Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Espectáculos JUEVES 18 11 2004 ABC Els Joglars estrena hoy en el Teatro Albéniz El retablo de las maravillas Ahora hay más cretinos que en la época de Cervantes asegura Boadella b La mujer, el nuevo Quijote Albert Boadella adelantó ayer algunos puntos del Quijote que le ha encargado la Comunidad de Madrid, dentro de los actos del IV Centenario de la publicación del libro de Cervantes, y cuyo estreno tendrá lugar en marco del Festival de Otoño del próximo año. El director catalán, como era previsible, no se regirá estrictamente por la estructura del clásico del autor alcalaíno. No nos podemos someter a la competencia desleal de este libro, porque no se puede superar. Me separaré de la época y de la precisión de cada uno de los capítulos afirmó. Su lectura tendrá más que ver con la visión actual, lo que queda de Cervantes entre nosotros Aún no tiene claro si estará protagonizado por uno o diez quijotes, o tal vez sea femenino- -apuntó- porque la mujer se ha convertido en el nuevo quijote de nuestros días El director catalán ha realizado su particular visión de la obra de Cervantes, trasladando los retablos a ámbitos contemporáneos como el arte de vanguardia, la alta cocina, la política y la religión SUSANA GAVIÑA MADRID. Albert Boadella no tiene ninguna duda cuando afirma que en la actualidad, y estadísticamente hay más cretinos que en la época de Cervantes Y es que la obra El retablo de las maravillas. Cinco variaciones sobre un tema de Cervantes que llega hoy al Teatro Albéniz de Madrid se ocupa precisamente de eso, de los cretinos y los pícaros. Los pícaros organizan una tomadura de pelo asegurando que para ver el retablo es preciso tener limpieza de sangre judía y ser hijos legítimos explica el director de Els Joglars. Partiendo de este punto, Boadella ha abordado este entremés planteándose qué haría Cervantes en este momento y dónde encontraría los posibles retablos Estrenada hace diez meses en Sevilla, la obra, que ya se pudo ver en el Festival de Almagro, se presenta ahora con unas ligeras variaciones, según reconocía ayer en rueda de prensa el director. Hemos realizado pequeños cambios desde entonces, siempre adaptándonos a una realidad que nosotros no podemos superar jamás, porque siempre es más imaginativa subrayó Boadella refiriéndose a uno de los retablos- -el político- -que componen esta personal lectura de la obra de Cervantes, que Boadella ha trasladado a la contemporaneidad utilizando personajes de la comedia dell arte. dad catalana. Estamos saturados. Hemos sido una ONG para la política catalana durante muchos años En definitiva, el mayor cambio que ha introducido Boadella en este Retablo de las maravillas es que, aunque el original se basaba en el azar, a nosotros nos interesaban los imbéciles que se comen los engaños. Damos la responsabilidad a las víctimas Crear compañías fijas El director catalán de nuevo tuvo que responder sobre su decisión de rechazar la Cruz de Sant Jordi, basada en la coherencia y volvió a denunciar la inflación de premios que se está produciendo en la actualidad: Todo el mundo se considera extraordinario para recibir un premio. Yo no quiero galardones, me considero premiado cuando se llena un teatro Asimismo, se consideró un privilegiado al mantenerse Els Joglars durante tantos años como una compañía fija e instigó a las instituciones públicas a la creación de compañías para no tener que empezar cada vez de nuevo Albert Boadella y Ramón Fontserè, ayer en el Teatro Albéniz gue escalar a los puestos de mayor relevancia; en el plano religioso presenta a un menguado mental- -también llamado Jose María- -que hace su agosto como intermediario Los otros dos retablos se refieren al arte de vanguardia, un camino por el que el grupo catalán ya ha transitado con anterioridad, la nada vendida a precios carísimos y, por último, vuelcan su ironía en un retablo dedicado a SIGEFREDO Un pizzero llamado José María Mientras en el retablo político Els Joglars ha querido plasmar cómo un pizzero- -llamado José María- -consi- la alta cocina también con facturas sustanciosas, por hacer espumas y aires interrumpe Ramón Fontserè, el actor que hace de hilo conductor a lo largo de la obra, y que ha tenido como referentes a los tótems de cada uno de esos retablos y que serán muy reconocibles por el público. Entre ellos idenfiticarán a Felipe González y a José María Aznar, entre otros. En esta ocasión, no habrá guiños a ninguna personali-