Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 11 2004 31 Madrid El Ayuntamiento pretende un canal de TV digital para promoción turística, ocio y cultura El alcalde quiere eludir contenidos políticos y que se emita en hoteles y estaciones de tren b El Plan Técnico Nacional de Televisión Local asigna a Madrid ocho canales digitales. El Ayuntamiento pidió la gestión directa de uno, y la Comunidad es la que los otorga SARA MEDIALDEA MADRID. El Ayuntamiento de Madrid quiere que el canal de televisión digital que le corresponde- -según el Plan Técnico Nacional- -sea un canal de pago que venda la vida cultural madrileña, sus posibilidades de ocio, y promocione la ciudad como destino turístico. El alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, pretende alcanzar convenios con el sector hostelero para que dicho canal sea el de cabecera en todos los hoteles de la ciudad, que vean los clientes según encienden el televisor. El modelo a seguir es el del parisino París Première, un canal de televisión vía satélite que funciona en la capital francesa bajo el eslogan la televisión que te dice dónde salir El canal madrileño no sería, de esta manera, utilizado en modo alguno para fines políticos o partidistas, sino que tendría un uso mucho más productivo para la economía madrileña: promocionar la capital y sus valores. La idea del regidor, que aún tiene que tomar cuerpo, es que este canal aporte datos sobre medios de transporte públicos, ofrezca reportajes de mucha calidad sobre lugares turísticos de interés en Madrid y alrededores, sobre restaurantes, rutas de tapeo ocio, espectáculos, deportes, toros, cómo moverse por Madrid, horarios de interés, y toda la información útil que pueda El Anillo Olímpico arranca sus obras a comienzos de 2005 y costará 154 millones de euros Las emisiones, a partir del 1 de enero de 2006 Existe un plazo, hasta el próximo 9 de diciembre, para que la Comunidad realice la convocatoria del concurso y adjudique las concesiones. Los concesionarios podrían comenzar a emitir a partir del 1 de enero de 2006, con tecnología digital. Esto supone que para recibir la señal, los receptores tendrán que contar con un televisor digital, o con un descodificador que adapte la imagen a un monitor analógico. La ley fija unos límites a la hora de plantear la programación de las televisiones locales digitales. La que gestione el Ayuntamiento tendrá un doble control: por un lado, el del pleno, por otro, el del Consejo Audiovisual de la Comunidad. aportarse a alguien recién llegado a la ciudad. El canal digital que quiere el alcalde- -tal y como ya anunció el pasado mes de junio- -es uno de los ocho que corresponden a la capital, conforme al Plan Técnico Nacional de Televisión Local Digital, que asigna a la demarcación de Madrid capital dos canales múltiples (el 39 y el 50) con capacidad para la difusión de cuatro programas de televisión digital cada uno. Es la Comunidad de Madrid la que tiene que otorgar las concesiones para estos canales. El Ayuntamiento de Ma- El canal podría verse en estaciones de tren y lugares de tránsito para viajeros drid manifestó, meses atrás, su interés por explotar uno de ellos. J. PRIETO Convenios ¿Cómo lo hará? Propondrá convenios con asociaciones de hoteles para que el canal sea el que arranque la programación televisiva en sus habitaciones. Y lo mismo se procurará en estaciones de tren y otros transportes. Podría incluso rentabilizarse mediante la publicidad de establecimientos hosteleros o de los espectáculos en cartel, indican fuentes municipales. La ausencia de contenidos políticos y su fin de promoción turística de la ciudad le augurarían un apoyo casi unánime, según creen en el Gobierno municipal. El Consistorio quiere gestionar directamente uno de los ocho canales digitales que el Plan Técnico Nacional ha asignado a la ciudad. En el caso de que el Gobierno regional otorgue las correspondientes concesiones, coexistirían en el ámbito del municipio madrileño ocho televisiones locales digitales, de las que una estaría gestionada por el Ayuntamiento y las otras siete serían privadas.