Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 MARTES 23 11 2004 ABC Economía Fornesa muestra su malestar y sorpresa por el intento de implicar a las cajas en la salvación de Izar Asegura que estas entidades no podrán nunca abordar una operación sin lógica financiera movilizaciones reabiertas tras la ruptura de la negociación con la SEPI. Ayer, los trabajadores de la planta de Gijón protagonizaron cortes de tráfico A. CAPARRÓS VALENCIA. El presidente de La Caixa, Ricardo Fornesa, no se anduvo ayer por las ramas cuando fue cuestionado sobre el papel que, a su juicio, deben jugar las cajas de ahorros en la resolución de la crisis de Izar. El máximo dirigente de la caja catalana se mostró molesto por el intento que se ha hecho desde algunos estamentos para implicar a estas entidades en el reflotamiento de la empresa y se preguntó por qué las cajas estamos predestinadas a hacer algo diferente a los demás en alusión a que en el plan de salvación de los astilleros no se haya metido, por ejemplo, a los bancos. La sola distinción entre bancos y otras entidades financieras me produce malestar y sorpresa dijo Fornesa. Estas declaraciones se producen después de que la Comisión Europea haya mostrado sus reticencias a un plan de salvación de los astilleros públicos liderado por las cajas de ahorros. En ese sentido, el presidente de La Caixa interpretó que la CE se decanta en esta cuestión en el sentido de que si se forzara a las cajas a asumir esta operación se demostraría que están muy dominadas políticamente Fornesa evitó pronunciarse sobre los contratos de hasta tres barcos por parte de Repsol con Izar, anunciados después de que La Caixa asumiera el control de la petrolera, pero dejó claro que las cajas nunca podemos asumir una operación que no tenga lógica financiera porque, según señaló, sería contrario a la estabilidad de la propia caja En La Caixa, según su máximo dirigente, siempre estamos dispuestos a asumir operaciones que tengan lógica y garantía financiera por lo que quizás incluso en este caso lo estudiaré con más atención y disposición aunque, alertó, siempre dentro de un marco con un evidente equilibrio y una lógica financiera Preguntado abiertamente sobre si el plan de Izar carece de dicha lógica que tanto había reiterado, Ricardo Fornesa se apresuró a resaltar que no he dicho nada de eso ya que entiende que la entidad que preside, para tomar una decisión al respecto debe hacer un estudio profundo de la propuesta financiera que se requiera Y reiteró que cualquier operación debe referirse por igual a todo el sistema financiero Mientras, continúan las movilizaciob Continúan las Trabajadores de Izar Gijón protagonizaron ayer cortes de carreteras con la quema de barricadas nes de trabajadores de Izar, retomadas después del último desencuentro entre sindicatos y Administración. Ayer tocó el turno a los empleados de Izar Gijón, que en número cercano a los 400 volvieron a protagonizar cortes de tráfico, con la quema de barricadas y una marcha desde el astillero al centro de la ciudad para reclamar al Gobierno central la apertura de negociaciones para garantizar la actividad del grupo de astilleros. Por su parte, el PSOE sevillano defendió ayer que Izar y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) trabajan con lealtad y no guardan una carta oculta en la negociación sobre astilleros, mientras que el comité de empresa de Sevilla lamentó el engaño y rechazó el próximo traslado a Cádiz del último barco que construyen. El presidente del comité de empresa de la factoría sevillana, Ignacio Sánchez, mantuvo ayer una reunión con el secretario general de los socialistas de Sevilla, José Antonio Viera, para analizar el conflicto, tras la ruptura de las negociaciones entre los sindicatos y la SEPI, y compartieron su rechazo al traslado del barco de Sevilla a Cádiz. Sánchez valoró el encuentro, y, si EPA bien lamentó que no han dado ninguna solución definitiva al problema que planteamos destacó su coincidencia con el PSOE contra del traslado del barco que actualmente construyen a la planta de Izar en Cádiz porque supondría el cierre de la factoría sevillana. Denunció que este traslado previsto para el 10 de diciembre es una auténtica provocación y criticó, asimismo, que la SEPI ha cambiado el esquema de negociación y nos ha estado engañando antes y ahora A su juicio, la situación es ahora aún peor que la de antes de iniciar las conversaciones sobre el futuro de los astilleros. Los sindicatos barajan una reunión de Méndez y Fidalgo con Zapatero para desbloquear el conflicto ABC SEVILLA. El secretario general de UGT Andalucía, Manuel Pastrana, avanzó ayer que desde el viernes se está intentando formalizar una reunión para hoy para hablar sobre la situación de los astilleros públicos españoles, pero aún no tiene certeza de que ésta se produzca ni en qué forma se concretará, dado que se habla de varios formatos, entre ellos, el de más alto nivel, informa Ep. Pastrana indicó que se han puesto sobre la mesa tres posibilidades: una reunión de los comités de empresa con la SEPI, un encuentro de los responsables sectoriales de los sindicatos con algún representante del Gobierno, o una reunión al máximo nivel, es decir, entre los secretarios generales de UGT y CC. OO. Cándido Méndez y José María Fidalgo, respectivamente, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Este último supuesto iría en contra de la tesis que mantiene el presidente andaluz, Manuel Chaves, de que el interlocutor debe ser la SEPI. Asimismo, Pastrana advirtió que el Gobierno central debe retomar la situación de los astilleros españoles en las próximas horas para que la tensión y crispación no devenga en incontrolable en los distintos astilleros del país. En cualquier caso, el dirigente sindical andaluz cree que el encuentro no significará ningún avance si el Gobierno no decide replantearse la negociación del preacuerdo firmado con los sindicatos ante Bruselas. No es posible que la UE decida qué astillero es militar o civil, o que decida que las cajas no pueden aportar capital porque son empresas públicas cuando, primero, es capital privado y, segundo, tenemos numerosos precedentes de aportación de capital desde las cajas en empresas en crisis manifestó.