Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 11 2004 Internacional 27 El enviado de la ONU asegura que Siria negociaría con Israel sin condiciones Damasco siempre ha exigido retomar el diálogo donde se dejó en 2000 b El Gobierno de Sharón califica el anuncio de mera propaganda y denuncia que Al- Assad se atreva a hablar de paz mientras apoya a grupos como Hizbolá o Hamás JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Damasco está más presionado que nunca por la comunidad internacional por su ocupación del Líbano, su apoyo a organizaciones terroristas y su falta de determinación en el control de su frontera con Irak. Tanto es así que Estados Unidos ha aprobado recientemente un paquete de duras sanciones económicas que pueden crecer a medida que pase el tiempo y el régimen Bashar al- Assad no reaccione en la dirección oportuna para Washington. Tanto es así que, por primera vez en décadas, Siria ordenó hace sólo unas semanas el cierre de algunas sedes de Hamás, el FPLP o el Yihad Islámico en su capital para intentar aplacar la ira de Estados Unidos y las resoluciones de la ONU en su contra, carro al que se subió incluso Francia. Estados Unidos e Israel creen que por todo esto, y sólo por eso, el Gobierno sirio filtró ayer, con la colaboración siempre interesada del enviado especial de la ONU en Oriente Próximo (el noruego Terje Roed- Larsen tiene un conocido afán de protagonismo y nunca pasa de largo ante una cámara de televisión, aunque esté apagada) la posibilidad de reanudar las negociaciones de paz con el Ejecutivo de Ariel Sharón sin condiciones con Bill Clinton para cerrar el acuerdo pero todo se fue al traste en una suite del Hotel Intercontinental de la ciudad suiza. Los altos del Golán Israel había aceptado entonces retirarse de la mayor parte de los Altos del Golán, ocupados en 1967, salvo de una pequeña franja que le une al lago Tiberíades. Al- Assad exigió todo el Golán y la cuerda, que ya había empezado a aflojarse, se tensó de golpe y se rompió. Hoy en día, pese al anuncio de ayer de Roed- Larsen, que no tuvo eco oficial ni en Siria ni en Israel, resulta harto difícil imaginar que Sharón esté dispuesto a embarcarse en esa aventura de final incierto cuando bastante tiene por delante en los próximos meses con la evacuación de Gaza (ya que los colonos judíos no se rinden) y con la más que posible convocatoria de unas elecciones anticipadas tras confirmarse el desacuerdo definitivo entre el Likud y el Partido Laborista para llegar a la formación de un Gobierno de unidad nacional. Ahora toca coquetear con las nuevas autoridades palestinas. La muerte Volver al 2000 Así lo manifestó durante una rueda de prensa Terje- Larsen, quien no precisó sin embargo si ese sin condiciones tenía fecha de partida: el año 2000. Y es que hasta ahora, cada vez que en los últimos meses se ha intentado resucitar el frente sirio- israelí para la paz (la más reciente, sin éxito, en septiembre) Damasco había exigido que ese diálogo, casi siempre de sordos, se retomara en el punto que se dejó hace cuatro años. Entonces, con Ehud Barak al frente del Gobierno israelí y Hafez al- Assad a punto de morir, sirios y hebreos llegaron a tocar la punta de la paz con los dedos. El León de Damasco se reunió incluso en marzo de 2000 en Ginebra Bashar al- Assad de Yaser Arafat, las elecciones del 9 de enero en Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, la más que probable llegada al poder de Mahmud Abbas (Abu Mazen) invitan a sentarse a hablar con los palestinos. El frente sirio, incluso para aquellos que son conscientes de que si se desea una paz eficaz en Oriente Próximo debe ser sin duda una paz global y no parcial, queda para más tarde. Por mucho que Roed- Larsen se emocione ante una cámara de televisión, incluso encendida.