Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23 11 2004 55 Cultura y espectáculos El pintor Eduardo Arroyo, ateo confeso, ilustra los cinco primeros libros de la Biblia El legado de un gran mecenas, Fernández Durán A lo largo de su historia, el Prado no ha contado con demasiados legados. Entre las escasas donaciones destacan las del barón d Erlanger (1881) Pastrana (1889) Errazu (1904) Villahermosa (1905) Bosch (1915) y Pedro Fernández Durán (1931) Este último, hijo menor de los marqueses de Perales del Río, nació en 1846. Se sabe poco de su vida: estudió Derecho, pero no ejerció de abogado; no tuvo una gran actividad social ni política, murió soltero y sus grandes aficiones eran la lectura y el coleccionismo de arte. En 1908 rompió todo vínculo con su familia y legó su biblioteca, con unos 27.000 volúmenes, a la Gran Peña; al Prado, su colección de arte (cinco cuadros de Goya, 2.400 dibujos, tapices, artes decorativas... Una mujer admiraba ayer en el Prado Marte y Apolo de Giovanni Battista Castello, Il Bergamasco ERNESTO AGUDO El Prado cataloga sus dibujos italianos del XVI y saca a la luz dos estudios de Miguel Ángel para la Capilla Sixtina Los bocetos de brazo y hombro para el Juicio Final se descubrieron en 2003 b El Prado cumplía el viernes 185 años. Para celebrarlo el museo ha publicado el quinto catálogo razonado de sus fondos de dibujo e inaugura una exquisita muestra NATIVIDAD PULIDO MADRID. El Prado había publicado desde 1972 cuatro catálogos de dibujo de sus fondos. Concretamente, los relativos a dibujo español de los siglos XV al XVII, dibujo español del XVIII, dibujo italiano del XVII y del XVIII. Como reconocía ayer el director del museo, Miguel Zugaza, aún queda mucho por hacer: Es responsabilidad del museo hacer catálogos razonados con o sin ayuda del ámbito privado Uno de los más esperados es el de Goya, fundamental para acabar de una vez por todas con falsas atribuciones. Ayer se presentó el quinto catálogo de dibujo, correspondiente al sigo XVI italiano, un campo prácticamente virgen confesaba Zugaza. Se trata de una colección que permanecía hasta la fecha prácticamente inédita, cuyos dibujos estaban sin publicar en su mayoría y nunca habían visto la luz. La mayoría de ellos procede del impresionante legado que hizo al Prado en 1931 Pedro Fernández Durán. Desde esa fecha, estos exquisitos papeles han dormido en cajas. Nicholas Turner, especialista en dibujo del Renacimiento y el Barroco, en colaboración con José Manuel Mantilla, jefe del Departamento de Dibujos y Estampas del Prado, han elaborado tanto el catálogo razonado como una exposición (con el patrocinio de la Fundación Winterthur) que reúne una selección de 70 obras. Aunque se trata de una colección modesta si la comparamos con los fondos del Louvre, los Uffizi, el British Museum o la colección del Castillo de Windsor, y que cuenta con ausencias importantes como Rafael, Tiziano o Tintoretto, los dibujos italianos del XVI del Prado tienen un gran interés. Junto a papeles de Veronés, Andrea del Sarto, Giorgio Vasari, Annibale Carracci (maravilloso su Proyecto de decoración mural Polidoro de Caravaggio, Luca Cambiaso o Perino del Vaga- -representantes más destacados de las escuelas florentina, genovesa y veneciana- la gran atracción es, sin duda, Miguel Ángel. Del genio renacentista, el Prado descubrió en 2003, entre el legado Fernández Durán, dos estudios a lápiz (de brazo y de hombro) que utilizó para el majestuoso Juicio Final de la Capilla Sixtina y que se exhiben en un pequeño altar relicario. El hallazgo se publicó en el Boletín del museo. Se creyó que pertenecían a su escuela, pero finalmente se han atribuido al maestro. Apunta Turner que los estudios para el Juicio Final tienen características muy especiales y un estilo muy peculiar. Los trazos de estos dibujos son los mismos de otros que atesoran el British Museum y el Ashmolean de Oxford Para Matilla, se trata de un soberbio regalo que nos regalamos todos en el 185 cumpleaños del museo (se celebró el pasado viernes) Si una colección no tiene catálogo, no existe- -comenta- por eso, a partir de ahora forma parte del circuito El estudio ha permitido, además, hacer nuevas atribuciones. Estudio de brazo de Miguel Ángel, junto a su plasmación en el Juicio Final Un siglo de dibujos italianos en el Prado Museo del Prado. Hasta el 13 de febrero