Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 11 2004 Sociedad 47 Salud Los ginecólogos avalan la terapia hormonal en la menopausia con tratamientos a corto plazo Dos sociedades científicas acuerdan quién, cómo y cuándo puede beneficiarse b Su administración durante cinco años no comporta problemas significativos para la salud de las mujeres, y aporta beneficios demostrables afirma el documento N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Ni ángel ni demonio. La terapia hormonal sustitutiva para combatir los síntomas de la menopausia es eficaz y segura si se administra con cautela y durante un plazo máximo de cinco años. Esta es la conclusión principal de un documento de consenso que han elaborado la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia y la de Ginecología y Obstetricia. Es la primera vez que las dos sociedades científicas suman esfuerzos para explicar las ventajas y riesgos de un tratamiento, encumbrado en sus inicios y puesto bajo sospecha en los últimos dos años. Un estudio norteamericano, publicado el pasado mes de julio, fue el primero en cuestionarlo al advertir un aumento de cáncer de mama y problemas cardiovasculares. Incluso la Agencia Europea del Medicamento y el Ministerio de Sanidad recomendaron que se restringiera su uso poniendo sobre el papel lo que la mayoría de los ginecólogos aplicaban desde hace tiempo: recomendar la terapia hormonal, sólo a corto plazo y cuando los beneficios superen los riesgos. El 5 por ciento de las españolas con problemas de climaterio sigue tratamientos hormonales Contraindicaciones: por precaución no deberían seguirla mujeres con antecedentes de cáncer de mama, aunque existen estudios contradictorios explica Cano. Tampoco se aconseja a mujeres con cáncer de endometrio, enfermedades cardiovasculares o trombosis venosa. Cuánto tiempo: cinco años como máximo de tratamiento con la dosis mínima eficaz en cada caso es el plazo recomendado en el documento de consenso. Ese es el tiempo en el que general- ABC Más beneficios que riesgos Sin embargo, la alarma se ha mantenido entre las miles de españolas en tratamiento y en una gran mayoría de posibles beneficiarias que nunca han confiado en el tratamiento hormonal de la menopausia. El nuevo documento de consenso intenta despejar cualquier duda, bajo una premisa: La terapia hormonal es el mejor tratamiento para la corrección de los síntomas climatéricos. Su administración durante cinco años no comporta un aumento de problemas significativos para la salud de las mujeres, mientras aporta beneficios claramente demostrables Antonio Cano, coordinador del documento y profesor titular de Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia explica qué mujeres, cómo y cuándo puede beneficiarse de la terapia hormonal. Quién debe tomarla: no todas las mujeres que alcancen la menopausia deben sustituir las hormonas femeninas perdidas en el climaterio con fármacos de apoyo. Sólo se aconseja al 30 por ciento de mujeres con síntomas (sofocos, irritabilidad, insomnio, cansancio, estado de ánimo depresivo, atrofia del aparato genitourinario... tan marcados que afecten a su calidad de vida. Los expertos aseguran que no hay alternativas eficaces para combatir los síntomas de la menopausia Mujeres con cáncer de mama o enfermedades cardiovasculares no deberían utilizarla mente se mantienen las molestias. Controles especiales: no se necesita una vigilancia especial, pero sí cumplir con las revisiones periódicas que aconsejaría el médico a cualquier mujer de esa edad: una mamografía cada dos años y una citología anual. Además de una visita al año al ginecólogo. Parches, geles o pastillas: durante los últimos años se han desarrollado alternativas al tratamiento oral, como los parches o los geles, que mantienen a raya los triglicéridos y se sospecha que reduciría el riesgo de trombosis. No hay alternativas: en el tratamiento de los sofocos, sudoración, insomnio, atrofia genital... no existen alternativas que sean igual de eficaces, según el documento de los ginecólogos. El informe también recoge la preocupación por la eficacia y seguridad de otros tratamientos alternativos como los fitoestrógenos o sustancias antioxidantes. Prevención de enfermedades crónicas: se descarta la utilización de la terapia hormonal para prevenir enfermedades crónicas como la osteoporosis si no existen síntomas aunque la terapia aporte como beneficio complementario la protección ósea o ventajas contra el cáncer de colon. Riesgos diferentes No todas las terapias hormonales de sustitución en la menopausia son iguales. Los últimos estudios han demostrado que los tratamientos más seguros son los que combinan nuevos progestágenos y los que imitan la progesterona natural, con estradiol natural. También se ha comprobado que el riesgo de cáncer de mama no aumenta si sólo se utilizan estrógenos. Esta semana la revista International Journal of Cancer publica un estudio que abunda en esta idea. El trabajo, realizado en Francia, no ha encontrado ningún riesgo de cáncer de mama si se combina estrógenos con progesterona micronizada, un principio activo de estructura similar a la hormona natural. Se trata de un resultado sin precedentes, que debe confirmarse para tratamientos de más de cuatro años explicó la autora del trabajo, Françoise Clavel del Instituto Gustave Roussy de París. Este trabajo sí encontró más riesgos en otras combinaciones con independencia de la vía de administración y del tiempo de terapia. El estudio se ha realizado con 55.000 mujeres.