Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid JUEVES 18 11 2004 ABC MADRID AL DÍA UN GRAN FESTIVAL PEDRO MONTOLIÚ l pasado domingo, con los últimos bravos a José María Pou, transmutado en rey Lear bajo la dirección de Calixto Bieito, se daba por concluido el XXI Festival de Otoño 2004. A lo largo de un mes, los madrileños hemos podido disfrutar de un auténtico festival de teatro, música, danza y, sobre todo, emociones. Ariel Goldenberg, director del festival, opinaba en su presentación que, sobre el papel, era el más atractivo de los cinco que ha organizado y ahora, a posteriori, se puede afirmar que tenía razón. Al menos, tras la selección vista, pues es imposible en 33 días acudir a 39 espectáculos que no sólo se representan en la capital sino que se mueven por 25 municipios de la Comunidad. A pesar de ello, la satisfacción al cierre del festival para quienes hemos asistido a parte de la programación es, sin duda, muy alta. Qué decir de ese encuentro artístico- sentimental que ha tenido el público madrileño con un cantante como Serrat que, tras informar sobre su estado de salud, demostró sobre el escenario que se encuentra profesionalmente aún mejor que en visitas anteriores; qué ejemplo de amor al teatro clásico nos han dado la Comédie Française con su fantástico montaje de El Enfermo imaginario de Molière, y, sobre todo, la Royal Shakespeare Company abordando, con una frescura y calidad destacable, hasta cuatro de nuestros textos del Siglo de Oro, lo que les valió un éxito que hizo olvidar sus iniciales temores a que el público español les acusara de intrusismo; qué decir de un ballet como el Netherlands Dans Theater, que es capaz de bailar un poema hablado, o cómo describir a esa inmensa Nuria Espert que devuelve a la Celestina ese puesto mítico en nuestra literatura en un magnífico montaje de Robert Lepage que, de paso, ha dado una nueva dimensión del Teatro Español como espacio escénico. En resumen, la Comunidad de Madrid, con este festival, ha puesto el listón muy alto y es de desear que lo mantenga y aún lo eleve en próximas ediciones. Por el bien del arte y de Madrid. E DIMES Y DIRETES JACOBO BELTRÁN DIPUTADO POR EL PP EN LA ASAMBLEA DE MADRID CONCLUSIONES SOBRE ATENAS ANTE EL 2012 D ecía el The New York Times a principios de septiembre, que después del éxito que han supuesto, los Juegos Olímpicos deberían de ser concedidos a Atenas de por vida La imagen negativa de retrasos en las obras, de dudas sobre la capacidad para organizar los Juegos y llegar en tiempo y plazo que habían caracterizado las informaciones de los medios de comunicación nacionales e internacionales, cambió. Esa expectativa tan negativa agrandó todavía más el éxito de los Juegos, que se resumió en el titular de la CNN: Disculpas, gracias Grecia y felicitaciones La segunda gran lección fue el trabajo de los voluntarios, el esfuerzo colectivo de generosidad dado por las nuevas generaciones griegas- -algunos no tan jóvenes- -que benefició la imagen internacional de los Juegos, pues al final, la relación humana, la amabilidad, son la imagen auténtica que uno va a guardar de su paso por unos Juegos. Esa filoxenía u hospitalidad, se extendía a la mayor parte de la sociedad en términos generales, y se traduce ahora en un mayor respeto por lo público, -el nuevo metro- la limpieza de la ciudad, cuestiones hace años inimaginables, y que marcan un antes y un después sobre el concepto de interés general. El transporte ha sido ejemplar en una ciudad acostumbrada a los atascos sin fin. Rapidez y accesibilidad a las instalaciones eran la norma. Por ello, 550.000 personas utilizaban el metro cada día, 450.000 las líneas de tranvía, y 1,5 millones utilizaban las líneas de autobuses. La mejor prueba del éxito del transporte público, sin menospreciar a nadie, eran las continuas quejas de los taxistas. La gratuidad del transporte cuando uno se dirigía a asistir a un evento ayudaba en su utilización masiva, así como la ampliación de horarios de funcionamiento desde las 6 de la mañana hasta las 2 de la madrugada, lo que facilitaba el consumo nocturno en tiendas, restaurantes y bares durante la noche en el centro de la ciudad. Algunos aspectos negativos, la baja asistencia de espectadores a algunos deportesdurante la primera semana, debido al bajo interés y poco marketing hecho acerca de los mismos: badminton, judo, hockey, etcétera. Algo a evitar en futuros Juegos, aunque coincidió con el puente del 15 de Agosto, el de mayor éxodo vacacional de Atenas históricamente, además de la ausencia de compe- tidores griegos y de medallas para Grecia en los primeros tres días, y el escándalo de supuesto dopaje de los hasta entonces héroes nacionales, los atletas Kenteris y Thanou. Asimismo el precio de los hoteles, que motivó que no se cubrieran todas las expectativas a pesar del déficit de habitaciones. La seguridad fue un éxito, aunque disuadió a muchos espectadores potenciales de desplazarse a Atenas. Seguridad visible, pero no agobiante como ocurrió en los Juegos de Salt Lake City donde para llegar a la habitación del hotel había que pasar hasta tres controles, por no hablar del aeropuerto de esta última ciudad donde reinaba la paranoia con controles de maletas incluso antes de facturar. En seguridad, la política de comunicación fue acertada por el Gobierno Griego, con imágenes y datos impactantes antes y durante los Juegos. Es preciso destacar también que paralelo a los Juegos, se celebró el Athens Business Club 2004 un Foro de contacto entre el Gobierno y empresarios griegos con Directivos y ejecutivos de empresas extranjeras para atraer inversiones en Grecia. No cabe duda que un factor esencial en futuros Juegos es saber que hacer con las instalaciones para optimizar la inversión realizada. Este tema fue objeto de discusión al terminar los Juegos por el Gobierno Griego, con varias alternativas: desmontar algunas, dar uso público con precio de acceso a otras, vender o alquilar, transformar en otros usos. Y no es un asunto baladí, tras más de 7 mil millones de Euros de inversión, para un país de 10 millones de habitantes y con altas cifras de deuda pública. Madrid 2012 ha tomado nota de todo esto y más, y con su brillante e intensa presencia en Atenas salió más reforzada como candidata de la cita olímpica.