Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23 11 2004 49 Amparo Valcarce, secretaria de Estado de Servicios Sociales, anima a no aportar dinero del IRPF a la Iglesia Justicia, dispuesto a restringir el acceso a la custodia compartida en la futura ley del divorcio El PSOE acepta la oferta si es desde la verdad M. MARÍN MADRID. La oferta de diálogo lanzada por el presidente del Episcopado durante la apertura de la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal española encontró inmediata respuesta en el Partido Socialista. Su secretario de organización, José Blanco, declaró tras la reunión de la Ejecutiva que su formación acepta la mano tendida de la cúpula eclesiástica, aunque recalcó que únicamente si es desde la verdad de las cosas Blanco respondió a algunas de las afirmaciones de Rouco, indicando que la religión es un derecho que está garantizado; de la eutanasia sólo habla la Iglesia y el aborto está ahora en la misma situación que durante los ocho años de Gobierno del PP Nada ha cambiado sentenció el secretario de Organización del PSOE, quien hace semanas fue protagonista en uno de los múltiples encontronazos entre la jerarquía católica y el partido en el Gobierno, al tachar de casposas las intervenciones de algunos prelados. Blanco será uno de los participantes del congreso Tender Puentes que este fin de semana reunirá en Bilbao a los representantes de la corriente Cristianos en el Socialismo en su décimo aniversario. También acudirán los ministros de Asuntos Exteriores y Justicia. La Asamblea Plenaria del Episcopado escucha el discurso del cardenal Rouco Varela cular con las autoridades legítimas, a quienes compete la responsabilidad de ordenar la convivencia social por medio de leyes y disposiciones justas La jerarquía de la Iglesia no busca nunca la confrontación ni la asunción de competencias que no le son propias dijo el cardenal, quien añadió que el diálogo auténtico se basa en la verdad y, por tanto, no es compatible con imposiciones de ningún tipo, tampoco con la pretensión de ciertas teorías que identifican sin más la ley con la justicia Rouco resaltó que no tenemos nada en contra del verdadero diálogo en el contexto de una sociedad democrática abogando por el respeto a la libertad en sus manifestaciones. No obstante, alertó contra el peligro del fanatismo o fundamentalismo de quienes, en nombre de una ideología con pretensiones de científica o religiosa, creen que pueden imponer a los demás hom- SIGEFREDO bres su concepción de la verdad y del bien Finalmente, Rouco reivindicó el papel que la Iglesia presta a la sociedad, aunque lamentablemente se siguen oyendo propuestas y programas que pretenden descalificar la voz de la fe y de la ética calificando a la religión y a la Iglesia como instancias desfasadas y poco amigas del hombre y de su futuro. Sería necesario abrir los ojos a las lecciones de la historia