Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión LUNES 22 11 2004 ABC JORGE TRIAS SAGNIER La soberanía popular no es susceptible de trueques, como pretenden algunos representantes socialistas, independentistas o comunistas DORMIR ENTRE BOMBAS HUMANAS Negarse a verificar el discurso del odio no evita el ajetreo en los talleres de bombas humanas. Se vio en Atocha. Veremos si la narcosis de la sociedad española después del 11- M corresponde o no a ciclos políticos cidente un pensador como N el trecho en tinieAndré Glucksmann articublas que va de la bomla prácticamente en solitaba atómica a la bomrio la resistencia frente a ese ba humana hemos reconsnarcótico que va dejando en truido todo el horror, como toda Europa un rastro de otras épocas intentaban reeapocamiento fatal y nihilisdificar la inocencia. Luego, mo, de parálisis de la voluncasi de inmediato, hemos VALENTÍ PUIG tad y desconocimiento del buscado arroparnos en ese sentido permanente de la sueño levitante al que el tragedia. En su último ensayo, recuerpo humano es inducido por la cién publicado en París, Glucksprimera fase de una anestesia. Mimann ubica en su dimensión más rarar para otro lado, acallar la palpitadical el nuevo- -viejo a la vez- -disción del gran dolor, ahorrrarnos curso del odio. Existir para odiar: lo verle la cara al enemigo: es como mismo que existir para destruir. Es acurrucarse en posición fetal para una de las numerosas lecciones de que pasen de largo los males y las El discurso del odio el odio que tragedias. Al rebobinar los datos y alimenta la bomba humana, el reconsecuencias de la sangrienta jorcrudecimiento del antisemitismo, nada del 11 de marzo, André Glucksla desproporción patológica de la sumann se pregunta cómo los asesiperstición americana o el odio atávinos no habrían de llegar a la concluco hacia la mujer. sión de que son ellos quienes deciden y que el terrorismo en lo sucesiN la más reciente mutación de vo es más fuerte que la democracia. la guerra, el carburante de una Pronto o tarde, quizás más pronto bomba humana es el odio, y es un que tarde al ver la tupida conexión odio que promete el paraíso. Por eso de Al- Qaida en España, reconocereBin Laden no moviliza fuerzas clásimos que hemos dormido entre bomcas: moviliza odios. Después de la bas humanas, sincronizadas para bomba humana- -dice Glucksaniquilar toda la vida posible en un mann- -tenemos que el vídeo reincruce entre trenes con gentes que corpora a los muertos a la vida para hacen crucigramas, piensan en la hiejecutarlos por segunda vez, una poteca o confían en algo imposible. pulsión del más allá de la guerra En los libros Dostoievski en que la prolonga al infinito al otro laManhattan o Occidente contra Ocdo de la vida y eso es el odio puro, sin alto el fuego. Quizás más que nunca, un odio insaciable e infatigable acecha el mundo. ASTARLOA: HOMBRE DE LEY ONOCÍ a Ignacio Astarloa en 1996, el mismo día que recogí mis credenciales como diputado. Entonces, Astarloa era el secretario general del Congreso, cargo para el que había sido designado por quien fue presidente de la Cámara, el socialista Félix Pons. Pensaba que Astarloa iba a continuar en el cargo dada su profesionalidad, competencia y, sobre todo, independencia. Y quería contar con su ayuda para el cometido legislativo que por aquellos días iniciaba. A las pocas semanas fue cesado como secretario general, volviendo a sus tareas de letrado, desde donde continuó siendo un apoyo inestimable para todos los diputados que precisaron de su colaboración. Cuando Ángel Acebes fue nombrado ministro de Justicia, tras la victoria de Aznar por mayoría absoluta en el año 2000, tuvo la feliz idea de rescatar a Astarloa nombrándolo subsecretario del Ministerio; y al cabo de dos años, en 2002, cuando pasó a ocuparse de la cartera de Interior, puso al frente de la Secretaría de Estado para la Seguridad a este letrado de las Cortes que es, además de hombre de honor, acreditado hombre de ley. Para Astarloa la ley constituye, siempre, el límite que enmarca la acción política. Y lo demostró el otro día en su comparecencia ante la Comisión que ahora, y recalco lo de ahora, comienza a investigar el oscuro y terrible atentado del 11 de marzo. Astarloa, como Acebes antes del verano, inundó de dignidad la casa donde reside la soberanía popular. Una dignidad de la que está muy necesitada esa Cámara, ya que la soberanía popular no es susceptible de trueques, como pretenden algunos representantes socialistas, independentistas o comunistas, que preferirían el apaño a cambio del silencio y de que un día pueda averiguarse la conexión existente entre los confidentes policiales, ETA