Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 11 2004 Sociedad 49 El Tribunal Europeo condena a España por su pasividad ante el jaleo nocturno La contaminación sonora viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos ISABEL RODRÍGUEZ DE LA TORRE VALENCIA. Pilar Moreno dormirá hoy a pierna suelta en su casa del Barrio de San José, de Valencia. Ha pasado muchas noches en vela soportando el ruido de más un centenar de discotecas, bares y locales de ocio que animan la vida nocturna en las cuatro calles que confluyen en la Plaza de Xúquer. Desde hace más de treinta años reside en un barrio de Valencia en el que los niveles de ruido superan con creces los 45 decibelios recomendados por la Organización Mundial de la Salud. Desde hace siete años viene reclamando su derecho a la vida privada y a la inviolabilidad del domicilio en cuantas instancias administrativas y judiciales ha tenido a su alcance. Por eso, la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que condena a España a indemnizarle con 3.800 euros por la pasividad de la Administración ante el jaleo nocturno le ha producido el efecto del mejor somnífero, fármaco al que en más de una ocasión tuvo que recurrir por prescripción médica. Al final optó por dormir los fines de semana en casa de un familiar. Pilar, que en la actualidad tiene 56 años, sufre insominio y serios problemas de salud como consecuencia de la falta de descanso por la música, el ruido, las peleas y actos vandálico que cada fin de semana tienen su barrio por escenario. El doble acristalamiento que instaló en sus ventanas fue insuficiente para neutralizar los picos de 115 decibelios que, según el abogado que la defiende, Andrés Morey Navarro, se han llegado a alcanzar. El Tribunal Europeo entiende que la contaminación sonora que ha soportado esta mujer, viola el artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos relativo al respeto a la vida privada y del domicilio, por cuanto el ruido provocaba serias perturbaciones en su vida cotidiana Permiso renovado a la central de Trillo por 10 años EFE MADRID. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha concedido, previo informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear, que es preceptivo, la renovación de la autorización de explotación de la Central de Trillo por otros diez años, que entra hoy en vigor. El informe destaca que esa central ha funcionado hasta ahora en condiciones de seguridad y sin deficiencias de importancia. la Policía Local que reflejaban una media de 80 decibelios, nivel que en algunas horas de la madrugada alcanzaba los 100. Era como dormir con una mascletà en la ventana explica gráficamente el letrado. Ante la persistencia del problema, la afectada recurrió al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Va- lenciana, que no encontró razones para su queja. Tampoco las halló el Tribunal Constitucional. El Estado tendrá además que pagar 4.500 euros de costas judiciales. Ésta es la segunda vez que el Tribunal Europeo condena a España por ruidos. Ya lo hizo en un caso ocurrido en Murcia, López Ostra contra España Zona acústicamente saturada Antes de acudir a Estrasburgo, Pilar, como otros vecinos, se había cansado de presentar quejas ante el Ayuntamiento, que desoyó sus reclamaciones, pese a que declaró como zona acústicamente saturada el barrio en el que residía la denunciante, en el que a partir de ese momento no se podrían superar los 65 decibelios. Pilar consideraba insuficiente esta medida municipal, que impedía abrir nuevos establecimientos y obligaba a cerrar antes de las tres de la madrugada a los que ya tenían licencia, no sólo porque no le garantizaba el derecho a estar libre de ruidos entre las 22.00 y las 8.00 horas, sino también porque la normativa se incumplía sistemáticamente. Lo dice el Tribunal, que critica la tolerancia con la que el Ayuntamiento toleraba las infracciones a la reglamentación que había establecido pese a que existen mediciones de