Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 11 2004 Cultura 57 Cataluña acapara los premios Nacionales de Artes Plásticas y Fotografía El jurado destaca la originalidad de Carlos Pazos y la vigencia del lenguaje documental de Ramón Masats b Carlos Pazos denuncia la falta de interés de los políticos por la cultura: Podrían darles clases a todos ellos porque si les hicieran un examen no lo pasaría ninguno ABC MADRID. El fotógrafo catalán Ramón Masats, uno de los principales protagonistas de la renovación del documental en los años cincuenta, ganó ayer el premio Nacional de Fotografía- -con una dotación de 15.025 euros- por la vigencia de su lenguaje y por una forma de ver e interpretar el mundo que ha resistido el paso del tiempo según el jurado. Masats, nacido en Caldes de Montbui (Barcelona) hace 73 años, está considerado un clásico de la fotografía española. En 2001 ganó el premio de Cultura de la Comunidad de Madrid, razón por la que, en diciembre de 2002, el Canal de Isabel II le dedicó una exposición titulada Ramón Masats, la memoria construida informa Efe. do a una sencillez extrema y a una economía de medios que dan una mayor fuerza expresiva a sus imágenes. Con composiciones muy críticas y sugerentes y cargadas de sentido del humor, Masats ha retratado a lo largo de su vida el trabajo, el mundo rural, la sociedad, las fiestas, los toros, los ritos, la religión y los tópicos. Este fotógrafo, que ha ejercido gran influencia entre sus compañeros de generación, se alejó definitivamente del lenguaje tradicional con trabajos como Neutral corner o Los sanfermines con los que rompió convencionalismos y mostró un gran vigor creativo y un fuerte instinto para captar el espectáculo de la vida. Conocidas son también otras series suyas como Viejas imágenes de Castilla la Vieja España diversa Desde el aire a España y Toro Masats trabajó también como guionista y realizador de cine y televisión. Ramón Masats, junto a una de sus fotografías tuaciones Para mí, mi obra son mis souvenirs de los recuerdos. Yo vivo, corto en trocitos mi vida y los convierto en souvenirs Pazos, al que ha pillado por sorpesa este galardón expone en estos momentos en Barcelona una muestra titulada Lazados en la galería Carlos Taché. Su próximo proyecto será una retrospectiva en el Macba. El artista se mostró ayer muy crítico al afirmar que el interés personal de los políticos por la cultura es lamentable Podrían darles clases a todos ellos porque si les hicieran un examen no lo pasaría ninguno añadió. En este sentido explicó que España está llena de buenos artis- EFE Estética kitsch de Pazos También ayer se falló el premio Nacional de Artes Plásticas- -con una dotación de 30.050- -que recayó en otro catalán, Carlos Pazos, del que el jurado valoró la originalidad y personalidad de su obra, emparentada con la estética kitsch y con la poética del objeto Además, destacó el humor inteligente provocador que se desprende de sus obras que según el artista, en declaraciones a Ep, utiliza para arremeter si- Masats, renovador del reportaje Considerado el renovador del reportaje gráfico en España, su obra surgió como un aporte de modernidad frente al clasicismo imperante en la fotografía española de los años cincuenta. Su trabajo consistió en contar de una nueva forma temas de toda la vida, recurrien- tas que no le interesan a nadie y afirmó que nuestro país cuida muy poco a sus artistas Como las instituciones no fomentan la cultura, al público sólo le interesa temas como el enfrentamiento entre Real Madrid y el Barça matizó. Carlos Pazos (Barcelona, 1949) es autor, entre otras obras, de una gran escultura- -de diez metros de altura por cinco de diámetro, formada por una columna de castellers, compuesta por bibemdums (muñecos Michelín) y rematada por el globo Cupito y Cupido- que se instaló en verano en el patio del Museo Reina Sofía, titulada ¿Cupito ...y por qué no? La lectura de una guía telefónica en árabe durante 120 horas, última acción de Santiago Sierra N. P. MADRID. Sus trabajos son seguidos por sus admiradores con la misma pasión y vehemencia como vapuleados por sus detractores. Este madrileño de 38 años afincado en México ha hacinado a inmigrantes en la bodega de un barco, tatuado a cambio de droga, cerrado a cal y canto y quemado galerías de arte... Con sus polémicas acciones de arte conceptual, Santiago Sierra trata de remover conciencias dormidas. La última ocurrencia de nuestro más reciente representante en la Bienal de Venecia (prohibió el paso a los que no tuvieran D. N. I. español) puede verse (y oírse) desde ayer en la galería Helga de Alvear de Madrid. Se trata de una lectura continuada, durante ¡120 horas! de una guía telefónica en árabe. Sierra tuvo la idea durante un viaje a Israel el pasado mes de septiembre para el montaje de una pieza. Allí encontró unas guías de teléfonos exclusivas y segregadas del resto para la po- Sus trabajos más polémicos Línea de 250 centímetros tatuada sobre seis personas remuneradas con 30 euros (1999) Línea de 10 pulgadas rasurada sobre la cabeza de dos heroinómanos remunerados con una dosis cada uno (2000) Diez personas remuneradas para masturbarse (2000) Tres personas remuneradas para permanecer tumbadas en el interior de tres cajas durante una fiesta (2000) Poliuretano espreado sobre la espalda de 10 inmigrantes iraquíes (2004) blación árabe residente en el estado de Israel. Comprobó que la separación de las comunidades en una zona tan conflictiva como ésta se hace visible en una simple guía telefónica. Y ahí comienza esta historia. Desde las 12 del mediodía de ayer, hasta la misma hora del domingo, pasarán por la galería (cada hora o media hora) lectores de árabe que irán desgranando ininterrumpidamente nombres y números. Cobrarán 10 euros por hora. Desde el domingo y hasta el 10 de enero se exhibirán en la galería las guías con su lectura grabada como banda sonora. Un momento de la lectura de la guía, ayer, en la galería Helga de Alvear IGNACIO GIL