Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid LUNES 22 11 2004 ABC Un millar de niños corren en beneficio de la infancia sudanesa Cerca de un millar de niños de diferentes colegios de la región participaron ayer en la Casa de Campo en la carrera Kilómetros de Solidaridad organizada por la ONG Save the Children en beneficio de la infancia de Sudán. La carrera, programada dentro de la Semana de los Derechos de la Infancia, también se desarrolló en otros municipios de la región, como Fuenlabrada o Alcorcón. El teatro del Canal dispondrá de un Centro Coreográfico El futuro teatro del Canal estará concluido a finales de 2006 y dispondrá de un Centro Coreográfico pionero en España. Según el consejero de Cultura y Deportes, Santiago Fisas, el recinto no albergará a una compañía fija sino que será un lugar de estudio en el que las diferentes compañías podrán dar clases. Además, está previsto que acoja regularmente ciclos de danza. Más de 1.200 ovejas cumplieron ayer con su cita madrileña y atravesaron el corazón de la capital en su camino trashumante. Acompañadas por perros y pastores, reivindicaron la ley de vías pecuarias y el ancestral significado de las Cañadas Reales El desembarco de las merinas TEXTO: ABC FOTO: CHEMA BARROSO MADRID. Miles de madrileños aprovecharon ayer el sol y la agradable temperatura para contemplar el tradicional recorrido de las ovejas trashumantes por el corazón de la capital. Más de 1.200 ejemplares- -300 menos de lo habitual- -se pasearon en rebaño por las principales vías del centro, un largo camino que iniciaron en la sierra de Gredos el mayo pasado. Ayer, volvieron a Madrid acompañadas por perros y pastores, y reivindicaron con su peculiar trote que se cumpla la ley de vías pecuarias, aprobada en marzo de 1995 por las Cortes y cuyo contenido incumplen muchas comunidades autónomas. Las ovejas, puntuales, partieron a las nueve de la mañana de la Casa de Campo y se dirigieron hacia la Plaza de la Villa, donde el concejal de Centro, Luis Asúa, cumplió el rito de recibir en representación de los hombres buenos del Ayuntamiento los 500 maravedíes que paga el rebaño en concepto de canon de paso por Madrid. Las merinas, protagonistas de la mañana, pararon el tráfico, se dejaron fotografiar y arrancaron sonrisas entre los más pequeños, que asistían incrédulos al paseo urbano del rebaño. Desde su partida en mayo, han estado acompañadas por el ganadero abulense Julio de la Losa, que ha realizado el viaje en solitario. Ayer, quince voluntarios y una decena de perros le ayudaron a pasar la prueba de Madrid. Junto a ellos, un colorista desfile de trajes típicos. Había caballeros de sierra del siglo XIII, pendones concejiles de las villas de Castilla y León, arrieros maragatos de Astorga y representantes de la cabaña real de carreteros de Quintanar de la Sierra. Al llegar a la puerta de Alcalá, donde se ubica el mojón que señala la Cañada Real madrileña, ovejas y pastores fueron recibidos por Fernando Moraleda, secretario general del Ministerio de Agricultura, que destacó la enorme importancia que tiene este acto en un país que no debería olvidar el mundo rural pues constituye nuestro patrimonio y es una actividad de extraordinaria importancia en nuestro pasado Las ovejas, que recorrieron los aledaños de la Puerta de Alcalá, hicieron las delicias de los más pequeños y nuestro futuro Este año, el paso del rebaño por la capital se ha retrasado casi un mes y ha contado con menos ovejas de lo habitual. El motivo, la fiebre catarral ovina, conocida como lengua azul una afección vírica sin problemas para el consumo, pero que obliga a vacunar a los animales y a mantenerlos en explotaciones ganaderas hasta su recuperación. A mediodía, el rebaño se trasladó nuevamente a la Casa de Campo, donde se organizó un almuerzo campestre en el que participaron medio millar de personas, entre ellos ganaderos de toda España. Las ovejas volverán el año que viene. Así lo indicó el presidente del Concejo de la Mesta, Jesús Garzón, que pidió a los políticos madrileños que pongan los medios para que no se destruyan las cañadas reales.