Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 VIERNES 19 11 2004 ABC Madrid Una gran columna de humo volvió a surcar el cielo madrileño (izquierda) A la derecha, vecinos atrapados en un garaje El caos se adueña de la capital por otro incendio en una subestación, que deja sin luz a 250.000 personas El apagón paralizó seis distritos durante más de cinco horas de confusión expediente a Unión Fenosa por el suceso, que en principio se atribuye a un accidente. Ardieron más de 70.000 litros de aceite C. HIDALGO Á. GARCÍA MORENO MADRID. Más de 250.000 personas sin luz en sus casas, servicios de Metro y Cercanías suspendidos, 240 semáforos apagados y caos, un enorme caos circulatorio en algunas vías de la ciudad; esta fue la situación que se vivió ayer en Madrid por el incendio- -declarado a las 16,49 horas- del depósito de un transformador de la subestación eléctrica de Méndez Álvaro, perteneciente a la empresa Unión Fenosa. La central, situada en Méndez Álvaro (Arganzuela) escupía humo desde su área más moderna, la cercana a la calle de Pedro Bosh. Rápidamente, los cines Ciné Cité fueron desalojados, al igual que su aparcamiento, ya que se encontraban costado con costado con el área en llamas. Hemos tenido que sacar a un montón de gente exclamaba uno de los responsables de seguridad del centro de ocio. El cerco policial no tardó en desplegarse, al igual que los efectivos de Bomberos del Ayuntamiento. Se despejó la b La Comunidad abrió zona, ante la mirada atónita de los transeúntes, que alzaban la vista al cielo, impregnado de un humo cada vez más intenso. Avanzaban los minutos y la incertidumbre. Los trabajadores de la subestación esperaban fuera de las instalaciones a saber qué había ocurrido y si había compañeros heridos. Afortunadamente, sólo dos de ellos, y de manera leve, habían sufrido intoxicaciones por el humo; fueron dados de alta en el mismo lugar. Durante las labores de extinción, otras dos personas, pertenecientes al Cuerpo de Bomberos, sufrieron quemaduras en las piernas. Mientras las Fuerzas de Seguridad se afanaban en que las llamas de hasta 10 metros de altura, que afectaban a uno de los cinco transformadores de la planta, no se propagasen al resto, otro gran problema se vivía en seis distritos de la ciudad. Más de 250.000 vecinos de Arganzuela, Retiro, Moratalaz, Salamanca, Chamartín, Centro y Puente de Vallecas se quedaron sin suministro. Varias líneas de Metro quedaron interrumpidas. El itinerario de Cercanías entre Atocha y Príncipe Pío, otro tanto, aunque se habilitó una lanzadera en ese trayecto. La cercana estación Sur de autobuses quedó a oscuras, por lo que ofrecía una imagen fantasmagó- rica conforme pasaban los minutos y la luz natural iba declinando. Fuera, cientos de viajeros esperaban a que les indicaran cuándo y por dónde podía subirse a su autobús. Y en las calles, el caos no fue mayor por la buena disposición de los conductores, pese a que hasta 240 cruces de la ciudad se quedaron sin semáforos por falta de fluido eléctrico. Crisis, pero no alarma Entretanto, responsables políticos del Ayuntamiento- -encabezados por el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, y el concejal de Seguridad, Pedro Calvo- -y líderes del Gobierno regional, como los vicepresidentes primero y segundo, Ignacio González y Alfredo Prada, iban dando pormenorizada cuenta de los datos. Ruiz- Gallardón habló, en su primera intervención ante la prensa, de situación de crisis, pero no de alarma y lanzó una petición de colaboración a los ciudadanos madrileños. Al tiempo que todo esto ocurría en Méndez Álvaro, se producía un efecto dominó en otras subestaciones. En la calle Ayala una central de Iberdrola se veía afectada a causa de la oscilación de tensión en la red Un total de 15.748 clientes se quedó sin luz, pero el servicio se repuso totalmente en media hora. Otras subestaciones se desconecta- Horas tensas Comienzan las llamas A las 16.49 horas comenzó a arder la subestación. Afortunadamente, en sus cercanías no existen viviendas. Comienza el desalojo de un cine. Las oscuridad llega a la estación Sur de autobuses. El Metro empieza a recuperarse El alcalde informa de que la red de Metro está prácticamente restablecida. Decenas de semáforos continúan sin funcionar y los Bomberos se afanan en sofocar el fuego. El fuego, bajo control Las llamas están controladas, por lo que el riesgo de que se propague el fuego a los otros cuatro transformadores desaparece. Quedan todavía 70 cruces sin semáforo. El incendio queda extinguido A las 21.10, el incendio es, por fin, extinguido. A medianoche 22.000 viviendas continuaban sin luz, al igual que unos 50 semáforos del centro de la capital.