Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid XIII CONGRESO REGIONAL DEL PP MIÉRCOLES 24 11 2004 ABC García- Escudero firma un balance de 14 victorias electorales y ni una sola derrota en 11 años Los populares han destacado la unidad del partido como logro de su presidente en la última década b Tres mayorías absolutas en la Evolución de los partidos en las elecciones autonómicas en Madrid 60 Comunidad y otras tantas en el Ayuntamiento de Madrid, lo más destacado del currículum del partido desde 1993 MARIANO CALLEJA MADRID. Ni una sola derrota electoral en 11 años. Tres mayorías absolutas en la Comunidad y otras tantas en el Ayuntamiento de Madrid, más todas las victorias posibles en las generales y europeas. Éste podría ser el balance de la etapa del PP madrileño con Pío García- Escudero como presidente, el segundo desde su refundación. La foto fija de Madrid que deja García- Escudero al dar el relevo a Esperanza Aguirre es la de una región donde el PP gobierna en la Comunidad, en el Ayuntamiento de la capital y en otros 86 municipios, de un total de 179. Sin embargo, siguen apareciendo dos zonas donde los populares flojean más: en el sur y en el Corredor del Henares. Uno de los miembros más destacados de la Ejecutiva en el partido, Miguel Ángel Villanueva (coordinador de Acción Política del PP y consejero de Gobierno de Economía en el Ayuntamiento de Madrid) destaca que el análisis de la última década no puede ser sino muy positivo Se han ganado todas las convocatorias electorales. El protagonismo político lo han tenido los que estaban al frente de las instituciones, mientras en el partido se ponía a punto una perfecta máquina electoral, en permanente estado de tensión comenta Villanueva. (Datos en 50 50,0 41,0 39,0 34,0 32,0 35,0 51,0 51,0 46,6 39,9 36,4 48,46 40 38,96 30,0 30 20 16,0 8,9 11,0 7,7 7,6 7,6 8,5 10 0 1983 PP PSOE IU 798.353 1.181.277 207.058 1987 762.102 932.878 181.512 1991 912.828 785.424 259.360 1995 1.465.895 856.213 460.758 1999 1.324.596 944.819 199.488 2003 (25 m) 1.429.890 1.225.390 235.428 2003 (26 oct. 1.333.498 1.072.340 233.942 Resultados electorales del PP madrileño entre 1993 y 2004 1.700.000 1.642.486 1.600.000 1.500.000 1.400.000 1.625.831 1.576.636 1.476.442 1.429.890 1.377.126 1.278.583 1.209.999 1.150.441 1.088.712 Gener. Europ. Munic. Auton. Gener. Europ. Munic. Auton. Gener. Munic. Auton. Auton. Gener. Europ. 93 94 95 95 96 99 99 99 00 03 03 03 04 04 1.373.042 1.300.000 1.200.000 1.200.000 1.100.000 1.000.000 1.324.596 1.399.195 1.346.588 Comienza el cambio De un salto nos vamos hasta septiembre de 1993. El PP acaba de perder las elecciones generales contra pronóstico, pero el cambio ya ha empezado en los ayuntamientos, con Madrid a la cabeza, donde los populares gobiernan en solitario con mayoría absoluta desde 1991. La Comunidad está en manos del PSOE, con Joaquín Leguina como presidente, desde 1983. García- Escudero encabeza la única lista que se presenta en el IX Congreso regional del PP, el de la renovación y promete que no habrá ninguna exclusión Quiero sumar y no restar asegura. Tres años después, García- Escudero se presenta en el X Congreso regional- -el del viaje al centro- -con unas notas que reciben el aplauso y el respaldo masivo de los compromisarios. En esos años, el PP superó por primera vez el millón y medio de votos en Madrid, en las elecciones generales. José María Aznar es presidente del Gobierno; Alberto Ruiz- Gallardón, de la Comunidad de Madrid, y José María Álvarez del Manzano ha revalidado su mayoría absoluta en el Ayuntamiento de la capital. El PP ha pasado de gobernar 51 ayuntamientos en 1991 a 89 tras los comicios locales de 1995. El número de afiliados en Madrid ha subido de los 45.000 en 1993 a los 70.000 en 1996. El ambiente es, como mínimo, de euforia. En el siguiente cónclave de los populares madrileños, en octubre de 1999, Alberto Ruiz- Gallardón fue uno de los dirigentes que más elogios dedicó a García- Escudero, del que destacó su capacidad, inteligencia, talento e infinita generosidad Es referente de unidad señaló entonces Gallardón, como ahora. Con su dirección, el PP seguirá siendo un partido abierto, que no entiende la sociedad como un instrumento al servicio de las instituciones, que entiende el diálogo como una norma de comportamiento El PP madrileño ha seguido ganando posiciones: la mayoría absoluta en la Comunidad se ha consolidado, al pa- Antonio Beteta: Pío García- Escudero ha sido un gran presidente, un caballero en política sar de 54 a 59 diputados, mientras Álvarez del Manzano vuelve a ser elegido alcalde. La situación en la región es inmejorable para los populares ante las elecciones generales que se celebrarían en marzo de 2000. Los populares alcanzaron su punto más alto en esos comicios, al conseguir la mayoría absoluta en Madrid, con 19 diputados, dos más que en 1996, con el 52,52 por ciento de los sufragios y 1.625.000 votos, lo que supone su mejor resultado porcentual en esta provincia en toda la democracia. El PP consiguió 600.000 votos más que los socialistas. Con el partido en la cima, García- Escudero se presenta de nuevo a la reelección en el XII Congreso regional, en septiembre de 2002. Aquí se consagra un modelo de partido basado en un juego de equilibrios que garantiza una vida interna sosegada y permite trabajar al cien por cien para ganar las elecciones. Aznar mantiene su pieza clave en Madrid, García- Escudero, mientras Rato sitúa a Ricardo Romero de Tejada como secretario general. Gallardón y Aguirre tendrán su propia representación en la nueva Ejecutiva. El primer objetivo es revalidar las mayorías en la Comunidad y el Ayuntamiento en las elecciones de 2003. El PP estrena pareja de candidatos: Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón. En mayo de 2003, el PP, con Ruiz- Gallardón como número uno arrasa en el Ayuntamiento de Madrid, mientras que en la Comunidad gana sin alcanzar la mayoría absoluta, por un solo escaño. Lo suficiente para que PSOE e IU se unan e intenten formar Gobierno. La traición de dos diputados socialistas obligaría a convocar unas nuevas elecciones, que, esta vez sí, permitirían a Aguirre formar Ejecutivo. El enfrentamiento entre Aguirre y Gallardón empezó a verse con nitidez desde el tamayazo y desde entonces no hizo sino recrudecerse, hasta llegar a un punto de choque frontal, con la presentación de dos candidaturas para la Presidencia del partido, en sustitución de García- Escudero. Precisamente, si algo se le ha criticado a éste ha sido no haber puesto freno a este desencuentro público entre los dos dirigentes.