Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 19 11 2004 ABC Desembarco diplomático en Palestina J. C. JERUSALÉN. La muerte de Yaser Arafat, esquivado por unos, aparcado por otros, rodeado por casi todos; irrelevante para los unos, los otros, casi todos, ha abierto de par en par las puertas de Ramala a los pesos pesados de la comunidad internacional. Nadie quería venir antes. Quien desafiaba el qué dirán, lo hacía de puntillas. Quienes hablaban mucho, actuaban poco. Ahora, por ensalmo, como si la peste no fuese contagiosa, todos quieren venir a la vez, no hay sitio en los aviones, los billetes están agotados, la lista de espera es eterna... El primero en pisar Ramala fue, en un gesto político, diplomático pero también humano, Javier Solana. El jefe de la diplomacia europea llegó la misma tarde del entierro de Arafat y se reunió con la nueva dirección palestina. Le seguirá este domingo Colin Powell, recién dimitido pero con intención de despedirse de la región que a buen seguro le ha dado más quebraderos de cabeza en estos cuatro últimos años. Tras el secretario de Estado norteamericano, en fila india, ya sin pinturas de guerra, los demás. Jack Straw, Serguei Lavrov, Miguel Ángel Moratinos, Joschka Fischer... Todos aprovecharán su particular desembarco para reunirse no sólo con Abu Mazen, Abu Alá, Nabil Shaath sino también para sacar la pértiga de su particular equipaje, saltar el muro de 8 metros que separa a unos de otros y estrechar sus manos con Ariel Sharón, quien ayer anunció que se presentará a la reelección, y con Silván Shalom. Visitas pues a dos bandas con más de dos objetivos. Entre otros, lograr que la evacuación israelí de Gaza no sea ya unilateral sino coordinada con la ANP; impulsar la celebración de elecciones presidenciales el 9 de enero (menos entusiasmo levantan las municipales y las legislativas, donde Hamás podría poner a más de uno en su sitio) conseguir que en esos comicios voten los palestinos de Jerusalén Este; localizar la Hoja de ruta tan desviada que casi nadie sabe por dónde ya... En definitiva, inaugurar con todo boato y esplendor la era pos Arafat; botar ese barco que navegue por aguas menos revueltas hacia su destino: la creación de un Estado palestino viable, digno y justo. Muchos, pese a tan loables esfuerzos, creen que algún torpedo de última hora hundirá el navío. Hassan Yusef, líder de Hamás liberado ayer por Israel tras dos años de cárcel, saluda ante la tumba de Arafat en Ramala EPA Un blindado israelí mata a tres policías egipcios por error en la frontera de Gaza Sharón llamó a Mubarak para pedir disculpas por el trágico incidente del episodio más grave ocurrido en muchos años en las siempre tensas y difíciles, aunque pacíficas desde 1979, relaciones entre El Cairo y Tel Aviv JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Menos mal que los disparos fueron en una dirección y no en la otra. Menos mal que el carro de combate que abrió fuego por error a las tres de la madrugada del jueves fue israelí y no egipcio. Menos mal que los muertos, tres jóvenes policías que patrullaban la frontera para impedir el contrabando de armas, la infiltración de milicianos palestinos o la apertura de túneles, fueron egipcios y no israelíes. Menos mal. De lo contrario, la región habría conocido una escalada de tensión muy difícil de contener. En este caso, las reacciones de las partes han sido más comedidas. Egipto ha solicitado de Israel una inmediata y rápida investigación y la presentación detallada de las conclusiones a las que se llegue. Ha calificado la actuación militar de su otrora enemigo de irresponsable y ha exigido que no se vuelva a repetir, pero ha aceptado las excusas por el trágico error Excusas presentadas sin solución de continuidad por todas las autoridades políticas y militares israelíes, con Ariel Sharón a la cabeza, y por un portavoz del Ejército en árabe a través de la cadena de televisión Al Yasira El primer ministro hebreo no dudó en agarrar el teléfono de buena mañab Se trata na y llamar al presidente egipcio, Hosni Mubarak, para pedir perdón desde lo más profundo del corazón El político egipcio aceptó las explicaciones. Se había tratado, en efecto, de un error con dramáticas consecuencias Un error cometido de madrugada al observar los soldados israelíes apostados en el corredor Filadelfia, franja de nueve kilómetros que separa Gaza de Egipto, extraños movimientos cerca de la frontera. La versión del Ejército destaca que se descubrió a tres terroristas palestinos que operaban en la zona con la intención de colocar una bomba que estallara al paso de los vehículos militares israelíes El proyectil se desvió 200 metros Fue entonces cuando se dio la orden de abrir fuego. Fue entonces cuando el proyectil erró su objetivo, se desvió 200 metros y acabó con la vida de tres jóvenes egipcios, de 21 y 22 años, que patrullaban en la zona como destino Egipto solicitó de Israel una inmediata y rápida investigación y la presentación detallada de las conclusiones La versión del Ejército dice que se descubrió y se disparó a tres terroristas palestinos que operaban en la zona en su servicio militar. Eso sí, según fuentes del Ejército israelí, lo hacían demasiado cerca de la valla de separación Se trata del peor incidente ocurrido en muchos años en las siempre tensas y difíciles, aunque pacíficas desde 1979, relaciones entre El Cairo y Tel Aviv. No sólo por el número de muertos sino también por la próxima evacuación israelí de Gaza, que debe dar notable protagonismo a Egipto en el control de la Franja; por la reciente muerte de Yaser Arafat, que abre una nueva etapa en Oriente Próximo, y por la visita que la semana venidera deben realizar a Israel el ministro egipcio de Asuntos Exteriores, Ahmed Abul Gheit, y el jefe de los servicios de Inteligencia, Omar Suleimán. Pese a lo sucedido ayer, el viaje, en principio, no se ha aplazado. Si las explicaciones exigidas por El Cairo no convencen se podría replantear. Pero Mubarak prefiere mirar para otro lado, tragar saliva y aceptar lo sucedido antes que abrir una nueva crisis y poner obstáculos en los nuevos caminos que la comunidad internacional quiere recorrer por Israel, Cisjordania y Gaza hasta dar con la salida imposible a tan oscuro túnel. Otro túnel, no por el que andan a la deriva las negociaciones de paz sino de aquellos que se construyen entre Rafah y Egipto para el contrabando de armas y de otros productos más rentables, se vino abajo en la misma zona a causa de la lluvia caída durante toda la noche. Tres palestinos miembros de una misma familia murieron sepultados por la avalancha de tierra removida. El Ejército israelí facilitó los trabajos de rescate.