Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad VIERNES 19 11 2004 ABC Ciencia La sonda europea Mars Express retrata la superficie de la misteriosa luna Fobos Las imágenes muestran avalanchas de regolito en las paredes de cráteres que la trayectoria orbital de este satélite, cada vez más próxima a Marte, terminará por desencadenar su propia destrucción A. A. C. MADRID. Una espectacular colección de fotografías de Fobos, una de las dos lunas de Marte, ha sido enviada por la sonda Mars Express el primer explorador colocado por Europa en la órbita del Planeta Rojo. Las imágenes fueron obtenidas a menos de 200 kilómetros de distancia cuando la nave efectuaba su giro número 756 a Marte. La resolución de esos retratos de Fobos es tan elevada que mantendrá ocupados durante varios años a los científicos, analizando con todo detalle la topografía, el color y la superfie de ese satélite. Las instantáneas capturadas por la cámara de Mars Express serán de mucho valor para estudiar las propiedades reflectoras del regolito, el material formado por pequeños granos que recubre la mayoría de las lunas no heladas del Sistema Solar. El regolito de Fobos, originado por numerosos impactos cósmicos, se acumula en una capa de un metro de grosor, como sucede en nuestra Luna. Algunos cráteres bien visibles en las imágenes han aportado sorpresas, ya que se aprecian materiales en el fondo de esas heridas geológicas. Los científicos creen que puede ser regolito que se ha deslizado por las paredes internas b Los científicos creen Retrato robot de un satélite Fobos fue descubierto por Asaph Hall en 1877. Gira alrededor de Marte a una distancia media de 9.378 kilómetros. Su característica más visible es el gran cráter llamado Stickney, apellido de soltera de la mujer de Hall. Es muy probable que el impacto que creó el cráter Stickney debiera destrozar casi esta luna marciana. En 1988, la URSS envió dos exploradores robóticos a Fobos. Los dos desaparecieron en sus estribaciones por causas desconocidas. Fue fotografiado con anterioridad por sondas espaciales rusas y estadounidenses. Los días en Fobos duran 24,62 horas, el tiempo que tarda en dar un giro completo sobre su eje. En el mismo periodo de tiempo da tres vueltas alrededer de Marte. Su órbita le acerca al planeta rojo a un ritmo de 1,8 metros cada cien años. Según los cálculos de los científicos, ese proceso lo destruirá en 50 millones de años. tallan que, cuando se captaron esas imágenes, Fobos se hallaba cinco kilómetros por delante de la posición orbital donde se suponía que debía estar. Esa circunstancia podría ser un indicio de un incremento de la velocidad de giro orbital asociado a su secular aceleración. Los científicos no descartan la posibilidad de que Fobos acabe finalmente desintegrándose por la fuerza de gravedad del Planeta Rojo, convirtiéndose en un anillo de escombros rocosos a su alrededor. A lo largo de la misión europea Mars Express se aprovechará para estudiar mejor la órbita de Fobos, que tiene un diámetro de 22 kilómetros. La otra luna marciana se llama Deimos. Su diámetro es de sólo 12 kilómetros y da vueltas alrededor del planeta a 20.062 kilómetros de distancia. Imagen del satélite Fobos en la que se aprecian sus grandes cráteres de los cráteres. La oscuridad de algunos materiales es la más intensa observada hasta ahora en el Sistema Solar. Hay geólogos que defienden la hipótesis de que Fobos está compuesto de rocas con elevado contenido en carbono, al igual que los asteroides de tipo C. Es muy probable que se formara lejos ESA de Marte y luego resultase atrapado por su fuerza de gravedad, aunque no se sabe bien ni cuándo ni cómo. De lo que no caben dudas es de que este misterioso satélite sigue una trayectoria orbital suicida, dado que traza una trayectoria espiral que lo aproxima peligrosamente a Marte. Los científicos de- Ayudas de la Fundación Areces a la ciencia La Fundación Ramón Areces hizo entrega ayer de 3,1 millones de euros de ayudas a los líderes de 29 proyectos de investigación seleccionados en el XIII concurso nacional que convocó la institución para contribuir al avance de la ciencia. Entre las propuestas elegidas hay proyectos sobre el Parkinson, cáncer de mama, bionsesores y materiales fotovoltaicos. En la imagen, los científicos subvencionados junto a los profesores Julio Rodríguez Villanueva y Federico Mayor Zaragoza, junto a Luis Ángel Rojo y Juan Manuel de Mingo.