y el terrorismo islámico. Cuando Aznar ganó las elecciones de 1996, tras la derrota dulce ¡si llega a ser amarga! socialista, se pensó que lo mejor para España era pasar página. Las urnas ya habían dado su veredicto y se creía que de nada serviría seguir removiendo la porquería. Yo también participé de esa opinión y ahora, en cambio, me doy cuenta de que fue un error. Un profundo error. Cuando escuché el otro día las sinceras manifestaciones y aclaraciones del ex secretario de Estado para la Seguridad me ratifiqué en la equivocación que se cometió al no limpiar las cloacas del Estado. El agua sucia siguió acumulándose estos años pasados. Las revelaciones que estamos conociendo sobre el atentado de marzo apuntan en la dirección de que no es suficiente cambiar los cargos políticos para hacer una nueva política. He aquí la demostración increíble pero cierta: nadie advirtió a los responsables de Interior de las posibilidades reales de un atentado terrorista islámico ni de las conexiones, grabadas, entre terroristas islamistas y etarras con confidentes policiales. El asunto cada vez huele peor. Sobre todo para algunos. D C E E ESPUÉS de un acto inicial de solidaridad expresiva, París y Berlín protagonizaron la serenata que vino al poco del 11 de Septiembre. Fueron los adalides de la paz neutra en las Naciones Unidas, aunque ahora- -especialmente Alemania- -busquen acomodarse al panorama postelectoral en Washington. Le iban a dar una gran lección de política exterior a George W. Bush. Glusckmann habla de la nueva ideología franco- alemana: ¿Miseria estratégica de Europa? Porque no, puesto que las guerras sólo producen vencidos. ¿Grandeza ejemplar de Europa? Evidentemente, puesto que la paz sólo produce vencedores. ¿Cómo la pareja franco- alemana no iba a encarnar el futuro del planeta? Era precisamente en aquella Europa donde habían surgido todos los progroms los totalitarismos y las guerras mil y una. Después del 11- M, los españoles- -sostiene Glucksmann- -se tranquilizaron en las urnas por un extraordinario ejercicio de exorcismo Negarse a verificar el discurso del odio no evita el ajetreo en los talleres de bombas humanas. Se vio en Atocha. Veremos si la narcosis de la sociedad española después del 11- M corresponde o no a ciclos políticos. Lo más posible es que no, pero lo único seguro es que será un despertar enojoso y, de tardar mucho, tal vez catastrófico. vpuig abc. es REVISTA DE PRENSA resto del país estaba relativamente tranquilo, sobre todo en las áreas de confesión chií señaló el general. En todo caso, pienso que habrá más violencia antes de las elecciones que después continuó. Lo más importante es llegar a las elecciones y lograr un Gobierno aún más legítimo consideró. El jefe de Estado Mayor dijo estar impresionado por el hecho de que los ciudadanos iraquíes estén activamente implicados en las contiendas sobre todo en los combates de Faluya. Pero la rebelión es infatigable consideró. Aún así, la operación en Faluya, uno de los principales bastiones suníes, tendrá una influencia en la lucha contra el terrorismo en todo el país. Tenemos mucha gente que no hace otras cosa que intentar encontrarlo dijo en alusión a Al Zarqaui. Será como con el antiguo presidente Sadam Husein, nos levantaremos un día y pertenecerá al pasado añadió. S. I. Riesgo de guerra civil en Irak El jefe de Estado Mayor Interarmas norteamericano, el general Richard Myers, reconoció que existe la posibilidad de que se produzca una guerra civil en Irak tras las elecciones del próximo mes de enero, a pesar de que no se hayan detectado señales en este sentido en una entrevista concedida al diario portugués Publico. Una guerra civil es siempre una posibilidad aseguró el general Myers. Sabemos que hay fuerzas que persiguen ese objetivo. El propio líder terrorista jordano Abu Mussab al Zarqaui justificó el enfrentamiento entre chiíes y suníes Pero no vimos señales en ese sentido. Durante las operaciones en la ciudad de Faluya, el Un banco de datos de islamistas Alemania fichará a todos los extremistas islámicos que residen en su territorio y los incluirá en un gran banco de datos anti- terrorista, según informaciones del semanario Der Spiegel confirmadas por el Ministerio del Interior. Una portavoz de ese Ministerio declaró a la agencia alemana Dpa que el proyectado banco de datos de islamistas será parte integral de otro que recogerá el amplio espectro del terrorismo internacional Der Spiegel incluye en esa categoría al Partido de los Trabajadores del Kurdistán y a los muyaidines de Irán, además de a otros grupos que podrían recurrir al terrorismo por motivación religiosa. S. I.