los Estados Unidos de África y creó con este objetivo la Unión Africana. Pero los Estados Unidos de África parecen todavía lejos. ¿Está decepcionado? -A decir verdad, no estoy totalmente decepcionado. Pero sí, estoy un poco decepcionado. Veo que el tren se ha puesto en marcha y nadie lo puede detener. Pero no va suficientemente rápido. ¿Puede la Unión Africana (UA) poner fin a las guerras en África? -Si hay una defensa común, una fuerza única para África bajo la autoridad de un Consejo de Paz y Seguridad de la UA, podrá solucionar todas las crisis. EDA Le Figaro