Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión VIERNES 19 11 2004 ABC MANUEL ÁNGEL MARTÍN La Comisión Europea bien sabe que detrás de su apariencia empresarial está la política ZAPATERO PASA PALABRA La de Zapatero no ha sido una declaración tangencial: el presidente del Gobierno acudía por primera vez al Senado y habrá dicho lo que ha dicho con toda la reflexión previa que se le supone to en que se está en el trance N elemento que se de revisar los márgenes de añade a la composilos Estatutos de Autonomía ción del estilo políti- -con el principio de autodeco del presidente Rodríguez terminación en algunas Zapatero ha sido acudir por mentes- -y de practicar alguprimera vez al Senado no pana microcirugía constituciora afirmar o reafirmar el ennal sin diagnóstico previo. tendimiento constitucional VALENTÍ PUIG Viene a ser como poner en de lo que es nación, sino para duda la naturaleza misma indefinirla. Es más: ha sostedel motor de explosión en el momennido en sesión de control que, siento de trazar nuevas autopistas con do el concepto de nación discutisus correspondientes gasolineras. ble, quien lo asevere es un fundaVistas así las cosas, tiene su lógica mentalista Ese ya era uno de sus que el portavoz de CiU en el Senado rasgos estilísticos más conocidos y se apresurase a pedirle al presidente persistentes: al pasado político inmedel Gobierno que impulse lo que se diatamente anterior a las elecciones describe como el cuarto cinturón de que llevaron al poder al PSOE con Barcelona. En el año del Quijote que los votos de IU y ERC se le conoce en Zapatero tanto ha mimado, el PBV términos escolares como la tiniebla le reclamaba la sede el gobierno vasy la caverna. A partir de entonces, co en el exilio, en París, donde está todo, incluso los conceptos fundahoy el Instituto Cervantes. Profunmentales de la Carta Magna, es disdamente inconscientes de lo que pocutido y discutible. Fiat lux y cas horas antes había dicho el presicuando no se pueda, pasa palabra dente del Gobierno en el Senado, los nación, aconfesionalidad, déficit, attrabajadores de los astilleros de Izar lantismo, hoy esto, mañana aquello. regresaban a las movilizaciones. Sin prejuicios personales achacables a alguna marca genética del paN realidad, como líder de la oposado, como un ser político adánico sición, no se ve a Mariano Raque hace tabla rasa de lo espúreo y joy fundamentalista ni en la idea de convencional, Zapatero acude al Senación española ni en nada. Quizás nado y a pecho descubierto inicia incluso lo sean algo más amplios secuna revolución semántica de consetores del PSOE que, sin necesidad de cuencias institucionales incalculaconsiderarse como intrínsecamenbles, y lo hace en el preciso momente jacobinos, se alteran al ver como Pasqual Maragall somatiza componentes retóricos de Carod- Rovira o busca anular el precedente simbológico del pujolismo con los mismos conjuros que usaba Jordi Pujol. Por lo menos, habría que escuchar a los socialistas del País Vasco. OMO mínimo, el presidente del Gobierno fue rotundo en su contraponerse al inmovilismo: casi podría decirse que ha sido políticamente utilitarista, históricamente accidentalista e intelectualmente relativista. Desafortunadamente, todo suma incertidumbre y añade superficialidad a una opinión pública que- -según el CIS- -en un 91 por ciento confiesa prácticamente no tener ni idea del Tratado Constitucional de la Unión Europea aunque la mayoría dice que votará en el referéndum y a favor. La de Zapatero no ha sido una declaración tangencial, una simple escaramuza parlamentaria: el presidente del Gobierno acudía por primera vez al Senado y habrá dicho lo que ha dicho con toda la reflexión previa que se le supone. Ahí es perceptible una incógnita que, como una calcografía, coincide con una cierta idea del vacío. Artículo segundo de la Constitución: Pasa palabra como en los concursos de televisión. Cosa de ver en el magnífico palacio del Senado, tal vez al pie del gran cuadro que representa la coronación del poeta Quintana por Isabel II. Homero nace y resplandece el día escribió Quintana. Pasa palabra. vpuig abc. es ¿PROBLEMA POLÍTICO? E N el conflicto de los astilleros públicos españoles, los sindicatos se han puesto lampedusianos pretendiendo que algo cambie pero que lo fundamental siga igual, y por ahí Bruselas no pasa. Bruselas, ese concepto- ciudad, símbolo del poder máximo y de la decisión final, ha hablado- -Roma locuta est, causa finita est- -desde su trono remoto y abstracto para decir que aquellos astilleros que no se dediquen a las construcciones militares no pueden seguir bajo el paraguas público y, consecuentemente, que habrá que reducir capacidad o privatizar. La idea