Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid DOMINGO 21 11 2004 ABC En pleno corazón del Madrid de los Austrias, La Librería ofrece al paseante una visión de la Villa y Corte al pie de la letra. Madrid tiene pasado, y aquí está en sus manos Crónicas de un pueblo TEXTO: MANUEL DE LA FUENTE FOTOS: SIGEFREDO Recorrer las calles del viejo Madrid una mañana luminosa y mesetaria de noviembre sigue siendo un placer. Debería de ser, incluso, una cita obligada para los habitantes de la Villa y Corte, generalmente ignorantes sobre el pasado de su ciudad. La Plaza de Isabel II, de la Ópera, para el decir popular, es un buen punto de partida, y es también el céntrico escenario (hasta el día 28) de un curioso mercado de artesanía en el que es posible encontrar desde una matriusca hasta un poncho andino, desde deliciosas ediciones en miniatura de obras como el Quijote y La Ilíada hasta insignias del Partido Comunista de la Unión Soviética y camisetas con las siglas CCCP que comparten mesa (se supone que mantel no) con todo tipo de iconos e imágenes religiosas de procedencia ortodoxa. Pero hoy no es éste nuestro destino. Nuestro destino es de libro. Concretamente, ponemos rumbo al número 80 de la calle Mayor, sede de La Librería editorial y comercio especializado en la venta, edición y distribución de libros de y sobre Madrid. Nuestro medio de transporte, el más tradicional y barato según se ha puesto de crudo el crudo: el coche de San Fernando, un rato a pie y otro andando. Dejamos atrás el Teatro Real y recorremos las pequeñas y angostas calles de la Independencia, primero, y del Espejo, después, curiosa rúa con una leyenda urbana a sus espaldas, y en cuyo número 3 vivió don Francisco de Goya en 1777. Desembocamos en la calle de Santiago y entramos en Mayor. Calle Mayor abajo, una placa en el número 61 recuerda que allí vivió don Pedro Calderón de la Barca, a quien está dedicada la callejuela que lleva su nombre unos metros más abajo. Calles de la Traviesa y de los Señores de Luzón, éste es el Madrid por el que pasearon su capa (y hasta su espada) el propio Calderón, Lope de Vega, Quevedo, Velázquez... personajes que contribuyeron de su puño y letra, de su puño y pincel, a la historia de los Madriles, la misma historia con la que nos topamos nada más cruzar el umbral de La Librería Antes de sentar sus reales en este em- Una muestra representativa de lo que se puede buscar (y encontrar) en el comercio La Librería Ediciones La Librería. Mayor, 80. Metro más cercano: Ópera y Sol. Teléfono: 91 541 71 70. Fax: 91 548 93 93, e- mail: info edicioneslalibreria. com web: www. edicioneslalibreria. com Es muy manejable y rápida, clara y concisa. En ella se pueden realizar todo tipo de consultas de catálogo y también se pueden hacer compras online, aunque particularmente pensamos que es mucho más agradable y provechoso acercarse por la propia sede de la librería, editorial y distribuidora. plazamiento, el comercio estuvo situado muy cerca de aquí, precisamente en dos de las calles ya mencionadas, la de Señores de Luzón (compartiendo territorio con las dependencias de la Fundación Villa y Corte) y la de Santiago. Desde luego, hay que reconocer que la elección de la situación fue acertada y, por supuesto, no fue improvisada. Evidentemente, estos tres lugares fueron buscados expresamente, no hay mejor zona para un proyecto de este tipo que el Madrid de los Austrias explica Miguel Tébar, una especie de amanuense (con ordenador, claro) castizo del siglo XXI. Tébar había estudiado Filosofía, pero además es un enamorado de los libros y, tras comentar el caso con algunos amigos, se decidió por la especialización, una solución arriesgada pero posiblemente el único camino viable para salir adelante. Y lo hizo, primero en solitario, y ahora con un equipo compuesto por diez personas. Los títulos que componen su fondo editorial rondan los quinientos, muchos de ellos auténticas joyas para la historia del madrileñismo con nombres y contenidos que rondan el pintoresquismo, casi el realismo mágico, como por citar dos de los últimos, Autobiografía de la Cibeles. Madrid contado por una diosa de José del Corral, cronista de Madrid, y Vaciado industrial y nuevo paisaje urbano en Madrid. Antiguas fábricas y renovación de la ciudad de Carlos J. Pardo Abad. El origen de estas especies El origen de estos trabajos tan exclusivos y especiales es de dos tipos. Muchos de los autores son cronistas de la Villa, y los libros o bien nos llegan ya hechos y nosotros los editamos y distribuimos, o bien son proyectos de nuestra propia editorial, como la inminen- La capital, con los nombres más propios El catálogo del establecimiento ofrece un abanico de títulos sin ningún tipo de desperdicio, tan curiosos como rigurosos. Tomen nota: Personajes y escenas del Rastro madrileño Memoria monumental de Madrid Guía de estatuas y bustos El hambre en el Madrid de la Guerra Civil La Navidad en Madrid Madrid con gafas naïf Arquitectura madrileña Madrid visto y sentido por Pedro de Répide Madrid de Mesonero Romanos Investigaciones madrileñas Recintos sagrados de Madrid De Madrid al cuplé El Madrid de Velázquez Aquellos tranvías de Madrid Alimentos silvestres de Madrid Madrid y sus literaturas Madrid (casi) desde el cielo Frases timos y decires Las doce en punto y sereno Relatos policiales de Madrid y un larguísimo y suculento etcétera. te Guía de Aves de Madrid y La historia de Madrid contada a los niños En este proceso, la colaboración de la Administración, tanto regional como municipal, no suele ser frecuente. No hay una relación establecida y fluida- -explica Tébar- únicamente compartimos algunos proyectos muy concretos y específicos Otra de las misiones (más o menos imposibles) de La Librería consiste en rebuscar entre esa gran dispersión existente sobre los libros que tratan de Madrid, y también la distribución de los títulos que editan diversas entidades madrileñas y que muchas veces el lector no sabe dónde encontrar En alguna medida, Miguel Tébar echa de menos los tiempos en los que sólo era librero porque ahora casi es más un gestor, echando cuentas y peleándome con las cifras y los balances de resultados Pero, ¿quiénes son los principales destinatarios de estos títulos tan concretos, tan de andar por casa, aunque la casa tenga mil años de historia. Tenemos una clientela más o menos fija de personas a las que interesa el género y que se pasa a menudo por el comercio. Además les mantenemos informados puntualmente de nuestras novedades y de nuestros proyectos. También suele comprar la gente que hace los recorridos culturales guiados del Ayuntamiento Los turistas, muchos en la zona, pasan, pasan de largo, o se detienen en otro tipo de establecimiento como esas tiendas de recuerdos (toros, toros, toros) que recuerdan el zoco toledano pero en cutre, en muy cutre. Hasta aquí hemos llegado Editorial, distribuidora, tienda, para su propietario La Librería ha alcanzado prácticamente su nivel óptimo de existencia. A lo largo de todos estos años- -continúa Miguel Tébar- -no hemos hecho más que crecer y crecer, y ya ha llegado el momento de parar, porque si no es así este tipo de historias se te pueden ir yendo de las manos. A lo que no renunciamos, por supuesto, es