Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía MARTES 23 11 2004 ABC Almunia cree que Francia podrá evitar el procedimiento de castigo por excesivo déficit Piensa que la falta de competitividad y la deuda por vivienda son riesgos para el crecimiento español problemas que plantea la fortaleza del euro para algunas economías europeas, fundamentalmente para la alemana J. P. QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. El comisario de Economía europeo, Joaquín Almunia, considera inevitable mantener el procedimiento jurídico contra Alemania, por incumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en materia presupuestaria, pero cree que Francia podrá evitar tal humillación, si se cumplen las previsiones gubernamentales. En su primer viaje oficial como miembro de la nueva Comisión Barroso, Almunia matizó las revisiones de crecimiento económico a la baja en la UE y analizó en términos técnicos el estado de prolongado incumplimiento franco- alemán de los compromisos presupuestarios del Pacto de Estabilidad. Según las estadísticas oficiales francesas, que la Comisión acepta como buenas, los déficit públicos galos debieran quedar estabilizados al 3 el año próximo. Ante tal pronóstico, Almunia considera que, técnicamente, es posible suspender el procedimiento de castigo contra París, en el estado actual de la contabilidad nacional francesa. Por el contrario, Alemania ya reconoce que su déficit ascenderá al 3,4 en 2005. Tal constatación obligará a la CE a relanzar el procedimiento contra Berlín. b El comisario advierte de los Joaquín Almunia Con respecto a España, Almunia estima que la pérdida de competitividad, mal adaptada, tras la entrada en vigor del euro, y el excesivo peso de la deuda de las familias por la compra de vivienda son las dos principales amenazas en el crecimiento económico En un plano continental, Almunia insistió en los problemas que plantea el desequilibrio de la cotización eurodólar para algunas economías europeas, como la alemana, cuyas exportaciones pueden verse muy perjudicadas por la fortaleza de la moneda europea. El mercado movió ayer 181 millones de acciones del Banco Santander, un 2,9 de su capital M. J. P. MADRID. Dos informes no muy favorables sobre el Banco Santander- -de Goldman Sachs y Morgan Stanley- -pesaron sobre el valor en la sesión bursátil de ayer, a lo que se sumó más de una operación fuera de mercado, muy de moda en los últimos tiempos desde que la entidad presidida por Emilio Botín ampliara capital para comprar el Abbey National. Esta mezcla de motivos llevó a la acción del Santander a cerrar a 9,12 euros por título, un descenso del 0,44 respecto al cierre del pasado viernes, y un 2,88 en lo que va de año. Al cierre de la primera jornada de la semana, inversores y accionistas movieron un total de 1.698 millones de euros, el equivalente a 181,49 millones de acciones, un 2,9 del capital del banco. Del total, 275,80 millones de euros (30,43 millones de acciones) fueron compra- ventas en el mercado; 983,57 millones (102,47 millones de títulos) de una operación especial y los 438,66 millones que restan (48,59 millones de acciones) correspondieron a operaciones en bloque, también fuera de mercado. La transacción de mayor cuantía, por el 1,64 del capital y a 9,60 euros (983 millones de euros) correspondió a una reorganización de los títulos propiedad del Grupo Champalimaud, que se realiza meses después del fallecimiento de su propietario, Antonio de Sommer Champalimaud, informa Efe.