Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 SÁBADO 20 11 2004 ABC Internacional El Rey conversa con Vicente Fox en presencia de José Luis Rodríguez Zapatero antes del almuerzo de trabajo que celebraron ayer en la San José de Costa Rica EFE La decepción impulsa a España a resucitar las cumbres iberoamericanas desde Salamanca 2005 Hugo Chávez se sumó a las numerosas ausencias en la disminuida cita de Costa Rica querer incorporar a la Unión Europea a la reunión que tendrá lugar en España, pese a que existe ya una cumbre UE- América Latina y Caribe M. M. CASCANTE L. AYLLÓN ENVIADOS ESPECIALES SAN JOSÉ DE COSTA RICA. La XIV Cumbre Iberoamericana, que se celebra en San José de Costa Rica, se ha convertido en la cita con menor presencia de jefes de Estado y de Gobierno desde que arrancaran estas reuniones en 1991, en la ciudad mexicana de Guadalajara. A la larga lista de ausencias ya conocidas se sumó ayer la del presidente venezolano, Hugo Chávez. Así, de los veintiún países miembros, por unos u otros motivos, seis no han enviado a representantes de máximo nivel, con deserciones tan significativas como las de Portugal, Brasil y Chile. El Gobierno español pretende relanzar estas cumbres, hoy un tanto devaluadas, a partir de la edición de 2005, que se celebrará en Salamanca coincib Zapatero asegura diendo con el 30 aniversario del reinado de Don Juan Carlos. Al propio ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, le traicionó el subconsciente cuando manifestó su intención de resucitar las cumbres para que dejen de ser burbujas virtuales mientras negaba la mayor y rechazaba con énfasis que este encuentro costarricense estuviera devaluado. Debut deslucido Lo cierto es que el debut de José Luis Rodríguez Zapatero en estas cumbres no ha podido ser más deslucido, y el presidente del Gobierno ha visto impotente, a pesar de sus proclamas americanistas, cómo sus socios en la Alianza contra el Hambre, Ricardo Lagos y Luiz Inacio Lula da Silva, han preferido centrar sus miradas en el foro de los países de Asia y el Pacífico, el APEC. Más aún, el presidente chileno no tuvo reparos en convocar esa cita en Santiago de Chile coincidiendo con la Cumbre de Costa Rica, que había sido fijada con anterioridad. Así, tras esta reunión que todo el mundo considera como de transición, Zapatero va a centrar sus esfuerzos en la cumbre de Salamanca y se propone incorporar a la Unión Europea a las cumbres iberoamericanas, según afirma en una entrevista publicada en La Nación, de Buenos Aires; algo curioso, teniendo en cuenta que ya existe un foro que reúne cada dos años a los países de la UE con los de América Latina y el Caribe. Por lo pronto, a quien sí se ha decidido incorporar finalmente a la comunidad iberoamericana es a Andorra, que venía reclamándolo desde hace varios años. En cualquier caso, las delegaciones han hecho sus deberes y la Declaración de San José recoge el compromiso de los países miembros para promover en los foros multilaterales el examen y la adopción de mecanismos financieros innovadores, inclusive, la conversión de un porcentaje de los servicios de la deuda por inversión en sistemas educativos de nuestros países La declaración refleja también una propuesta de España para poner en marcha un programa de cooperación iberoamericana para el desarrollo económico sostenible en Haití El tira y afloja entre La Habana y el resto de naciones iberoamericanas pa- ra la inclusión de una condena a cuatro terroristas, indultados por el Gobierno saliente de Panamá que presidía Mireya Moscoso, se saldó favorablemente para La Habana. Aunque la delegación cubana hubo de renunciar a la mención explícita de nombres y apellidos, sí consiguió que Iberoamérica observe con preocupación la reciente liberación de cuatro conocidos terroristas de origen cubano cuyos resultados considera incompatibles con los esfuerzos que debe hacer la comunidad internacional para prevenir y combatir eficazmente el terrorismo Almuerzo con Fox Rodríguez Zapatero llegó a Costa Rica una hora antes que los Reyes, que procedían de Colombia. Don Juan Carlos y el jefe del Ejecutivo mantuvieron, al alimón, el tradicional almuerzo con el presidente de México, Vicente Fox, y hoy desayunarán con los presidentes centroamericanos. Por separado, el Rey recibió a los presidentes de Costa Rica y El Salvador, y Zapatero al segundo de ellos y a los mandatarios de Nicaragua y de la República Dominicana.