Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 21 11 2004 59 Los domingos El alcalde de Oleiros, ex músico de orquesta, ha saltado a la fama por su enfrentamiento con Israel Francisco Paesa. Un escritor de novela negra, Fernando Martínez Laínez, recrea una vida llena de aspectos turbios de Eduardo Mendoza lamenta que los políticos hayan diseñado una España dolorida y enfrentada Dos años después de la catástrofe del Prestige la Costa de la Muerte presenta un aspecto bastante aseado y sus gentes un mejor ánimo, aunque no es oro todo lo que reluce. De vuelta al lugar del crimen se descubre que, tras la retirada del chapapote, se ha destapado la crisis de una forma de vida. Los protagonistas de entonces nos cuentan cómo les va la resaca de la marea negra Regreso a la ruta del fuel 2004 2002 Manos blancas, manos negras. Una niña juega con la arena en la playa del Coído, en Muxía. Abajo, una voluntaria en el mismo lugar hace dos años TEXTO: MIGUEL ÁNGEL BARROSO FOTOS: JAIME GARCÍA nvido a ruta do fuel La pintada en un muro junto a la carretera, poco antes de llegar a Caión, no fue sólo una ironía, sino un estado de ánimo a finales de 2002. Hoy, esa pintada echa un lazo a la memoria, porque el presente de Caión, el pueblo donde comienza la Costa de la Muerte, es muy distinto al de aquellos tiempos aciagos. La playa sepultada por el engrudo viscoso es hoy un arenal limpio que invita al paseo cuando baja la ma- Be rea. Los roquedos de las calas cercanas tienen algunas salpicaduras negras que el mar aún no ha lavado, pero todo se andará. Para quienes vieron la destrucción total de estos lugares la imagen resulta tan sorprendente que parece un montaje. Los ecologistas consideran que la muerte silenciosa sigue actuando bajo las piedras y en los fondos marinos, que la costa gallega, más que limpia, está maquillada. Pero en Caión prefieren creer lo que ven. Es triste reconocer que el accidente de un petrolero nos ha puesto en el mapa, pero ésa es la realidad comenta Evaristo Lareo, patrón mayor de la cofradía. Las ayudas llegaron a tiempo, han mejorado las infraestructuras y, si construyen el puerto exterior de La Coruña- -el emplazamiento elegido está a un puñado de kilómetros del municipio- -la comarca se revitalizaría definitivamente Sin embargo, hay otra realidad de ahora mismo que desaso (Pasa a la página siguiente)