de hacer participar a las cajas de ahorro en el capital del holding que contenga a las factorías y empresas liquidables no ha sido aceptada, porque los burócratas europeos entienden que dichas entidades son públicas y además la adjudicación debe hacerse con publicidad, transparencia y concurrencia. Natural. Después de muchos años de insistencia en la intervención de las cajas, de inflación regulatoria y de abundancia de decisiones inversoras poco técnicas ahora se pretende que las inversiones de las cajas tengan carácter privado, y la UE dice que a otro perro con ese hueso. La Comisión Europea bien sabe que detrás de su apariencia empresarial está la política, y teme, con razón, que esta estrategia se sume al imaginativo acervo de triquiñuelas que los miembros de la Unión Europea han inventado para eludir la normativa referente a las ayudas de estado e intentar resolver sus conflictos sociales haciendo la competencia más imperfecta. La solución de las cajas gustaba aquí porque era política- -no son otra cosa sus participaciones en los ruinosos parques temáticos- -y la política está muy bien vista por los sindicatos y los gobiernos progresistas como perspectiva que se opone a la técnica o a la económica, que para ellos son achaques de tecnócratas, cuando no manías neoconservadoras. Por eso era cuestión de tiempo que al gobierno socialista le administraran un poco de su propia medicina, en forma de exigencia de cumplimiento de la promesa política de salvar los astilleros reiterada por el presidente Rodríguez Zapatero. A la vista de que la SEPI- -gente preparada, con mucha mili de reconversiones encima y que tiene los datos de verdad- -vuelve al plan inicial, los líderes sindicales rechazan hablar con la trapecista o con el domador de leones, y piden que salga el dueño del circo a explicar cómo va a manejar la que se está formando en las tres pistas del Norte, Sur y Noroeste. Y ¡oh sorpresa! los sindicatos consideran y declaran que el de astilleros no es un problema técnico ni económico sino que se trata de un problema político que Rodríguez Zapatero debe arreglar negociando en Bruselas o hablando con Schröder para que nos apoye y le cuente cómo consigue mantener la construcción naval alemana. Pero se equivocan. Está visto que, ni la politización, ni la movilización violenta- -que acaba volviéndose contra quien la promueve- -arreglan nada a largo plazo. Mejor sería volver los ojos a la técnica y a la economía. Aunque a algunos no les guste. U C E REVISTA DE PRENSA fuertes críticos. Según el diario, la estrategia supone un giro radical del estilo acostumbrado por la CIA, en el que los agentes se hacen pasar por diplomáticos en embajadas estadounidenses para contratar a espías extranjeros o conseguir información de otros servicios de espionaje. La CIA reconoce que esos métodos tradicionales no funcionan con la misma eficacia ante los nuevos retos que afronta Estados Unidos de cara a la lucha contra el terrorismo internacional. Pero la nueva estrategia también conlleva riesgos, porque aunque mejoraría la capacidad de los agentes secretos de obtener información sobre los enemigos, éstos estarían expuestos a mayores peligros si son descubiertos, añade USA Today. Desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, la CIA ha incrementado sus esfuerzos por reformar la sección de servicios de espionaje, que para muchos han quedado anclados en el pasado. S. I. La CIA trata de cambiar el paso El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Porter Goss, ha ordenado una estrategia de espionaje más agresiva, con agentes encubiertos para infiltrarse en células terroristas, según afirma el diario USA Today. Citando una fuente anónima, el diario estadounidense indica que el objetivo de la CIA es lograr una mejor recopilación de datos de grupos terroristas y de gobiernos como Corea del Norte e Irán. La agencia de espionaje de EE. UU. criticada por los fallos de Inteligencia que permitieron los atentados de septiembre de 2001, atraviesa un período de ajuste bajo el liderazgo de Goss, otrora uno de sus más Bush, un hombre de esperanza Después de haber pedido en su día el voto por Kerry, el último número del semanario británico The Economist reexamina su posición y titula una de sus columnas más influyentes Bush, un hombre de esperanza El articulista critica el simplismo de las explicaciones dadas por la izquierda norteamericana a la derrota de Kerry (ni fue por tan poco margen, ni los fundamentalistas religiosos se han hecho con el control de la Casa Blanca) y apunta que la razón última del éxito de la reelección de Bush radica en que supo hablar mejor del futuro que la izquierda y transmitió más optimismo F. DE A.