Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 11 2004 Deportes 99 GOLF COPA DEL MUNDO Inglaterra da el gran golpe y acaba con las ilusiones españolas García y Jiménez, incapaces de frenar el acierto de Donald y Casey MIGUEL ÁNGEL BARBERO SEVILLA. ¡Vuela, vuela, vuela! gritaban 15.000 almas a la bola de Sergio García. Pero su segundo golpe, un maderazo desde el rough del hoyo 16, marchaba directo al agua sin remisión. Y ¡chof! la pelotita acabó en el centro del lago. Este mazazo sentó como un jarro de agua fría (nunca mejor dicho) a las aspiraciones españolas, hasta entonces bastante realistas de hacerse con la Copa del Mundo veinte años después. Después de una jornada marcada por el increíble acierto de los ingleses (Casey embocó hasta cuatro putts de más de diez metros) los locales se habían sobrepuesto con grandes tablas a la exhibición de sus rivales. No les importó ir a remolque toda la mañana (al birdie británico del primer agujero le siguió un bogey hispano en el tercero, con lo que se dio la vuelta a la tortilla) porque sabían que la modalidad de golpes alternos es de las más difíciles que existen y que requiere gran precisión en los dos jugadores. Pero todos los preceptos se vienen abajo cuando los aciertos rozan lo extraordinario. Por muy bien que se jue- Clasificación 1, Inglaterra (Donald- Casey) 257 golpes; 2, España (García- Jiménez) 258; 3, Irlanda (Harrington- McGingley) 260; 4, Suráfrica (Sabbatini- Immelman) 263; 5, Holanda (Derksen- Lafeber) y Austria (Wiegele- Brier) 265; 7, Suecia (Haeggman- Jacobson) y Estados Unidos (Verplank- Tway) 267. nense. Y como los británicos se enredaron por fuera de la calle, recuperaron dos puntos de una vez. La misma jugada se repitió en el hoyo 15. García la rompió de salida, Jiménez casi la cuela de segundas y al birdie español no le respondieron los de las Islas. Ya sólo era uno de desventaja y los ánimos por las nubes. Pero entonces llegó el momento fatídico después del golpe desviado de salida del malagueño en el último par 5 del campo. Después de consensuar la estrategia, quizá arriesgaron en exceso al buscar el eagle desde una posición complicada. No obstante, el dropaje del andaluz fue excelente y todavía podían haber salvado el par... pero Sergio falló un pateo de un metro. Con tres de desventaja, aunque los ingleses pincharon al final, sí que era ya una quimera la victoria. Los besos lanzados al público por los protagonistas reconocían que el segundo puesto, de cualquier forma, es un magnífico premio para la gran semana de golf que se ha vivido en Sevilla con motivo de esta Copa del Mundo. gue en equipo, cuando el contrario baja siete golpes en nueve hoyos, poco hay que hacer. Primero fue Luke Donald el que mostró su tino en los tapetes y luego su colega el que siguió embocando puros para desesperación de los presentes. Y si a eso se le suma una ocasión perdida en el 9, cuando el Niño falló un putt de un metro para eagle las puertas cada vez se les abrían más a sus compañeros de la última Ryder. De todas formas, aún había solución para España. Sólo era un punto de desventaja y toda la segunda vuelta por delante, ésa que había sido mágica en las jornadas precedentes. Pero los ingleses siguieron con su festival: metían birdies desde posiciones invero- símiles y, por su fuera poco, en el 12 la bola de Sergio dio en la bandera y acabó en la otra punta del green En esos momentos la distancia era de cuatro golpes y los irlandeses se sumaron al festival al adelantar a los españoles en la tabla al lograr un eagle en el 13. Remontada imposible Así las cosas, se planteaba una misión imposible: remontar cuatro puntos y quitarse a dos países de en medio en sólo seis hoyos. Y como las remontadas hay que hacerlas paso a paso, el primer escalón lo subieron los españoles en su hoyo talismán: el 13. A una salida kilométrica de Sergio le siguió un maderazo de impresión de Miguel Ángel, que le dejó el eagle a punto al castello- Woods se reencuentra con el éxito El estadounidense se reencontró con el triunfo en el torneo de Miyazaki (Japón) con ocho golpes de ventaja sobre el segundo clasificado, Ryoken Kawagishi. En lo que va de año sólo había ganado un torneo en el circuito profesional estadounidense. Woods, que demostró que conserva el talento que lo convirtió en el amplio dominador del circuito durante años, ganó un cheque de 381.000 dólares.