Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 11 2004 Madrid 39 David R. V. presunto autor del crimen, durante su traslado al juzgado de Torrevieja pierna del asesino y fue arrastrado por éste entre tres y cuatro metros, de ahí el largo reguero de sangre que en un principio despistó a los investigadores por la secuencia ilógica que planteaba. Antes de huir, ensangrentado, en el coche que lo esperaba volvió a apuñalar al joven hasta acabar con su vida. El Vega no se percató de que además de las evidencias que dejaba a su paso alguien lo vio salir de la vivienda y más tarde iba a reconocerlo sin ninguna duda. Demasiadas personas sabían ya a esas horas la atrocidad que ELISEO Amalio dejó un reguero de sangre de tres metros porque se agarró a la pierna del asesino El Vega tenía un corte en la mano por el forcejeo con la mujer, que le quitó el cuchillo David, consumidor de cocaína, albañil de profesión y pendenciero de barrio, acababa de cometer. Los comentarios no tardaron en cundirse por Valdezarza hasta llegar a los oídos de Antonio Molina, padre de Amalio, quien acudió a la Policía a contar lo que sabía. Con el puzzle a medio construir, los agentes del Grupo V de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid se desplazaron a Torrevieja donde sabían que se ocultaba el autor de los asesinatos. Al mismo tiempo comenzaban las detenciones en Madrid, que han continuado hasta hace unas horas. En la madrugada del martes al miércoles el titular del Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid, que estaba de guardia, decretó el ingreso en prisión preventiva incondicional de tres de los cuatro detenidos el día anterior como presuntos autores de un delito de inducción al homicidio y encubrimiento. El cuarto arrestado quedó en libertad, según informaron fuentes jurídicas. Las actuaciones serán remitidas al Juzgado de Instrucción 40 que entiende del caso y ha decretado el secreto de las actuaciones. David R. V. también será trasladado y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción 40, cuando así lo determine el magistrado. Mientras permanecerá en la cárcel de Foncalent. Según los investigadores, el autor del crimen empieza a tomar conciencia de las pruebas contundentes que existen contra él- -se han encontrado también las ropas ensangrentadas y el coche en el que huyó y varios testimonios lo han implicado directamente- Estas evidencias son las que parecen haber motivado su intento de suicidio el martes. Tras almorzar en las dependencias policiales, se lesionó en una muñeca con el pico de un ladrillo, según fuentes de la Policía Local. Cuando los agentes lo descubrieron avisaron a una ambulancia del Samu y fue atendido en un centro de salud y trasladado después a un hospital alicantino donde pasó la noche. Sólo precisó unos puntos de sutura.