Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 11 2004 Sociedad 49 Medio Ambiente El último censo de aves en Europa revela el incremento de especies en peligro En España, la situación más crítica es la de la pardela balear y el milano real b El 43 de las aves que habitan en 52 territorios europeos se enfrentan a un futuro incierto, después de acusados descensos en su población en los años 70 y 80 A. A. L. MADRID. La revisión del censo de aves en Europa ha revelado el futuro incierto al que se enfrentan 226 especies de aves en el continente. Esto supone el 43 por ciento de las aves que habitan en el territorio comprendido entre Groenlandia, al oeste, hasta los Urales, al este, y desde la Islas Svalbard, al norte, hasta las Islas Canarias, al sur. Este nuevo censo, realizado por la organización BirdLife International y publicado en forma de informe Las aves en Europa pone de manifiesto que en los últimos diez años 45 especies de aves han visto disminuir sus poblaciones y ahora se encuentran en un estado de conservación desfavorable. Otras se encuentran tan amenazadas que podrían desaparecer en un futuro próximo, como la pardela balear o el camachuelo de las Azores. De las 524 especies de aves evaluadas, 40 (7,6 han sido catalogadas como especies motivo de preocupación a nivel mundial otras 45 (8,6 tienen un estado de conservación desfavorable en Europa, donde se concentra más de la mitad de su población reproductora o invernante mundial; y 141 (26 también tienen una situación desfavorable pero su población reproductora e invernante en el continente es inferior a la mitad de sus efectivos mundiales. Sin embargo, desde la Sociedad Española de Ornitología (SEO) se explica que no todos los datos son tan preocupantes: 14 especies han mejorado gracias, en parte, a los esfuerzos de conservación llevados a cabo en diferentes países. En España, éste es el caso de la gaviota de Audouin y el buitre leonado, antes en peligro y que ahora han mejorado su situación. Para Alejandro Sánchez, director ejecutivo de SEO, el incremento de la población de estas dos especies es un reflejo de los esfuerzos que se han realizado con estas especies prioritarias Pero tampoco lanza las campanas al vuelo: La UE y los grupos conservacionistas tienen motivos para celebrar el 25 aniversario de la directiva de Aves hoy, pero debemos permanecer todos alerta. La tercera revisión del informe Las aves en Europa prevista para dentro de 10 años, revelará si la UE ha cumplido su palabra o ha roto su promesa de frenar la pérdida de biodiversidad antes del año 2010. Pese a algunas noticias positivas para nuestro país, el número de aves que crían regularmente en la Península y que se encuentran en situación desfavorable asciende a 119 (46 mientras que en las islas Canarias son 39, es decir, el 51 por ciento de las que crían en el archipiélago. En este sentido, la SEO quiere llamar la atención sobre el declive de la pardela balear y el milano real. La primera es una especie mundialmente amenazada cuyas únicas poblaciones reproductoras están en las islas Baleares. Cuenta con una población muy reducida que probablemente no supera las 2.000 parejas. Por su parte, la población del milano real en España ha experimentado un drástico declive próximo al 50 por ciento en menos de una década. ACTUALIDAD NATURAL MÓNICA FERNÁNDEZ- ACEYTUNO CON EL HOMBRE n este día en el que comienza la Cumbre del Desarrollo Sostenible en España, convendría tal vez escribir que el modelo ecológico el hombre: enemigo del planeta está obsoleto. Habría que revisar si el fracaso en la conservación de nuestras especies más emblemáticas, no habrá tenido mucho que ver con la ausencia de protección y de recursos al hombre del monte, que tal vez era la figura que sostenía en el paisaje todo el cuadro. A Margalef le gustaba precisar que no había que decir el hom- E bre y la biosfera sino el hombre en la biosfera para señalar su vital imbricación en casi todos los ecosistemas. Y sin embargo, extinguido ya el hombre en los montes, con su cohorte de plantas y animales, se arremete ahora contra los marineros. No me cabe duda de que tendrán que adaptar sus artes de pesca, pero si me dan hoy a elegir entre el coral rojo y los pescadores, me quedo con el hombre en el océano. Frente a un futuro en el que sólo veamos el triste pescado de acuicultura (y sus residuos) prefiero los barcos de pesca, y su bandada de paíños del mal tiempo, esas diminutas aves marinas, pequeñas como gorriones, con patas palmeadas, salvajes y desconocidas, que siguen por el mar al hombre.