Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 11 2004 11 Rafa Zouhier culpa a Suárez Trashorras y a su mujer de querer asesinar al confidente Lavandero Zapatero calla ante Chávez y fuerza a Moratinos a explicarse en el Congreso El venezolano celebra la llegada de su compadre español para no estar solo Ejecutivo se escuda en la presencia del presidente venezolano para no revelar si comparte las declaraciones de su ministro de Exteriores LUIS AYLLÓN MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero se negó ayer a decir delante de Hugo Chávez si comparte o no las afirmaciones hechas por su ministro de Asuntos Exteriores en las que acusaba al anterior Gobierno de haber dado instrucciones al entonces embajador de España en Caracas, Manuel Viturro, para que apoyara el golpe de Estado contra el presidente venezolano en abril de 2002. Las insistentes preguntas de los periodistas españoles al jefe del Ejecutivo durante una caótica rueda de prensa conjunta con Chávez en Moncloa tropezaron con la decisión de Zapatero de evitar cualquier frase que pudiera molestar a su invitado, de cuya presencia en España dijo estar muy satisfecho. El Gobierno se explica en el Parlamento y eso es lo que va a hacer el ministro de Asuntos Exteriores, que solicitará su comparecencia para dar las informaciones oportunas sobre sus palabras Eso fue todo lo que se consiguió arrancar a un Zapatero que simplemente añadió que él mismo tendrá oportunidad de hablar ante los parlamentarios. b El jefe del Construcción de petroleros venezolanos para Izar L. A. MADRID. La buena acogida de Zapatero a Chávez puede ver sus primeros frutos en una serie de encargos para Izar. Así se desprende de las manifestaciones del presidente venezolano, quien consideró muy probable que en el primer trimestre de 2005 llegue a España un primer tanquero es decir, un petrolero, para ser reparado en los astilleros de nuestro país. Más aún, Chávez señaló que el proceso de construcción de otros nuevos petroleros y asfalteros por parte de Pedevesa (Petroleos de Venezuela) podría incluir el encargo a España de uno o dos buques. Unos anuncios que, de concretarse, llevarían a la práctica lo que el propio Chávez había dicho momentos antes: Las buenas relaciones traen buenos vientos para las relaciones económicas AFP Sin embargo, el notorio error de Moratinos fue destacado por otros políticos del arco parlamentario, como el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, para quien Moratinos ha errado de manera notoria y pública Además, avisó al Gobierno socialista de que Chávez no hace ningún favor a España al elogiar la actitud de José Luis Rodríguez Zapatero contra Estados Unidos precisamente en la víspera del almuerzo de los Reyes con Bush en Texas. su ministro, que han animado aún más una visita que en medios diplomáticos se ve como poco oportuna. En vísperas de que el Rey acuda al rancho texano de George Bush en Crawford para una reunión en la que el Gobierno tiene puestas las esperanzas de que suponga la apertura del proceso de reconciliación con Washington, las proclamas de Chávez elogiando la forma en que Zapatero se enfrentó al presidente estadounidense, no se consideran lo más beneficioso. Ayer, el presidente venezolano se abstuvo de criticar abiertamente a Estados Unidos, pero lanzó una proclama contra el neoliberalismo en la que dijo no estar ya solo, cuando enfatizó mirando a Zapatero: ¡Qué alegría la llegada de mi compadre y la de Lula, para dejar de estar solo! Chávez apoyó la iniciativa del jefe del Ejecutivo español de crear una Alianza de Civilizaciones y destacó la decisión de los dos Gobiernos de crear un fondo binacional destinado a extender la educación en Iberoamérica. Protestas de la prensa La extensa respuesta de Chávez a una pregunta de una periodista venezolana, que parecía hecha a propósito para que el presidente desgranara los logros de su Administración, provocó que muchos informadores asistentes a la rueda de prensa se quedaran sin poder preguntar, ante el escaso tiempo que se había previsto conociendo las características del mandatario de Venezuela, proclive al lucimiento. Cuando se dio por concluida la comparecencia, los periodistas comenzaron a protestar y a gritar sus preguntas dirigidas a Chávez, en medio de un caos que Zapatero observaba mirando con preocupación a sus colaboradores. Después de dos o tres preguntas más, Zapatero y Chávez abandonaron el edificio del Portavoz del Gobierno donde tenía lugar la rueda de prensa y cenaron en el Palacio de la Moncloa. PNV: Moratinos, crispado Desde el PNV, su portavoz en la Comisión de Exteriores de la Cámara Alta, Iñaki Anasagasti, aseguró que no le consta que el Gobierno de José María Aznar apoyase el golpe de Estado contra el presidente venezolano y recordó a Miguel Angel Moratinos que su cargo le exige que utilice un lenguaje mucho más medido Para Anasagasti, Moratinos hizo gala de una crispación impropia que achacó al cansancio por sus viajes Marcha atrás de Chávez Chávez, por su parte, después de haber dicho por la mañana a un grupo de periodistas que no le cabía ninguna duda de lo que había afirmado Moratinos, decidió dar marcha atrás, consciente de la gravedad de acusar de apoyar un golpe de Estado a un Gobierno de España, por más que sus relaciones con José María Aznar fueran bastante malas. Así que, ante las preguntas que le fueron dirigidas anoche sobre este asunto, optó por contestar entonando una canción: No hay para qué leer el periódico de ayer y, ya sin demostrar sus dotes musicales, agregó: Lo que pasó con España, es algo pasado. No quiero que este tema siga tratándose Frustradas las expectativas periodísticas, la sesión de hoy en el pleno del Congreso que incluye preguntas al Ejecutivo puede ser la primera ocasión en la que Zapatero se vea obligado a hablar de las manifestaciones de