Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 19 11 2004 Internacional 29 XIV CUMBRE IBEROAMERICANA LA POSICIÓN DE ESPAÑA Rodríguez Zapatero quiere que Iberoamérica tenga una voz poderosa El presidente dice que los inmigrantes se sentirán en España como en casa cubano, en opinión del presidente del Gobierno, tiene que cambiar profundamente, dar pasos rápidos y firmes hacia la democratización ABC MADRID. Antes de emprender el viaje para asistir a la XIV Cumbre Iberoamericana que hoy comienza en Costa Rica, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que España quiere relanzar estas reuniones para conseguir que el Continente tenga una voz poderosa en el mundo En una entrevista con la agencia Efe realizada este martes, repasa las prioridades de su Ejecutivo en Iberoamérica, una de las cuales pasa por la necesidad de que Fidel Castro adopte un cambio profundo hacia la democratización de Cuba. Rodríguez Zapatero considera también que la nueva orientación emprendida por su Gobierno en la política de inmigración permitirá legalizar la situación de muchos iberoamericanos, que podrán sentirse como en su casa en cuestión de derechos, pero b El régimen Moratinos habló con Rice para felicitarla por su nombramiento L. A. SAN JOSÉ. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, señaló ayer en San José de Costa Rica, donde participa en la XIV Cumbre Iberoamericana, que había mantenido una conversación telefónica con la nombrada nueva secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, para expresarle su felicitación. Moratinos dijo que había sido una conversación cordial y positiva en la que se habló de la cuestión de Oriente Próximo, que preocupa a ambos países, y en la que- -dijo el ministro- España tiene un papel que desempeñar A preguntas de los periodistas, Moratinos precisó que la charla no había entrado en otros temas, como el de la falta de respuesta del presidente George Bush a la felicitación de José Luis Rodríguez Zapatero por su triunfo electoral. De hecho, la llamada de Moratinos se entiende como un nuevo gesto de la Administración española para intentar limar asperezas entre ambos gobiernos, como el encuentro de Bono con George Bush padre hace unos días. cree que para ello deben venir ya vinculados a un contrato de trabajo. El presidente manifiesta asimismo que la política de su Gobierno respecto al Continente difiere de la de su antecesor, José María Aznar, en la visión económica y las prioridades. José Luis Rodríguez Zapatero afirma que el consenso de Washington (ajustes económicos y fiscales promovidos por Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional) no ha logrado los resultados queridos A muchos países latinoamericanos se les ha exigido estabilidad económica, apertura, liberalización, balances fiscales adecuados; pero, a la vez, no ha habido un desarrollo social señala. En segundo lugar, José Luis Rodríguez Zapatero apunta que España debe contribuir a que Iberoamérica tenga una voz poderosa La relación de España con el Atlántico- -añadió- -tiene que ser prioritaria por cultura, por historia, por compromiso y por interés de España con Iberoamérica En relación con Cuba, afirma que su Gobierno cree que es un régimen que tiene que cambiar profundamente, dar pasos rápidos y firmes hacia la de- mocratización, un respeto mayor a los derechos y libertades públicos Al mismo tiempo, recuerda que España tiene un compromiso con el pueblo cubano y que se opone a la confrontación porque los resultados, como se conocen, no producen nada positivo Relación con EE. UU. Después del referéndum revocatorio del pasado agosto en Venezuela, considera que el presidente Hugo Chávez y la oposición deben recuperar las pautas normales de la democracia en un país con enormes posibilidades de desarrollo económico y social El dirigente español agradece, además, la colaboración en la lucha antiterrorista que ha comprobado en todos los países iberoamericanos. Rodríguez Zapatero, por último, no cree que la relación entre España y Estados Unidos y las discrepancias sobre Irak provoquen un especial choque de intereses entre ambos países ni en el ámbito inversor ni en otras actuaciones compartidas en Iberoamérica. A la pregunta de si ambos países caminan hacia la superación de las discrepancias, dijo: Sí, claro. Normal y lógico