Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad LUNES 22 11 2004 ABC Medio Ambiente China se convierte en la segunda chimenea de gases contaminantes después de Estados Unidos A este ritmo, el gigante asiático podría superar al mayor emisor del planeta en el año 2020 Clima abordará cuándo y de qué manera los países en vías de desarrollo deben recortar sus emisiones de gases de efecto invernadero ABC MADRID. China ha hecho públicos por primera vez la cantidad de gases con efecto invernadero que produce. En el informe se refleja que el gigante asiático emitió en 1994 2.600 millones de toneladas de dióxido de carbono, 34,29 millones de toneladas de metano y 850.000 toneladas de óxido nitroso, tres de los seis gases de efecto invernadero cuya emisión intenta contener el protocolo de Kioto. Actualmente sólo se requieren las cifras correspondientes a 1990 ó 1994 para facilitar las comparaciones entre los distintos países. Y es que hasta ahora China no tenía obligación de ofrecer estos datos porque el país no tiene compromiso de reducción en el protocolo de Kioto. Si bien las emisiones per cápita fueron relativamente bajas comparadas con otros países, teniendo en cuenta su población de 1.300 millones de habitantes, la cantidad total de contaminantes lo convierte en el segundo mayor emisor del mundo, después de Estados Unidos. El problema no es la cantidad. Todavía es relativamente baja per cápita, pero el volumen aumenta rápidamente señaló Jalid Malik, el coordinador de la ONU en Pekín, tras el lanzamiento de dicho informe, informa Ep. Como segundo mayor consumidor de energía en el mundo- -correspondiente al 10 por ciento del consumo mundial- China tiene un papel clave a nivel internacional. La participación activa de China en la lucha contra el cambio climático es de importancia vital agregó Malik. b La próxima Cumbre del La Coruña, este fin de semana. También en Galicia las emisiones han aumentado durante los últimos años ción ha señalado el subdirector general de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, Gao Guangsheng. Según apunta, la prioridad es satisfacer la demanda básica, pero la economía tiene que crecer, porque China cuenta con 1.300 millones de personas que tienen que vivir Aunque los expertos comprenden las limitaciones de China a la hora de cumplir con Kioto por su gran población, proponen medidas para mejorar la eficiencia energética en el país e impulsar las energías renovables, que en la actualidad sólo cubren el 1 por ciento de las necesidades chinas, mientras MIGUEL BERROCAL Retrasar los recortes de CO 2 provocaría un calentamiento mayor y más rápido Un estudio de Michael Oppenheimer de la Universidad de Princeton y de Brian O Neill de la Universidad de Brown (Estados Unidos) confirma que retrasar las limitaciones en la emisión de gases de efecto invernadero establecidas en el protocolo de Kioto provocaría un calentamiento mayor y más rápido de la atmósfera. Las conclusiones de la investigación se publican en la revista Proceedings informa Ep. Los resultados del estudio establecen que una reducción del CO 2 más dilatada en el tiempo agravaría sus efectos en el ecosistema. Según Oppenheimer, el retraso en el recorte de las emisiones significa inevitablemente un calentamiento mayor y más rápido y ello podría deteriorar no sólo los ecosistemas, sino elementos más globales del sistema climático Los científicos han estudiado cómo afectan al medio ambiente distintos niveles en la emisión de CO 2 implantados de tres modos distintos. En uno de esos posibles escenarios se han escogido dos formas de alcanzar el mismo nivel de emisión que pueden resultar en una pérdida generalizada de los arrecifes de corales o en un daño más limitado. En otros casos, aplicar de forma diferente los niveles de CO 2 terminaría en la desintegración o en la estabilidad de las placas de hielo de la Antártida o Groenlandia, que afectaría dramáticamente el nivel del mar. Compromisos de reducción Ésta será una de las cuestiones a debatir en la Cumbre del Clima que se celebra en diciembre en Buenos Aires: cuándo deben empezar los países en vías de desarrollo a tener compromisos de reducción de sus emisiones y en qué medida. Y es que a este ritmo China podría superar a Estados Unidos como mayor emisor de gases de efecto invernadero en 2020. El aumento del nivel de vida en China ha provocado un ascenso de las emisiones durante los últimos años y los expertos creen que la tendencia continuará en el futuro debido al despegue de la economía china, que creció un 9,5 por ciento en los primeros nueve meses del año. China no quiere superar las emisiones de Estados Unidos, pero hay que tener en cuenta el tamaño de la pobla- que el 75 por ciento de la producción total energética se produce por la combustión de carbón, el 2 por ciento es nuclear y el resto proviene del gas, si bien Pekín pretende aumentar la cuota de energías renovables a un 10 por ciento en 2010. En este sentido, hace pocas semanas que firmó un acuerdo con la Comisión Europea para el desarrollo de un programa de energías renovables. El programa, dotado con 42,9 millones de euros, pretende impulsar las energías renovables, el gas natural y el ahorro energético, y reducir la dependencia del carbón del gigante asiático. El objetivo es mejorar el rendimiento energético del país, que es del 33 por ciento, diez puntos por debajo de los países desarrollados. Ante la próxima Cumbre del Clima, se ha hablado mucho en China de los pasos a dar para cumplir con Kioto. Gao Feng, del Ministerio de Asuntos Exteriores chino y negociador por este país en la Convención del Cambio Climático, señaló al China daily que se espera en las próximas rondas negociadoras que los países en vías de desarrollo, como China e India, deban someterse a algunas obligaciones de reducción de emisiones. Aunque desde estos países se insiste en que sus emisiones son mucho más bajas que las de los países desarrollados, cuya población representa el 24 por ciento pero emiten más del 60 por ciento del total del planeta.