Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 11 2004 53 Cultura y espectáculos El grupo de música barroca Al Ayre Español y el compositor Jesús Rueda, premios Nacionales de Música 2004 La respuesta del público ha sido tan generosa que ha rebasado todos los límites previstos por los organizadores del III Congreso de la Lengua de Rosario. Y no sólo ha ocurrido en los actos oficiales, sino en los paralelos convocados por las librerías La pasión por el idioma TEXTO: FERNANDO IWASAKI FOTO: AFP ROSARIO. Días antes de la inauguración del III Congreso de la Lengua la convocatoria ya era un éxito, aunque no precisamente por la eficacia de la organización, el interés del programa o la importancia de los invitados, sino por la movilización masiva de los rosarinos y porque la lengua estaba en el centro de todos los debates, como si fuera el valioso rosario de la copla. Acostumbrado a contemplar cómo una mayoría de universitarios españoles acude a los actos culturales siempre y cuando le concedan créditos de libre configuración, en Rosario la respuesta del público ha sido tan generosa que ha rebasado todos los límites previstos. Y no me refiero solamente a la asistencia multitudinaria de los actos oficiales, sino especialmente a la más generosa de los actos paralelos convocados por las librerías. ¡Qué librerías más maravillosas! Siempre llenas, todas con servicio wi- fi gratuito y tan pendientes de las novedades como de su vocación de librerías de fondo. Un dato elocuente: los mil ejemplares que llegaron a Rosario de la edición del Quijote co- editada por Alfaguara y la Academia Española se agotaron durante el primer día del Congreso. Sabato, con el Club argentino de Fútbol Rosario Central, que le entregó una camiseta con su nombre Una intervención del académico Gregorio Salvador, quien sin dar opción a réplica expresó su deseo de extinción de las lenguas minoritarias, encendió una polémica que corrió como la pólvora por todas las mesas redondas del día jueves 18. Y es que en Rosario nadie es indiferente a las tribulaciones de la lengua. A saber, qué pasa con las lenguas aborígenes de América, cómo nos empobrece el mal uso de la lengua, cuál es el futuro de las lenguas regionales de España y qué ocurrirá con el español de la península cuando su porcentaje de usuarios se diluya entre los millones de hispanohablantes de América Latina y Estados Unidos. Párrafo aparte merecen los fervores y pasiones que algunos invitados han despertado en el público. En primer lugar Ernesto Sabato, omnipresente a su edad en todos los actos, pues lo mismo asiste a las sesiones oficiales de la mañana que a las mesas de trabajo de la tarde, y a las informales presentaciones de libros por las noches. También ha sido el caso del sacerdote- poeta Ernesto Cardenal, quien fue ovacionado tanto en el Teatro del Círculo como en las calles peatonales de Rosario, aunque sólo los privilegiados que abarrotaron el auditorio de una librería pudieron escuchar cómo renunció al amor de las mujeres porque se enamoró de Dios. Entre los escritores españoles destacaron con diferencia Juan José Millás- -cuyos libros y columnas en la prensa española son devorados por miles de lectores argentinos- -y Juan Luis Cebrián, quien presentó El fundamentalismo democrático en la Fundación Libertad, arropado por Sabato y Saramago. Finalmente, tanto Jorge Edwards como Alfredo Bryce Echenique encandilaron al auditorio apelando al talento y la ironía, aunque los ecos del prodigioso discurso inaugural de Carlos Fuentes todavía reverberan en Rosario. En Argentina no hay corridas de toros, pero Fuentes dio la vuelta al ruedo y saludó como un matador. Vine a la Argentina por el rosario de la lengua y me llevo a Rosario en el corazón. Salvador encendió la polémica Por otro lado, los debates por el futuro de la lengua y de las lenguas también impresionarían al ciudadano español medio, porque un número indefinido de hispanoamericanos tiene al español como primera lengua, sin renunciar a las lenguas- -maternas como el rosario- -de sus etnias indígenas y de sus padres o abuelos inmigrantes. Nadie se plantea renunciar al español en América Latina, a pesar de la diversidad lingüística y del estudio generalizado del inglés como segunda lengua. ¿Serviría el modelo hispanoamericano como espejo para la convivencia lingüística en España? No es tan fácil.