Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 SÁBADO 20 11 2004 ABC Economía España perderá 39.900 millones de ayudas si prospera la propuesta de la CE, según el PP El Partido Popular denuncia la pasividad del Gobierno y le exige que negocie ya otra alternativa b Economía asegura que todavía Impacto de la ampliación en los países de UE Pérdidas en millones de uros según la propuesta de la CE 45.000 45.000 42.000 39.900 40.000 35.000 no se ha repartido el coste de la ampliación y que España, aunque perderá fondos estructurales, ganará ayudas para I+ D +i YOLANDA GÓMEZ MADRID. España perderá un total de 39.900 millones de euros en cinco años, de 2007 a 2013 (el 40 de lo que recibe ahora) si prospera la propuesta de la Comisión Europea (CE) sobre las nuevas perspectivas financieras de la Unión de los Veinticinco, según los cálculos del Partido Popular, basados en un informe del Instituto Klein, de la Universidad Autónoma de Madrid. El secretario de Política Económica del PP, Miguel Arias Cañete, explicó ayer en un encuentro con periodistas, al que también asistieron la ex ministra de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez, y el europarlamentario popular Gerardo Galeote, que esta pérdida supondría que cada familia española tendría que pagar entre 400 y 500 euros más al año de impuestos para que España pudiera seguir manteniendo su actual ritmo inversor. Según este estudio, la ampliación de la Unión Europea supondría un coste global de 200.000 millones de euros, de los cuales 161.000 servirían para financiar la cohesión; 40.000 se destinarían a agricultura y otros 40.000 millones a desarrollo rural. Y, según la propuesta de la Comisión, España sería uno de los países que más tendría que aportar a la financiación de la ampliación, tanto en términos absolutos, como en porcentaje de su PIB. Así, Alemania perdería 45.000 millones de euros, con la propuesta de la CE, Francia 42.000 y España 39.900. En porcentaje del PIB las cifras son todavía más duras: nuestro país sería el más perjudicado, al perder un 0,61 de su PIB, casi el doble que Francia, 0,32 o Italia, el 0,31 y desde luego muy por delante de Alemania (0,26 Holanda (0,23 y el Reino Unido (0,12 Ante esta situación, Arias Cañete ofreció al Gobierno toda la lealtad y colaboración del PP para negociar una propuesta específica para España, ya que, denunció, el Estado español no puede ser el que más aporte a la financiación de la ampliación. Nunca se le ha pedido un esfuerzo tan brutal a un país como se hace ahora con España explicó el portavoz popular, quien recordó que en las anteriores ampliaciones se buscaron soluciones para compensar a los países que salían perjudicados. El Reino Unido obtuvo una compensación en 1984, el conocido como cheque británico; Fran- 34.000 30.000 25.000 20.000 15.000 10.000 5.000 0 16.100 8.750 Alemania Francia España Italia Reino Unido Holanda Efecto de la propuesta de la Comisión en las regiones españolas Pérdida de fondos estructurales en millones de uros Andalucía Galicia Castilla- La Mancha Extremadura Asturias Murcia Ceuta Melilla Castilla y León C. Valenciana Canarias Cataluña Madrid País Vasco Aragón Cantabria Navarra Baleares La Rioja 107 63 57 24 Infografía ABC 2.000 900 550 500 680 600 40 40 3.100 2.900 1.800 609 352 311 146 cia mantuvo la política agrícola tanto en 1968 como en el reciente acuerdo de Bruselas; Francia, Irlanda y Grecia obtuvieron los programas mediterráneos en 1986; e Irlanda, en 1999, mantuvo el fondo de cohesión. Para abordar lo que Cañete calificó de problema de gran envergadura el Grupo Popular presentará una interpelación el próximo miércoles en el Congreso, para conocer la estrategia negociadora del Gobierno y recabar la unidad de todas las fuerzas políticas ante la negociación europea. Asimismo, y como consecuencia de la interpelación, el PP presentará una moción en la que se incluirán propuestas alternativas a la de la Comisión. Según los cálculos de los populares, sólo en fondos estructurales, el Estado español dejaría de percibir más de 14.000 millones de euros, siendo Castilla y León (3.100 millones) Comunidad Valenciana (2.900 millones) y Andalucía (2.000 millones) las que más perderían. A continuación, figuran Cana- rias (1.800 millones) Galicia (900 millones) Asturias (680 millones) Cataluña (609 millones) Murcia (600 millones) Castilla- La Mancha (550 millones) y Extremadura (500 millones) Las que menos fondos estructurales perderían son La Rioja (24 millones) Ceuta y Melilla (40 millones cada una) Baleares (57 millones) Navarra (63 millones) Cantabria (107 millones) Aragón (146 millones) País Vasco (311 millones) y Madrid (352 millones) Esta situación se complica aún más, según los cálculos del PP, con la propuesta defendida por el eje franco- alemán, que apuesta por limitar el presupuesto comunitario al 1 del PIB, frente al 1,24 propuesto por la Comisión. Arias Cañete denunció que esta propuesta convertiría a España en un contribuyente neto a pesar de que no alcanza el 100 de la renta media comunitaria. En concreto, y según los cálculos populares, las pérdidas españolas ascenderían a 60.000 millones de euros (9.000 millones al año) frente a los 20.000 millones de Francia o Alemania. Ante esta situación, los dirigentes populares pidieron a Rodríguez Zapatero que acelere los contactos y las negociaciones con el resto de grupos europeos para poder lograr los máximos apoyos posibles a una nueva propuesta en la que no sea España quien tenga que pagar los platos rotos de la ampliación. Por supuesto, Arias Cañete reconoció que el aumento del nivel de renta de las Comunidades españolas, gracias en parte a los fondos recibidos por la Unión, se traducirá inevitablemente en una pérdida de ayudas, pero, a su juicio, no se pueden aceptar propuestas como las que se están planteando. En todo caso, señalaron que el Gobierno español cuenta con todo el margen posible para negociar las nuevas perspectivas españolas, como en su día lo tuvo el Ejecutivo de Aznar, ya que estas propuestas deber ser aprobadas por unanimidad, por lo que Rodríguez Zapatero puede ejercer su derecho al veto, y bloquear las propuestas, hasta no lograr un acuerdo satisfactorio para los intereses españoles. Sin embargo, tanto Cañete como Gerardo Galeote mostraron su preocupación por la falta de claridad en la posición española ante esta situación; así como por la posibilidad de que el Gobierno pudiera utilizar el Pacto de Estabilidad como moneda de cambio. El europarlamentario popular explicó, además, que para el PP es de de vital importancia que las perspectivas financieras 2007- 2013 se aprueben en el primer semestre de 2005, bajo la presidencia luxemburguesa. Retrasar el