Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LA AMENAZA DEL TERRORISMO ISLAMISTA LUNES 22 11 2004 ABC Hallan casi 19 kilos de goma- 2 en una mina de Asturias abandonada b La Perdiz pertenece a Caoli- El jefe de Gijón destituido no dio a la grabación valor policial ni judicial Oficiales de la Comandancia afirman que no consideró que aportase nada b El entonces secretario de Esta- nes de Merillés, la misma empresa de mina Conchita de donde fue robada la dinamita usada en el 11- M ABC OVIEDO. La Guardia Civil confirmó ayer el hallazgo de 18, 600 kilos de goma- 2- -repartidos en más de un centenar de cartuchos- -en una mina abandonada del municipio asturiano de Tineo que responde al nombre de La Perdiz y que pertenece a Caolines de Merillés, la misma empresa de Minas Conchita de donde fue robada la dinamita utilizada en el 11- M y en la que trabajó Emilio Suárez Trashorras, imputado en el sumario de la matanza de Madrid por su relación con el suministro de explosivos a la célula terrorista. La Perdiz situada en el paraje conocido como Arroyo Farandón cesó su actividad en el año 2000 y, según los primeros indicios, todo parece indicar que la goma- 2 incautada data de esa misma fecha, aunque para verificar este extremo todavía hay que esperar al análisis de los cartuchos. Posteriormente serán destruidos con autorización judicial. La dinamita fue hallada el pasado viernes a unos 200 metros de la bocamina, durante una inspección rutinaria realizada por la Benemérita en el marco de las funciones de vigilancia y control de explosivos que se puso en marcha después del 11- M. La goma- 2 incautada presenta un avanzado estado de deterioro, lo que, en principio, podría confirmar que se encontraba en este lugar desde el cese de actividad de la mina. do para la Seguridad, Ignacio Astarloa, recibió tras el 11- M dos informes con las actuaciones sobre explosivos realizadas en Asturias R. LANERO GIJÓN. El teniente coronel Antonio Rodríguez Bolinaga, único miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado destituido hasta el momento tras los atentados del 11- M, no pretendía obstruir la labor de instrucción llevada a cabo por el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo. Así lo cree, al menos, su entorno más próximo. Varios oficiales de la Comandancia de Gijón explicaron ayer a este periódico que su superior no puso a disposición judicial la grabación con las revelaciones de Lavandero porque consideró que, en esos momentos, carecía de valor policial y judicial. Creyó que no aportaba nada nuevo a la investigación Según las mismas fuentes, Bolinaga desconocía la existencia física de la cinta, aunque estaba al tanto de la reseña redactada por el guardia Campillo tras entrevistarse con el informante. En 2001, cuando sus subordinados le comunicaron la declaración de Lavandero el entonces máximo responsable de la Comandancia de Gijón ordenó abrir una investigación al equipo de Policía Judicial, dirigido en aquella época por el teniente Montero. Tras poco más de dos meses de comprobaciones, seguimientos y demás gestiones, se dio por cerrada la operación Serpiente al no obtenerse resultados. Fuentes de la Comandancia de Gijón señalaron que, en 2001, el contenido de la grabación permitía hablar de tres delitos: tráfico de explosivos, de drogas y falsedad documental. No había indicios de terrorismo manifestaron algunos oficiales del acuartelamiento de Contrueces. Para enfatizar la idea, recuerdan que en aquella fecha aún no Laguna y Rodríguez Bolinaga en una imagen de archivo ABC Zaplana dice que el 11- M fue teledirigido El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana, valoró ayer el coraje que ha tenido el presidente del Partido, Mariano Rajoy, de seguir después de un atentado teledirigido para hacernos perder las elecciones del 14- M Zaplana hizo estas declaraciones durante su discurso en el undécimo congreso regional donde dijo que el liderazgo de Rajoy le ha llegado antes de ganar las elecciones. Mariano es el líder indiscutible del PP Inicio de una investigación La Guardia Civil descarta, en principio, que el hallazgo este relacionado con la trama asturiana de venta de los explosivos empleados en los atentados del 11 de marzo. Además, el Instituto armado ha trasladado una denuncia a la Delegación del Gobierno en Asturias para la instrucción de un expediente por una falta muy grave de acuerdo con el vigente reglamento de explosivos, y ha elaborado un atestado para el juez de instrucción de Tineo por si apreciara la existencia de algún delito. Precisamente esta misma semana la Policía Nacional llevó a cabo una operación en la que resultaron detenidas dos personas- -en principio sin relación con el 11- M- -en Riosa y en la que se incautaron de seis cartuchos de goma- 2 Eco, de 29 milímetros, 200 de largo y un peso de 190 gramos cada uno. Se encontraron además 19 detonadores y un rollo de mecha de unos 30 metros. habían tenido lugar los atentados de las Torres Gemelas. Hasta la fecha, la única razón aducida por la Dirección General de la Guardia Civil para destituir al teniente coronel ha sido, precisamente, ese retraso en la entrega de la cinta al juez. Este hecho justifica, según Interior, la quiebra del principio de confianza Según ha podido saber este periódico, la decisión ha provocado gran malestar entre oficiales y guardias de Gijón, sobre todo por la falta de apoyo de la Dirección General, que nunca ha desmentido algunas informaciones falsas aparecidas en los medios En 2004, pocos días después de los atentados de Madrid, la Secretaría de Estado de Seguridad, encabezada entonces por Ignacio Astarloa, solicitó a la Guardia Civil de Asturias y Madrid toda la información relativa a la investigación de explosivos previa al 11- M. En aquella ocasión, la Comandancia de Gijón remitió las diligencias de la operación Serpiente la de Oviedo las efectuadas a raíz de las confidencias de Nayo y Madrid, por su parte, las pesquisas hechas con motivo de las advertencias de Zouhier. Instrucción sin asistencia Fuentes del Instituto Armado en Gijón señalaron que varios guardias civiles se negaron a prestar declaración ante el coronel Búrdalo, instructor del informe reservado encargado por Interior. La Dirección General no prestó asistencia de ningún tipo a los agentes interrogados, por lo que algunos declinaron la oferta del coronel y optaron, incluso, por acudir voluntariamente a la Audiencia Nacional, donde sí explicaron su relación con la Serpiente