Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MARTES 23 11 2004 ABC Antes de Navidad Galicia y Castilla y León han sido las primeras Comunidades Autónomas que recorrió ayer la comisión judicial para exhumar los cadáveres de militares, enterrados en Pontevedra, Burgos y León. Este equipo ha de realizar esta diligencia en otras siete Autonomías. Para ello tiene de plazo hasta el 2 de diciembre, cuando todos los féretros tendrán que estar depositados en una nave del cementerio de la Almudena. Una vez allí, se tomarán muestras de los cuerpos para su identificación definitiva. La intención es que en Navidad las familias tengan ya a los suyos. El primero de los cuerpos mal identificados del Yak fue exhumado en Pontevedra Los familiares piden que testifiquen también el fiscal y los forenses turcos N. VILLANUEVA MADRID. El primero de los 21 cadáveres mal identificados del Yak- 42, el accidente aéreo que el 26 de mayo de 2003 se cobró la vida de 62 militares españoles en Turquía, fue exhumado ayer en Lalín (Pontevedra) ante la presencia de un forense de la Audiencia Nacio- nal, un secretario judicial, un biólogo y un psicólogo militar encargado de atender a los familiares que solicitaron asistir a este duro trance. Este equipo, nombrado por la juez Teresa Palacios, tenía previsto trasladarse a continuación a los cementerios de León y Burgos para proce- der a otras tres exhumaciones. Los 21 cuerpos que serán exhumados- -en realidad son 30 los mal identificados, pero nueve de ellos fueron incinerados- -están enterrados en nueve Comunidades Autónomas. La comisión judicial tiene de plazo hasta el próximo 2 de diciembre para proceder a esta diligencia que ordenó la semana pasada la instructora de la investigación y trasladar todos los féretros al cementerio de la Almudena (Madrid) el único que cuenta con una cámara con capacidad para almacenar hasta 50 ataúdes. Una vez allí, el Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses tendrá que analizar las muestras de ADN tomadas a los cadáveres, lo que supondrá su identificación definitiva. Como ya informó ABC, estos trabajos podrían prolongarse bastante tiempo, dado el estado en el que quedaron los cuerpos. A ello hay que añadir que no se descarta que pueda haber restos de varios militares en un mismo ataúd, según informaron fuentes jurídicas. Las mismas fuentes señalaron que la intención es que en una fecha tan señalada como es la Navidad las familias pudieran descansar sabiendo que ya tienen a los suyos y proceder a las inhumaciones antes de esos días. Precisamente ayer, el portavoz de la Asociación de Familiares de Víctimas del Yak- 42, Carlos Ripollés, aseguró que el tiempo que duren las pruebas forenses será muy duro para las familias, ya que estarán esperando que les notifiquen dónde está el cuerpo que les pertenece para enterrarlo bien informa Ep. Nuevas declaraciones Paralelamente a las exhumaciones, las familias de los militares quieren seguir buscando una explicación a las causas del siniestro y a los errores que motivaron que 30 de los cuerpos fueran repatriados a España mal identificados. En este sentido, las acusaciones solicitarán hoy a la juez Teresa Palacios que declaren en calidad de testigos el fiscal general de la provincia de Trabzon- -donde tuvo lugar el accidente- -y los forenses turcos que participaron junto a los españoles en esas tareas de identificación. La declaración de varios imputados en la causa, entre ellas la del general Vicente Navarro, coordinador de las operaciones médicas en Turquía, coincidieron en que si no se realizaron autopsias a los cadáveres de los militares fue porque los turcos no nos dejaron ponerles la mano encima Esto motivó, según aseguró Navarro ante la juez Palacios el pasado 15 de noviembre, que la identificación de la tropa tuviera que hacerse en base a objetos que los cuerpos portaban, como galones o insignias. Navarro se responsabilizó de los errores en las identificaciones y exculpó a sus superiores, entre los que estaba entonces el ex ministro Trillo.