Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad DOMINGO 21 11 2004 ABC Un inmigrante polaco dormita a la intemperie en el asentamiento que formó hace dos meses con otros compatriotas en el barrio de Salamanca de la capital española Un grupo de inmigrantes polacos lleva dos meses viviendo a la intemperie en los bajos del edificio de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) donde ahora trabaja el ex presidente del Gobierno popular Los sin techo a la vera de Aznar TEXTO: AINHOA LARREA FOTOS: JAVIER PRIETO MADRID. Stanislao es polaco, aunque lleva ya diez años en España. (Mal) vive a la intemperie con otros siete compatriotas que llegaron huyendo de la pobreza, rebosantes de esperanza, y se dieron de bruces con la realidad: aquí también hay miseria. Durante un tiempo encadenaron varios trabajos, pero acabaron hastiados de tanta precariedad y, tras recorrer iglesias, albergues y cajeros automáticos en busca de refugio, han terminado instalándose en los bajos del edificio de oficinas donde trabaja José María Aznar. Pasan los días en la calle, entre colchones mal dispuestos, ropa revuelta y alimentos que se van pudriendosin remedio. Subsisten gracias los vecinos (que les bajan comida, mantas, tabaco... Viven, aunque ya no duermen, (cada tarde se riega el suelo para que no puedan dormir) en pleno barrio de Salamanca, la zona noble de Madrid. Hoy es su día, el de los sin techo. Según Cáritas, el número de personas que duermen al raso es relativamente bajo, unas 27.000, pero son situaciones tan graves y contrarias a la dignidad humana que su mera existencia resulta vergonzosa. Dentro del vasto campo de la exclusión residencial se distin- El sin hogarismo en cifras Número de personas sin hogar: entre 20.000 y 27.000. Centros que los atienden: 619. El 73 por ciento son de titularidad privada. Del total de estas instituciones, el 51 pertenecen a una entidad religiosa. Prestaciones más frecuentes: información y acogida, frente a talleres de inserción y asistencia jurídica. Plazas ofrecidas: 12.139 (13 por ciento en pisos de acogida, 4 por ciento en pensiones y 83 por ciento en albergues y alojamientos colectivos) Gasto medio por centro: 213.416 euros (12 euros por persona y día) Volumen anual: 213.416 euros. En los públicos es casi el doble que en los privados. edad con la mirada perdida y Roberto, un hombre de 65 años que trabaja en la esquina de Goya con Alcalá. Soy carpintero, pero me quedé en el paro y tuve que montar aquí mi oficina Vivo con mi hija (que es viuda) y tres nietos. Con su sueldo no llega para los gastos de comunidad y a mí ya nadie me va a contratar, por eso tengo que mendigar, para salir adelante Unos veinte jóvenes malviven en un pasadizo subterráneo de la Plaza de España gue a quienes tienen hogar (inadecuado o bajo amenaza de desahucio) o pernoctan siempre en albergues; muy lejos del alojamiento digno y estable que constituye un derecho fundamental de la persona. Estado y como sus ingresos como asistenta esporádica no alcanzaban para pagar las facturas decidió pedir limosna. Estoy todos los días de once de la mañana a dos de la tarde, así consigo dinero para la luz, el agua... Pero tengo casa, ¿eh? comenta orgullosa. A pocos metros de ella mendigan otros tres indigentes: un lisiado en silla de ruedas, una mujer de mediana Quince años en el Retiro Mari tiene cinco hijos y tres nietos a su cargo. Los nueve viven en un piso del