Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LOS PROBLEMAS DE LA POLÍTICA EXTERIOR DEL GOBIERNO JUEVES 25 11 2004 ABC El Rey, que hoy recibirá a Zapatero, no es Miguel Strogoff A. A. CRAWFORD. La invitación partió de la Casa Blanca, que fue quien el pasado 12 de noviembre la anunció. Sigue en la nebulosa quién dio el primer paso para empezar a enmendar unas relaciones bilaterales emponzoñadas desde el cambio de Gobierno en Madrid, la abrupta retirada de las tropas españolas de Irak y una serie de desencuentros entre el Ejecutivo español y el estadounidense, aunque la Casa del Rey indicó ayer que enterado el presidente Bush de que los Reyes tenían previsto visitar la ciudad estadounidense de Seattle, cursaron una invitación para compartir una comida íntima la víspera del Día de Acción de Gracias Un portavoz del palacio de la Zarzuela aseguró ayer a la pregunta de si había un mensaje concreto de Zapatero a Bush que el Rey no es Miguel Strogoff el famoso cartero del zar que Julio Verne celebró en una de sus más admiradas novelas. Aunque el Rey no hace de mensajero explicó el portavoz, hoy mismo recibirá en la Zarzuela a Zapatero en el habitual despacho de trabajo en el que informará de su cita en un rancho al que el principal mandatario de la superpotencia sólo invita a quienes quiere ofrecer un trato diferenciado, y del que han disfrutado Vladimir Putin, Tony Blair o José María Aznar, cuando era jefe del Gobierno. Los Reyes y la familia Bush saludan a la prensa que aguardaba su llegada al rancho Crawford en Texas AP Zarzuela certifica el relanzamiento de relaciones entre dos países aliados y amigos El Rey tiende puentes en el rancho Crawford entre Zapatero y la Casa Blanca b En un ambiente de enorme cor- dialidad, Bush recogió en su propia ranchera a los Reyes y, tras un saludo en español, aludió a España como un gran país y buen amigo ALFONSO ARMADA CORRESPONSAL CRAWFORD. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, adelantó ayer la celebración del Día de Acción de Gracias para agasajar a los Reyes en su rancho texano de Crawford. Si en las relaciones internacionales los gestos son tan importantes como los contenidos como ayer resaltó un portavoz de la Casa del Rey, el almuerzo privado en el que participaron los dos matrimonios y los padres del presidente estadounidense significó, a juicio de Zarzuela, el relanzamiento de las relaciones entre dos países aliados y amigos deterioradas desde que Rodríguez Zapatero sustituyó a Aznar como presidente del Gobierno español. Salvo un hola y adiós en español con acento texano y España es un gran país y un buen amigo en inglés, que un Bush con cazadora y botas camperas dirigió con su inconfundible campechanía a los periodistas que aguardaban en el rancho el aterrizaje del helicóptero presidencial puesto a disposición de los Reyes, ayer fue, con la distancia trazada por un protocolo que excluía conferencias de prensa, una jornada de gestos elocuentes: cordial en medio de un día frío y desapacible tras unas vísperas de tormentas y aguaceros que retrasó el aterrizaje del avión real en Houston. Al volante de su propia ranchera, con su esposa Laura a su lado vestida con chaqueta fucsia, y su padre, también con cazadora, en el asiento de atrás, Bush recogió a los Reyes y tras darles un paseo por un rancho con cascadas y lagos que Sus Majestades visitaban por primera vez, se sentaron a la mesa para degustar el tradicional pavo relleno de Thanksgiving con guarnición de tubérculos asados y puré con sirope de arce- -lubina para Doña Sofía- tartas de nueces y calabaza y helado. El convite estuvo regado con un Chardonay de 2002 del que Bush, ex alcohólico, se abstuvo. Fuentes gubernamentales españolas insistieron ayer no sólo en la importancia de los gestos- -en perfecta sintonía con la Casa del Rey- sino en el deseo del Gobierno de mirar hacia de- lante puesto que hay muchas más cosas que nos unen de las que nos separan Los cuatro años más de Bush en la Casa Blanca han sido una incontestable cura de realismo político, y nada como los Reyes y sus buenas relaciones con la cuasi dinastía estadounidense para relanzar y mantener unas relaciones que siempre han sido buenas al margen de los diferentes gobiernos indicó un portavoz de Zarzuela. Aznar, omitido por la embajada Pero la visita del ex presidente José María Aznar fue omitida por la embajada de España en Washington en su breve descripción del rancho situado en la llamada Prairie Chapel y los ilustres huéspedes que han traspasado el umbral de una casa de planta baja, mil metros cuadrados, ocho habitaciones y nada ostentosa. A pesar de que se trató, según Zarzuela, de una visita privada con proyección pública es evidente que el Rey no hace nada sin consultar previamente con el Gobierno. No en vano, todos sus discursos tienen el aval de la oficina del presidente del Ejecutivo, de ahí que fuentes oficiales hicieran hincapié en Crawford y Waco- -desde donde ayer emprendieron vuelo de regreso a España Sus Majestades- -en que el Gobierno socialista acoja calurosamente el papel de los Reyes en las relaciones internacionales y su probado talento como embajadores de España en el mundo Una función acentuada en este caso por la amistad que une a las dos familias. Sobre todo a Don Juan Carlos con Bush padre, a quien nada más descender del helicóptero le dijo en inglés: ¿Cómo estás, querido viejo amigo? antes de fundirse en un abrazo. Visita de los Reyes... y de Zapatero Aunque aún no hay fechas, es posible que los Reyes sean recibidos oficialmente en Washington en la primavera próxima, paso previo para un encuentro cara a cara entre Bush y Zapatero, que todavía está lejos de concretarse, pero que La Moncloa espera cerrar en 2005. Detenido un español en Guinea acusado de almacenar material militar en su casa de Bata EFE MADRID. El español Teodoro Sintes Rodríguez se encuentra detenido en Guinea Ecuatorial después de que se le descubriera cierta indumentaria sospechosa y pertrechos militares en su domicilio de la ciudad de Bata, capital de la parte continental de Río Muni. La Policía encontró hace dos semanas en el domicilio de Sintes, que reside en la ciudad de Bata desde hace varios años, cuchillos, hachas, azadas- pala, linternas, lámparas de bosque, cantimploras, petates, entre otros objetos. Sintes pasó dos meses en la cárcel debido a que este verano atropelló con su coche a una niña en la ciudad de Bata. Pudo salir libre cuando pagó una indemnización a los familiares. Originario de Menorca, Sintes llegó hace casi dos años a Guinea con idea de instalar un taller de carpintería en Bata.