Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 11 2004 45 Sociedad El consumo aumenta cuando se legalizan las drogas según la investigadora Ana Anders no haya esperado a tener el texto para debatirlo con las asociaciones. Lo lógico es que se hubiera consultado antes subraya a este diario Luis Zarraluqui, presidente de la Asociación de Abogados de Familia. En todo caso, Zarraluqui sostiene que lo que se suele hacer es que las conclusiones de ese proceso de diálogo se incorporen en forma de enmiendas al proyecto que se presente al Parlamento y no que se devuelva al Consejo de Ministros. Conflicto creciente en el Gobierno Detrás de la decisión de Justicia se esconde un conflicto creciente entre María Teresa Fernández de la Vega y Juan Fernando López Aguilar, que ya se puso de manifiesto en otras cuestiones, como la enseñanza de las religiones. Así, mientras la vicepresidenta del Gobierno es una firme defensora de la escuela laica, el titular de Justicia defiende la enseñanza de la Religión como fenómeno social e histórico, así como la apertura de la escuela a otras confesiones. Prueba de ello es la aprobación de veinte profesores de Islam a partir de enero, contra el criterio de Educación y Vicepresidencia. Durante el proceso de debate del anteproyecto de Ley, López Aguilar manifestó a las asociaciones de padres la difícil tesitura en la que se encontraba, debido a las fuertes presiones recibidas por parte de Fernández de la Vega y determinados grupos de mujeres separadas. Para Mariano Orta, responsable de la Asociación de Padres por la Custodia Compartida, el ministro está con nosotros, pero la iniciativa de no apostar por la custodia compartida viene de Fernández de la Vega Para los padres separados, las trabas impuestas a este aspecto de la normativa son totalmente regresivas e insostenibles. Es hora de ir a la equiparación entre el padre y la madre, pero lo que parece que va a salir es una ley que continúa fomentando la desigualdad La vicepresidenta primera le ha ganado la partida al ministro de Justicia en la Ley del Divorcio JOSÉ GARCÍA Fernández de la Vega fuerza a López Aguilar a reformar el anteproyecto de Ley del Divorcio El Consejo de Ministros aprobará el borrador el próximo viernes pone trabas a la custodia compartida y obliga a indicar las causas en los procesos de separación y divorcio que terminen en los tribunales JESÚS BASTANTE MADRID. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha presionado al ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, para reformar el anteproyecto de ley por el que se modifica el Código Civil en materia de separación y divorcio, aprobado hace dos meses por el Consejo de Ministros. Tan temprana modificación tiene su raíz en que la vicepresidenta ha defendido las posiciones de las asociaciones de mujeres separadas, partidarias de que las causas de la separación tengan peso en los casos que terminan en litigio, y es remisa a admitir sin matices y de manera automática la custodia compartida. El Gobierno, por tanto, parece dispuesto a sacrificar parte de la celeridad de los denominados divorcios exprés, una de las estrellas de su programa electoral en materia social. Según han confirmado diversas asociaciones que han negociado con Justicia durante las últimas semanas, las principales reformas que se incluirán en el anteproyecto- -y que podrían ser b El nuevo texto llevadas de nuevo al Consejo de Ministros este mismo viernes- -girarían en torno a mantener la potestad del juez para decidir sobre la custodia compartida, mediante una serie de trabas que, en la práctica, no permitirán que dicha custodia se lleve a efecto. Trabas a la custodia compartida Así, aunque el texto final todavía no está redactado, todo indica que se modificará el artículo 92 del Código Civil- -en el original se dice que el juez podría decidir, a instancia de parte y siempre en beneficio del menor, que la guarda de los hijos sea ejercida por uno sólo de ellos o conjuntamente -para incorporar tres condiciones que habrá de tener en cuenta el juez: el interés del menor, la paz familiar y que no concurran circunstancias de violencia. El otro gran cambio de la ley está en las causas, una de las reformas estrella en el anteproyecto aprobado el pasado 17 de septiembre. En su exposición de motivos, se planteaba que el ejercicio de su derecho a no continuar casado no puede hacerse depender de la demostración de la concurrencia de causa alguna, pues la causa determinante no es más que el fin de esa voluntad expresada en su solicitud Finalmente, y tras una fuerte presión de las asociaciones de mujeres separadas, se regularán las causas, si bien no para la petición de separación o divorcio, sí para los casos que hayan de sustanciarse en un litigio. Otras modificaciones son más técnicas, como la eliminación, en el artículo 97, del término pensión vitalicia por el de pensión compensatoria o la posibilidad de regular en distintos artículos del Código Civil la separación y el divorcio. Aunque la aprobación de un nuevo anteproyecto de Ley del Divorcio, sin que el anterior haya sido sometido a debate parlamentario es perfectamente válido desde el punto de vista legal, diversos expertos han mostrado su extrañeza por el hecho de que el Gobier- A favor de alegar causas Por su parte, la presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, anunció a este diario que Justicia va a presentar un nuevo anteproyecto y subrayó que su colectivo no va a permitir que un juez pueda dividir al niño con la custodia compartida. Si los padres no se ponen de acuerdo, no puede hacerlo un juzgado La presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas indicó que sólo un uno por ciento de los hombres pide la custodia compartida por lo que hacer de esta cuestión un tema de controversia es absurdo y no lo consentiremos Pérez del Campo también se mostró a favor de alegar causas en el proceso de divorcio, porque si no hay causas, no hay culpables, y eso no es así y amenazó con movilizaciones en el caso de que no se atiendan sus demandas. Finalmente, desde el Instituto de Política Familiar (IPF) su presidente, Eduardo Hertfleder, se felicita por el hecho de que el Gobierno modifique el anteproyecto. El Gobierno parece dispuesto a renunciar ahora a parte de la celeridad en los divorcios, una de las estrellas de su programa de política social Los cambios principales responden a la presión de las asociaciones de mujeres separadas