Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 23 11 2004 Madrid XIII CONGRESO REGIONAL DEL PP 39 El número dos de Aguirre tendrá como primer reto el avance en el sur Getafe, Fuenlabrada, Parla y Leganés, municipios clave en los próximos años b El PP considera que para la victoria electoral de Mariano Rajoy en el año 2008 es obligado conservar la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid un año antes El reparto del poder autonómico por zonas Zona noroccidental PP 49,14 (47,00) PSOE 38,60 (39,43) IU 7,77 (6,67) Madrid capital PP 51,12 (49,14) PSOE 36,48 (38,26) IU 8,35 (7,28) Sierra norte PP 53,86 (52,26) PSOE 36,31 (38,30) IU 6,15 (5,21) MARIANO CALLEJA MADRID. El sur vuelve a ser la asignatura pendiente del PP ante la nueva etapa que abrirá el 28 de noviembre con Esperanza Aguirre como presidenta del partido. Si los populares desean revalidar su mayoría absoluta en 2007, saben que tienen que ponerse a trabajar desde ya en esa gran ciudad de un millón de habitantes. Aguirre quiere que tanto su secretario general como el secretario de Organización- -puesto de nueva creación que será de hecho el número tres del partido- -se dediquen a tiempo completo a construir el partido en aquellos municipios donde más flojea en las urnas, como Parla, Fuenlabrada, Pinto o Leganés. En los últimos comicios autonómicos, el PSOE sacó 10 puntos de diferencia en el sur al PP en porcentaje de voto. A este dato habrá que unir el 8,80 por ciento que obtuvo IU, lo que daría una mayoría absoluta holgada a la izquierda en esta zona. Es la zona roja a la que se refería el candidato socialista, Rafael Simancas, en campaña. En el Corredor del Henares ocurre algo parecido, ya que es la otra área de la Comunidad donde el PSOE supera al PP, con un 42,33 por ciento de votos (según los datos de octubre de 2003) frente al 41,30 por ciento. Izquierda Unida obtiene aquí sus mejores resultados, con el 12,02 por ciento. Los de Fausto Fernández tienen dos feudos en esta zona: San Fernando de Henares y Rivas- Vaciamadrid. En el resto de la Comunidad, el PP es la fuerza mayoritaria. Por ejemplo, en el suroeste (Villanueva de la Cañada, Majadahonda, Las Rozas y otros) alcanza el 63, 72 por ciento de media, mientras los socialistas se quedan en el 26,57 por ciento. En Madrid capital se reproduce el esquema de toda la Comunidad. El sur y el sureste votan de manera mayoritaria a PSOE, mientras que en el resto de la ciudad gana el PP. Los distritos más socialistas son Puente de Vallecas, San Blas, Usera, Vicálvaro, Villa de Vallecas y Villaverde. Con esta fotografía del paisaje electoral, el PP ve imprescindible no retroceder ni un milímetro donde ya gobierna, en algunas plazas tan importantes como Móstoles y Alcalá de Henares, avanzar en otros en el sur y en el Corredor del Henares, y recuperar municipios que se perdieron en 2003, como Alcorcón o Aranjuez. No hay que perder de vista que las elecciones en la Comunidad de Madrid se deciden siempre por un puñado de votos, que ponen la balanza del lado del PP o del Corredor del Henares PP 41,30 (40,15) PSOE 42,33 (41,00) IU 12,02 (12,02) Zona oeste PP 53,06 (49,66) PSOE 35,40 (38,28) IU 7,31 (5,97) Zona sur Zona este Zona suroeste PP 38,65 (38,59) PP 50,67 (49,50) PP 63,72 (59,33) PSOE 48,60 (47,44) PSOE 40,26 (41,27) PSOE 26,57 (30,22) IU 8,80 (8,51) IU 6,05 (6,38) IU 5,26 (4,17) Entre paréntesis, el porcentaje de las elecciones de mayo de 2003 PSOE e IU sacaron casi 20 puntos más al PP en el sur en los últimos comicios autonómicos PSOE más Izquierda Unida. Hace un año, por ejemplo, el PP ganó las elecciones con el 48,46 por ciento, frente al 47,46 que lograron las otras dos formaciones con representación parlamentaria juntas. Unos meses antes, en mayo de 2003, ese puñado de votos benefició a los partidos de la izquierda, que a punto estuvieron de gobernar. Los populares reconocen que es muy complicado, por no decir imposible, dar un vuelco electoral en ciudades como Parla, donde hay un alcalde, Tomás Gómez, del PSOE, que fue el más votado de España, con el 75,35 por ciento de los votos. Es como si el PSOE pretendiera dar la vuelta a las urnas en Las Rozas o Majadahonda, por mucho empeño que le pongan a la tarea. Se puede avanzar y subir algún punto, pero hay que reconocer que las circunstancias sociológicas son las que son y el PP lo tiene muy difícil en algunas ciudades comentan en el PP. El punto de mira de los populares se situará en cuatro ciudades clave Getafe, Leganés, Fuenlabrada y Parla. En todas ellas ha gobernado siempre el Partido Socialista, sin un atisbo de alternativa. El avance en estos municipios, junto a otros como Pinto, será una de sus obsesiones de aquí a 2007, junto a la de mantener las difíciles plazas de Móstoles, Arganda del Rey o Alcalá de Henares. Además, el PP considera recuperable Alcorcón, que se perdió en los últimos comicios por un solo concejal (13 del PSOE frente a 12 del PP y 2 de IU) Valdemoro, sin embargo, se ve con más tranquilidad. Allí gobernaba Francisco Granados con una cómoda mayoría absoluta (13 de los 21 ediles) hasta hasta que entró en el Gobierno de Esperanza Aguirre, como consejero de Transportes e Infraestructuras, y fue sustituido por José Miguel Moreno. Aguirre quiere poner la maquinaria electoral a cien en cuanto sea elegida presidenta del partido el 28 de noviembre. Enfrente tiene a Rafael Simancas, reelegido secretario general del Partido Socialista de Madrid en julio y proclamado candidato del PSOE para las próximas elecciones, algo que a los acostistas, el sector mayoritario del partido en Madrid, no les gustó nada, ya que eso, dicen, habrá que negociarlo en su día (en 2006, y en primarias si es necesario) En todo caso, fuentes de este sector tienen muchas dudas sobre que Simancas sea el candidato socialista para 2007. El equipo de Aguirre, por otra parte, tampoco lo cree y mira más al Gobierno de Zapatero y alrededores para buscar al que será su posible adversario en la Comunidad. La presidenta regional, mientras, ha subrayado que el partido tiene que volcarse en que Mariano Rajoy gane las elecciones generales de 2008. Y para ello, los comicios en Madrid, un año antes tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento de la capital, resultarán decisivos. Si el PP pierde ahí, el PSOE tendrá el camino allanado para continuar en La Moncloa.