Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 22 11 2004 Opinión 5 Argumento conocido Irán asegura que, desde hoy, suspende su programa de enriquecimiento de uranio de manera indefinida. Estados Unidos no termina de creerse la noticia y afirma que hasta la entrada en vigor del compromiso ha acelerado la producción de hexafloruro de uranio, gas útil para armamento nuclear. La UE, por su parte, cree al presidente Jatami. El argumento de esta película resulta conocido. Una mina de problemas La aparición de una veintena de kilos de goma- 2 en una mina abandonada, propiedad de la misma empresa de la explotación de la que fue robada la dinamita del 11- M, vuelve a poner de manifiesto que aún queda tarea por hacer para garantizar el control del material explosivo existente en estas y otras explotaciones industriales. Hace unos días, la Policía detenía a dos personas a las que se incautaban cartuchos de goma- 2 y detonadores. El celo en la persecución de estos tráficos y posesiones ilegales es el único camino para proporcionar sosiego a la opinión pública ante tan preocupante asunto. Cada uno a lo suyo Mariano Rajoy clausuró el congreso del PP valenciano con un mensaje cristalino: que Eduardo Zaplana se dedique a las Cortes, donde es portavoz de su partido, y Francisco Camps, a la Comunidad Valenciana, de la que es presidente. Parece claro que el líder popular hacía llegar al sector zaplanista que el mando a distancia se ha quedado sin pilas. Se acabó el enredar y cada uno a lo suyo. FOTO ELIOS DE LA RUBIA Rompiendo su norma habitual y al estilo de las famosas santiaguinas con las que Santiago Bernabéu animaba a sus jugadores ante un choque crucial, Florentino Pérez presenció ayer la primera sesión de entrenamiento realizada por el equipo blanco tras su contundente derrota en el Camp Nou. La Florentina tras la derrota. excusa era asistir al partido del filial madridista. En el descanso de este encuentro de Segunda B, Pérez charló con el entrenador, Mariano García Remón, y se acercó al vestuario para transmitir su ánimo a la plantilla, pasar página de la nefasta noche del sábado y motivar a sus jugadores ante el crucial partido de la Liga de Campeones contra el Bayer Leverkusen. CAMBALACHE EN EL FÚTBOL ENRIQUE ORTEGO S E alimenta la teoría de que pueda existir un punto de inflexión en el fútbol español después del partido del sábado en el Camp Nou. El fútbol cambia de manos. De dueño. La alteración parece irrefrenable. La metamorfosis apunta a que estamos ante una nueva ilusión, que se pinta a rayas azules y grana y se representa en la sonrisa de Ronaldinho, y que el predo- minio del color blanco, blanco del Real Madrid, blanco del Valencia, languidece, se emborrona. Sin embargo, la grandeza del fútbol es que no existen axiomas exactos ni duraderos. Se juega cada tres días y competiciones diferentes, por lo que la desolación que arrasa al madridismo puede hacerse llevadera si el martes su equipo resucita y sigue adelante en la Champions com- petición que, mucho me temo, ya tiene prioridad absoluta en el objetivo de Florentino y los suyos. Pero algo que ni la magnitud de este deporte puede evitar es que las sensaciones vayan más allá de los resultados. Y la sensación es que el Real Madrid se ha estancado en su grandeza. Sería una imprudencia por mi parte siquiera insinuar que jugadores como Zidane, Figo, Roberto Carlos... están acabados simplemente porque tengan la treintena, o que con Samuel le han metido al Madrid un gol de 25 millones de euros; pero, sin embargo, se antoja trivial y meridiano que Ronaldinho, Eto o, Xavi, Deco... son más jóvenes, son ya el presente, tienen por delante muchos más años de fútbol y por lo tanto la posibilidad de extender su hegemonía actual a los próximos años. El primero que es consciente de que su Real Madrid necesita urgentemente un Plan Renove que devuelva al equipo la frescura de un pasado cercano es el propio presidente, aunque ahora no quiera mover cimientos y prefiera escudarse en tópicos recurrentes- sólo hemos perdido un partido, estamos vivos en todas las competiciones -y que tienen su parte de verdad, pero, también, de mentira.