Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 20 11 2004 11 EE. UU. ofrece 3,8 millones de euros de recompensa a quien informe sobre Al Suri cerebro del 11- M Nicolás Redondo Urbieta, objetivo Uno de los detenidos en la operación, Jon Duque, tenía en su poder un censo de Portugalete en el que figuraban marcados con una cruz el ex secretario de UGT Nicolás Redondo Urbieta, así como los concejales de esta localidad, Esther Cebezudo, del PSE, y Juan Carlos Castaño Moreno, del PP. El 28 de febrero de 2002 ETA intentó asesinar a Cabezudo y el 4 de marzo de ese mismo año fue desactivado un artefacto colocado en el domicilio de Nicolás Redondo. El censo incautado a Duque, a quien el juez impone fianza de 12.000 euros, tiene fecha del día 1 de febrero de 2001. En ocasiones se ha cuestionado que HB, cuando se presentaba a las elecciones, pudiera acceder a los censos. ETA ha utilizado en diversas ocasiones los censos electorales para marcar a posibles víctimas de sus atentados. Urrestarazu e Iturrioz realizaron informaciones sobre Iñaki Drubreil, concejal del PSE en Ordicia, donde fueron detenidos. Este edil sufrió después un atentado en San Sebastián, del que salió ileso. Pero el coche bomba acabó con la vida de dos trabajadores de la empresa Elektra. Estos dos chivatos de ETA recabaron datos también del empresario Juan Bautista Rubio. Los terroristas colocaron una bomba lapa en su vehículo que se desprendió cuando era conducido por una hija del empresario, sin que llegara a estallar. El ex parlamentario del PNV Joseba Arregui, junto con otros promotores de la iniciativa TELEPRESS Arregui impulsa una plataforma para promover la alternancia en el País Vasco Dice que el futuro está asegurado en una España democrática fuerte M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Personas tan dispares como Joseba Arregi, ex consejero de Cultura con Ardanza, Carlos Trevilla, ex secretario general de UGT vasca, o Imanol Zubero, fundador de Gesto por la Paz, se han unido para poner en marcha la iniciativa Aldaketa que quiere promover la alternancia de poder en el País Vasco. Arregi explicó a ABC que son muchos los ciudadanos, nacionalistas y no nacionalistas, de izquierdas, de centro o de derechas, que piensan que en el País Vasco se necesita una nueva cultura política y que coinciden en que el futuro de la sociedad vasca sólo se puede construir desde el acuerdo Reprochó al PNV, sin citarlo, la pretensión de imponer unilateralmente su proyecto al conjunto de los vascos, cuando, en su opinión, Alojaron a Susper y Laia Según Interior, las investigaciones han permitido comprobar que Urrestarazu e Iturrioz alojaron en su domicilio durante 2000 a los entonces pistoleros del comando Buruntza Ibón Fernández Iradi, Susper y Ainhoa García Montero, Laia Un domicilio en el que ocultaron las armas del comando Además, colaboraron en la compra de material para la fabricación de bombas y facilitaron a los dos pistoleros su vehículo para los desplazamientos. Mientras, Rubén Nieto e Izaskun Villanueva ingresaron en prisión por integración y colaboración con organización terrorista, respectivamente. El primero entregó correspondencia de ETA en herriko tabernas de Batasuna y la segunda era responsable de Segi en su pueblo, Berriozar. Euskadi no existe sin el pacto interno No todos los nacionalistas están de acuerdo con la actual estrategia del PNV y algunos añoran los tiempos en los que el Estatuto logró ser el marco político en el que se sentían cómodos la mayoría de los vascos. Eso explica que personas como Joseba Arregi dejaran el PNV y que, junto a otros nacionalistas como el presidente de la Fundación Aurteri Bai, Andoni Unzalo, se hayan unido a socialistas como José Ramón Rekalde o Nati Rodríguez Laso, la viuda de Fernando Buesa, para intentar que haya un verdadero cambio en el País Vasco Nati Rodríguez explicaba ayer a ABC, tras el acto de presentación de la iniciativa en Bilbao, que valoraba a la gente que desde el ámbito nacionalista ha dado un paso adelante, por- que los ciudadanos tenemos que decir que no queremos una sociedad dividida La plataforma Aldaketa es un colectivo plural, unido por la condena activa del terrorismo y la reivindicación de la memoria de las víctimas como elemento fundamental para la construcción social y política de Euskadi: la convicción de que la pluralidad social vasca es estructural e irreductible, haciendo por ello indeseable otra construcción política del País Vasco que no pase por el pacto y la democracia pluralista y la defensa del autogobierno de los vascos en el sistema de derechos y libertades nacido de la Constitución y el Estatuto Está en contra del plan Ibarretxe y cree que el futuro del País Vasco está garantizado en Europa mediante una España democrática fuerte