Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 24 11 2004 ABC El sueño multi- kulti la frivolización de la sociedad mixta en tierra germana y de los problemas que genera, renquea entre dudas. Este intento de convivir en la multiculturalidad, como buen invento alemán, no se ha roto, pero parece estropeado Alemania teme el fracaso de su sociedad multicultural TEXTO RAMIRO VILLAPADIERNA. CORRESPONSAL Pedro Santana Lopes ABC Portugal espera el apoyo español para los fondos comunitarios BELÉN RODRIGO. CORRESPONSAL LISBOA. El primer ministro luso, Pedro Santana Lopes, considera que España y Portugal continuarán del brazo en muchos puntos a la hora de pactar los próximos presupuestos comunitarios. El jefe del Ejecutivo portugués espera una negociación muy difícil que posiblemente no quede definida hasta el último momento y asegura que su país todavía no es consciente de lo que significa tener a Durao Barroso al frente de la Comisión Santana Lopes recibió el lunes en su residencia oficial a la Asociación de la Prensa Extranjera, y tras una cordial cena que espera repetir cada dos meses, según dijo, repasó algunos de los puntos más destacados de los cuatro meses que lleva al frente del Gobierno, en sustitución del ahora presidente de la Comisión Europea, Durao Barroso. Dispuesto a seguir los pasos en la política de su antecesor, no teme aplicar medidas impopulares porque sólo ganaremos las próximas elecciones si hacemos ahora lo que tenemos que hacer Entre los objetivos principales, renovar la Administración Pública y luchar contra la evasión fiscal. Los recién aprobados presupuestos del estado son más importantes de lo que la gente se piensa destacó el jefe del Gobierno, quien asegura haber hecho un gran esfuerzo en la contención del gasto público para poder descongelar los salarios de los funcionarios y bajar los impuestos. En menos de dos semanas Santana Lopes ha mantenido una entrevista telefónica con el presidente estadounidense, George Bush, y se ha reunido con el presidente chino, Hu Jintao, y con el ruso, Vladimir Putin. Cuidar la política exterior es de vital importancia y asegura que hará todo lo posible para mantener excelentes relaciones con EE. UU. y con Iberoamérica, sin olvidar que nuestra casa es Europa dijo. BERLÍN. La Hermosa lavandería film alemán de culto dirigido en 1985 por Stephan Frears, con aquella rompedora pareja de blanco y paquistaní, sólo podía estar en el centro de una gran ciudad, en otro sitio habría sido imposible reconoce un diario. Más allá del gran centro tutti frutti la vida no es tan multi- kulti como dicen, tras décadas de convivencia y con 7,5 millones de inmigrantes. A su hora, Herr Jürgen se planta en el bar ante su cerveza y al otro lado de Berlín, en Wedding, Salim se sirve su té hiperazucarado, tal vez esto último dando un respiro a su mujer, que está encerrada en casa. Si así es mejor o peor, si convivir requiere hipocresía o lo contrario, o si lo multicultural ha sido una filfa de una izquierda incómoda, son preguntas alemanas tras el fin del sueño holandés. Se ha alzado el telón y, como antes el rey, el sistema ha quedado al desnudo y el debate sobre diversidad está abierto. El propio ministro verde Jürgen Trittin se despide de la ilusión de una sociedad multicultural y pide un programa serio de integración. En el Frankfurter Allgemeine ataca Lorenz Jäger: el asesinato del cineasta Van Gogh es otra caída del Muro de Berlín para la izquierda alemana. Para la jefa de la oposición, la sociedad multicultural ha fracasado pero el canciller critica la deriva hacia la lucha de culturas y exige a los extranjeros dar un paso al frente para defender nuestros valores democráticos Una mujer con el retrato del líder kurdo Abdullah Ocalan, en Hamburgo REUTERS Sociedades paralelas Bajo el yugo turco y el águila alemana, el dominio del que escribió Ivan Vásov, y las alas protectoras de esta democracia han crecido sociedades paralelas, entre la indiferencia disfrazada de respeto y las puertas, ventanas y hasta sótanos de una sociedad abierta. Un 9,5 por ciento de extranjeros viven entre 82 millones de alemanes y, si algunos sospechaban que algo andaba mal, pocos lo admitían y otros creían que por saludar a su frutero turco ya eran multi- kulti La integración fracasa desde la escuela opina Joachim Peter en Die Welt, y la democristiana Rita Süssmuth admite que nunca concebimos un sistema de integración, creíamos que estaban de paso La RTL muestra que un 81 por ciento cree que los extranjeros hacen poco por integrarse; un 52 por ciento cree que se llevan bien, como el cincuentón Detlev No tenemos nada contra los vietnamitas, ¿eh? dice alzando su cerveza a la patrona oriental. Pero la secularización ha roto también puentes de entendi- El ministro verde Trittin se ha despedido de esa ilusión y pide un programa serio de integración Jäger dice que para la izquierda alemana el asesinato del cineasta Van Gogh es otra caída del Muro de Berlín miento lamenta un imán en televisión. Si muchas familias musulmanas mantienen a sus mujeres en la ignorancia, incluso de en qué ciudad viven, otros tantos alemanes educados se mantienen a sí mismos ignorantes de lo que opina Salim ante su té, les hace a sus hijas en casa o escucha en la mezquita. La ZDF ha grabado al imán Yakup en pleno Kreuzberg berlinés jaleando a su grey contra esos apestosos infieles de alemanes. El servicio de información habla de un centenar de mezquitas como centros de radicalización pero en cuanto una ministra ha pedido que se predique en alemán, ha reabierto otro viejo debate: el de la germanización la Leitkultur o cultura dirigente y la Kulturkampf o lucha de culturas. Bertrand Russell dijo que el miedo hace al fanático y Ulrich Beck escribe en Kosmopolitisches Europa que una de las cosas que se viene globalizando es el odio. Ambas comunidades se han retraído y se están creando enclaves con un imán a la cabeza En un foro sobre inmigración, Burkhard Morgeneyer aduce que si un musulmán desea vivir plenamente según el Islam debe irse donde pueda pero un tal Munzert replica que los musulmanes sostienen que en pocos sitios practican mejor su fe que en Alemania El domingo Colonia reunió a 20.000 musulmanes y a algunos alemanes mano a mano contra el terrorismo Pero mientras manifestantes y Gobierno lamentan las sociedades paralelas otros ven en eso la ventaja occidental. Como Chesterton, Gustav Seibt recuerda en Südeutsche Zeitung que la aventura es vivir en tu pueblo y lidiar con seres desconocidos como tu tía La gran ciudad permite elegir a tus semejantes y la libertad de funcionar en grupos paralelos. El problema es que sean divergentes.