Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid XIII CONGRESO REGIONAL DEL PP LUNES 22 11 2004 ABC Los populares están a punto de renovar su partido en la región de arriba abajo. En el horizonte, más allá de la Comunidad y el Ayuntamiento, aparece el objetivo de llevar a Mariano Rajoy al Palacio de La Moncloa Claves para entender el PP de Madrid TEXTO: MARIANO CALLEJA 1. ¿Está dividido el PP de Madrid? Esperanza Aguirre podría ser elegida presidenta del PP el próximo fin de semana con el 90 por ciento de los votos, según la estimación que se maneja en el partido ahora mismo. Con ese porcentaje resulta atrevido hablar de división entre los populares. La guerra de octubre, entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón, por la Presidencia del PP de Madrid, se cerró en ocho días, aunque las heridas siguen abiertas. El malestar de los gallardonistas hacia Aguirre es palpable, pero habrá que ver si realmente se refleja en el congreso o bien se aprueba una lista de integración donde todos estén satisfechos. En el PP, como en todos los partidos, hay distintas familias o sensibilidades, que distan mucho en la actualidad de formar corrientes ideológicas o fracciones. 2. Esperanza Aguirre, presidenta El verano pasado, el vicepresidente primero del Gobierno autonómico, Ignacio González, fue el primero en proponer públicamente, a través de ABC, que Esperanza Aguirre fuera presidenta del PP en Madrid, en sustitución de Pío García- Escudero. Los aguirristas argumentaban que no hay ningún motivo para que en Madrid no ocurra lo mismo que en el resto de Comunidades donde gobierna el PP: que el presidente autonómico sea también el número uno del partido. La propuesta de González recibió la adhesión de los ratistas y de muchos alcaldes, al tiempo que Ruiz- Gallardón advertía de que sería suicida que García- Escudero dejara de ser presidente, tras 11 años de éxitos electorales. Éste, sin embargo, tenía tomada la decisión de no seguir desde mayo, según anunció después. Desde la dirección nacional, Ángel Acebes apoyó de hecho la opción de Aguirre. del líder nacional del partido, Mariano Rajoy. 4. Quién será el secretario general El nombre del número dos es una de las grandes claves que pueden condicionar la marcha del PP en los próximos años. La cotización de este puesto ha subido hasta las nubes a raíz de la última crisis entre Aguirre y Gallardón. En una cena a mediados de octubre, éste advirtió a la presidenta de la Comunidad que si no admitía a Manuel Cobo como secretario general del partido, presentarían una candidatura propia. Y así lo hicieron a la mañana siguiente. La retirada posterior de Cobo no ha hecho sino aumentar el valor político de un puesto que deberá unir a las distintas familias del partido y calmar los ánimos entre Ayuntamiento y Comunidad. Hasta ahora, el número dos era Ricardo Romero de Tejada, próximo a Rodrigo Rato. Aguirre podría seguir esa línea y mantener en este difícil puesto a un ratista presidenta regional. En el Gobierno autonómico hay ratistas de nivel como los consejeros Juan José Güemes y Manuel Lamela, y para la futura Ejecutiva aparece muy bien situada Anabel Mariño. 8. Madrid, escaparate del PP El nuevo PP que surja del congreso regional el domingo 28 tendrá muy en cuenta que Madrid ha pasado a ser el escaparate donde el resto de España observa cómo gobiernan los populares. Así lo ve Aguirre, quien cree que la alternativa al Ejecutivo del PSOE pasa en buena medida por lo que se haga en esta Comunidad. La estrategia del PP para actuar como oposición al PSOE requerirá una dirección muy política y dedicada a tiempo completo a las labores del partido. 6. Los alcaldes pisan fuerte Son el cuarto poder del PP en Madrid, más allá de la Comunidad, el Ayuntamiento de la capital y el propio partido. Los populares gobiernan algunos de los municipios más importantes de la región, aparte de Madrid, como Móstoles (Esteban Parro) Alcalá de Henares (Bartolomé González) o Las Rozas (Bonifacio de Santiago) En sus recientes conversaciones con Aguirre, le han pedido que el próximo secretario general conozca muy bien el mundillo municipal y sea cercano a ellos. 9. Elecciones de 2007 El primer objetivo de la dirección regional del PP será volver a ganar las elecciones autonómicas en mayo de 2007 y mantener el Ayuntamiento de Madrid. Ya se sabe que para el PP ganar en esta Comunidad significa hacerlo por mayoría absoluta, ya que el PSOE e IU siempre están dispuestos a aliarse para llegar al poder. En las últimas elecciones celebradas en la región- -tanto las europeas como las generales- el PP revalidaba su apoyo mayoritario, y los últimos datos que manejan en Génova reflejan que el partido no ha retrocedido ni un centímetro en sus posiciones. 3. El peso de Alberto Ruiz- Gallardón Cuando en la última Junta directiva regional del PP la mayoría aplastante de los asistentes respaldó a Aguirre frente a Ruiz- Gallardón, éste pudo ver con claridad los escasos apoyos con los que contaba. Apenas unas horas después, anunciaba la retirada de la candidatura de Manuel Cobo para el congreso, que era también la suya. Sin embargo, sería injusto calibrar así el peso del alcalde de Madrid en el PP. Hoy por hoy, el alcalde Ruiz- Gallardón es un seguro electoral para los populares. Lleva ganadas tres elecciones consecutivas por mayoría absoluta (dos en la Comunidad y otra en el Ayuntamiento de Madrid) y es capaz de atraer un voto de centro- izquierda que está vetado por completo para otros dirigentes populares. Desde el último congreso nacional del Partido Popular, Ruiz- Gallardón forma parte del círculo de confianza 7. El pinchazo municipal La presencia mayoritaria del PP en localidades como las citadas contrasta con su práctica desaparición en otras, que no son precisamente de menor importancia. Aguirre ha expresado ya su preocupación por el escaso apoyo que tiene el partido en algunos municipios del sur, como Getafe o Parla, donde la hegemonía del PSOE es incontestable. Los alcaldes socialistas Pedro Castro y Tomás Gómez, por citar dos ejemplos significativos, parecen ahora mismo invencibles. Aguirre, que conoce la importancia electoral que tiene el sur de la región- -donde vive un millón de personas- -creará una secretaría de Organización para reforzar la construcción del PP en toda la Comunidad. 5. La influencia de Rodrigo Rato La influencia del ex vicepresidente del Gobierno, ahora director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) sigue siendo decisiva, aunque su residencia se encuentre en Washington. Hablar de ratistas es hacerlo de la gran mayoría de los populares en Madrid. Más que una familia es una forma de entender el partido, más allá de personalismos y proyectos a corto plazo. Y es esa cultura de partido la que les ha llevado a apoyar a Aguirre como 10. Y las generales de 2008 La batalla de Madrid no ha hecho más que empezar entre PP y PSOE. Los dos partidos creen que Comunidad y Ayuntamiento pueden ser decisivos para los resultados de las generales previstas para 2008. Madrid será de nuevo puerta de entrada a La Moncloa.