Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 25 11 2004 Nacional 15 ATENTADOS DEL 11- M LA INVESTIGACIÓN La fiscalía de Asturias interroga hoy al guardia civil de Cancienes que halló la cinta El confidente Lavandero prestará declaración el 2 de diciembre David Robles, otros cinco compañeros del mismo puesto y dos mandos comparecerán hoy ante los fiscales Herrero y Perals PABLO MUÑOZ OVIEDO. David Robles, el guardia civil destinado en el puesto de Cancienes que encontró la cinta grabada por el agente Campillo al confidente Lavandero prestará hoy declaración en la fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) Además, también serán interrogados cinco de sus compañeros y dos mandos de la citada casa cuartel. En concreto, según las fuentes consultadas, por la mañana serán interrogados un capitán, el sargento de puesto y Robles, mientras que por la tarde será el turno de los otros cinco guardias. Se trata de las primeras comparecencias previstas en el marco de la investigación abierta por la Fiscalía para determinar si en este asunto se han producido por parte de miembros de la Guardia Civil los delitos de infidelidad b Además del agente Pasos a seguir en la investigación La Fiscalía ya ha comunicado a los implicados que van a ser citados; se deja a su elección si comparecen asistidos por abogado, lo que al menos en el caso de David Robles ha sido descartado por el letrado que lo representa. Serán interrogados como testigos, por lo que es obligatorio que contesten a las preguntas que se les formulen y, además, tienen la obligación de decir la verdad, ya que no están imputados. Si se considera que hay materia delictiva, la Fiscalía presentaría denuncia o querella ante el juzgado de Instrucción; en caso contrario, se archivarían las diligencias. En el primero de los supuestos, el juez que entienda del caso deberá decidir, en primer lugar, si se trata o no de un delito conexo con los atentados del 11- M. En caso afirmativo, trasladaría las actuaciones al juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo. El proceso sufriría más dilaciones si Del Olmo discrepa de su colega de Asturias y considera que no se trata de un delito de su competencia. En ese supuesto debería ser el Supremo el que decida quién instruye la causa. en el sentido de que el ex minero Suárez Trashorras y su mujer, Carmen Toro, hermana de Antonio Toro, le habían encargado preparar un plan para matar al confidente Lavandero han provocado la deducción de su testimonio y la apertura de la pertinente investigación para aclarar este tema. en la custodia de documentos y de omisión del deber de perseguir delitos. Para el primero están previstas penas de entre seis meses y un año de cárcel, o multa, con la accesoria de inhabilitación de uno a tres años, mientras que el segundo está castigado con entre seis meses y dos años de prisión. El fiscal jefe del TSJA, Gerardo Herrero, y el titular de la Fiscalía Antidroga, José Perals, serán los que lleven el peso de la investigación. Declararán desde los guardias de Cancienes hasta el destituido teniente coronel jefe de la Comandancia de Gijón, Antonio Rodríguez Bolinaga, que previsiblemente será interrogado en último lugar. Asimismo, deberá comparecer el confidente Lavandero que será citado el 2 de diciembre, según explicó a ABC el fiscal Herrero. La Fiscalía no descarta que haya que citar a más responsables del Instituto Armado, como el general Laguna, o algunos mandos de la Comandancia de Oviedo, como el teniente coronel Aldea. En cualquier caso, la intención del fiscal jefe es que el grueso de la investigación esté acabado antes del puente de la Constitución, por lo que hasta entonces vamos a trabajar de forma intensiva Legalmente se dispone de un plazo de seis meses para culminar las actuaciones, prorrogables en el caso de obtenerse la autorización de la Fiscalía General del Estado. No obstante, en ningún caso se tiene la intención de agotar ese tiempo, ya que se considera que se trata de un asunto de gran trascendencia social en el que no es deseable que se produzcan dilaciones. La Fiscalía cree que, además de la infidelidad en la custodia de documentos, que parece el delito más claro que podría haberse producido, también existiría el de omisión del deber de perseguir delitos si se demuestra que la Guardia Civil tenía conocimiento de la existencia de tráfico de explosivos y no actuó con diligencia; es decir, se habría cometido al margen de haberse abierto o no una investigación como la operación Serpiente si es que en ésta no se adoptaron todas las iniciativas para esclarecer la trama. Por otra parte, fuentes jurídicas señalaron que la declaración del pasado lunes del confidente Rafa Zouhier durante el juicio de la operación Pipol