Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 18 11 2004 Opinión 5 Mitos de progreso La sede del Instituto Cervantes de Berlín fue anteayer el escenario elegido por Eduardo Mendoza para desmontar el mito de la resultona fusión entre izquierda y nacionalismo, esencia del actual tripartito catalán. El autor de La ciudad de los prodigios recordó la raíz conservadora y excluyente de un movimiento, presuntamente progresista, que ha empobrecido y subsidiado la cultura catalana. El respeto de los obispos La actividad institucional de Su Majestad el Rey no puede quedar al margen del juicio de los medios de comunicación, encargados dedesarrollar elsaludable ejercicio democrático de someter a los poderes públicos a la crítica. Pero la Conferencia Episcopal debería cuidar que su emisora de radio tuviera hacia el Rey el mismo respeto y deferencia que los obispos reclaman razonablemente para la Iglesia. Factor de moderación, la figura conciliadora del Monarca no puede ser interpretada a conveniencia de parte por quienes pretenden que Don Juan Carlos se comporte según su crispadora y sectaria forma de entender la realidad. Quite justiciero Acosado por el guerrismo y la vieja guardia socialista, el presidente del Gobierno no sabía dónde meter- -como le había sugerido Ibarra- -el tan traído y llevado indulto de Vera. Ayer le echó un oportuno capote el fiscal general del Estado, Cándido CondePumpido, quien mostró su rechazo a cualquier medida de gracia. Buen quite, por la socorrida vía judicial, para un asunto teñido de política. EL PAVO ERA ÉL ROSA BELMONTE EPA Este año, de carne y hueso. Un año después de la foto del famoso pavo de plástico, que exhibió cuando fue a pasar el Día de Acción de Gracias junto a los soldados desplazados a Irak, George W. Bush cumplió ayer con una tradición de 57 años por la que el presidente de Estados Unidos indulta a un pavo en vísperas de esa fecha. Como ha informado ABC, este año Bush adelantará veinticuatro horas la cena de Acción de Gracias para compartirla con Sus Majestades los Reyes, que el próximo día 22 comienzan una visita oficial a Estados Unidos. En la imagen, Bush con el pavo, de nombre Galletita que consiguió el perdón presidencial. I los nombres de los toros en España suelen rozar las más altas cotas de ridiculez y cursilería, los de los bichos que los americanos se comen en Acción de Gracias no se quedan cortos. Galletita y Salsita. Amárrame los pavos. El primero es el indultado titular; el segundo, el reserva, pero los dos se las piran a una granja de Virginia lejos de la salsita de arándanos y las galletas del partido de la Superbowl. Claro, que tampoco es que deban tener muchas esperanzas en una larga vida fuera del horno autolimpiable ya que los dos compañeros perdonados el año pasado murieron a los tres meses como consecuencia de unas drogas suministradas para hacerlos crecer (como si no estuvieran ya de buen año) Lo han dicho los de la PETA, la famosa y pesadita asociación protectora de animales. Aseguran que los agraciados estarían mejor en una reserva animal. No lo dudo, pero en lugar de preocuparse tanto por si las señoras llevan abrigos de pieles o por la calidad de vida de un simple pavo podían mirar a Faluya y a esos otros pavos uniformados que rematan iraquíes. O al pavo que indulta pavos. Vaya, este año quizá no reciban los chicos la visita de su comandante en jefe con el ave de pega para las fotos. Sólo hay que esperar que en la celebración de Acción de Gracias anticipada con los Reyes allá en el rancho grande haya uno de verdad. Si el presidente agarra al bicho por el pescuezo no es por falta de etiqueta a la hora de tratar a un animal o porque se parezca a Kerry (que se parece) es porque hace tres años le picó uno. Una cosa es besar niños en campaña electoral y otra tratar a los pavos de tú en la rosaleda, aunque anden por allí Dick Cheney, el servicio secreto y el Todopoderoso, que no se cae de los labios de Bush ni siquiera estando en compañía de pavos. Decía el finísimo Finley Peter Dunne que el Día de Acción de Gracias fue instaurado por los puritanos para dar gracias por haberse librado de los indios y que él seguía la tradición dando gracias por haberse librado de los puritanos. El humorista vivió entre 1867 y 1936. No sabía lo que vendría después. S