Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 11 2004 33 Madrid La operación Freno da el mayor golpe del año al narcotráfico con la incautación de una tonelada de coca El presunto autor del crimen de la familia gitana dice que lo hizo porque Amalio le amargaba la vida La Policía ha detenido ya a seis personas y hoy está previsto el arresto del séptimo implicado sus problemas con la víctima en un bar del barrio de Valdezarza donde varias personas lo jalearon, le dieron un cuchillo y lo animaron a matar al menor CRUZ MORCILLO MADRID. El triple crimen ocurrido el pasado día 5 en el que fueron asesinados una pareja de menores de etnia gitana y su bebé de nueve meses comienza a aclararse. La Policía ha concluido que el albañil David R. V. de 25 años, alias el Vega y vecino de las víctimas en el barrio de Valdezarza es el presunto autor material de las muertes. Fue detenido el sábado en Torrevieja (Alicante) El móvil no fue un asunto de drogas- -aunque también están presentes en la terrible historia- -como se ha barajado en los últimos días, sino una enemistad, más bien odio, fraguado día tras día contra Amalio M. V. de 17 años. Así lo ha declarado el Vega quien confesó que Amalio era un cabrón y le estaba amargando la vida según fuentes de la investigación. Los agentes son los primeros sorprendidos por una explicación tan banal. b El Vega contó El presunto criminal, custodiado por varios agentes ayer en Torrevieja ELISEO Una mujer, también capturada Pero David no actuó solo: tuvo cómplices y jaleadores que lo animaron a llevar a cabo el crimen. La Policía ha detenido ya a seis personas- -cinco de ellas en Madrid entre el lunes y el martes- -y hoy está previsto un nuevo arresto, que en principio sería el último. Se trata de los presuntos inductores y encubridores, y entre los arrestados se encuentra la novia de uno de los detenidos. Existe constancia de una reunión en un bar de la zona en la que varios de ellos animan a el Vega a que mate a Amalio, tras contar sus problemas, e incluso le proporcionan un cuchillo. Según la reconstrucción realizada hasta el momento, David llevaba una temporada trabajando como albañil La víctima y el Vega habían acordado que éste cobrara en cocaína su trabajo de albañil en la casa de la pareja en la casa de Amalio y Ada. Estaba adecentando la pequeña vivienda, que se caía a pedazos. Los dos hombres se conocían del barrio desde que eran niños. Habían llegado al acuerdo de que Amalio- -que se dedicaba al menudeo de droga- -pagara el trabajo de David en cocaína, pero según éste lo engañaba con las cantidades y lo llamaba un día sí y otro no para recriminarle que hacía mal las obras y tenía que reparar- las de nuevo. Esa es la razón de tal ensañamiento, según la Policía, que no descarta que el albañil robara además estupefaciente a Amalio- -la tarde del crimen habían tenido una violenta discusión- Los investigadores llegaron hasta David tras una delación. El padre de la víctima, Antonio Molina, les indicó quiénes eran los sospechosos y dónde podían encontrarlos tras los comentarios que habían surgido en el barrio y la confirmación de un conocido. Los policías se dirigieron a Torrevieja, al tiempo que los parientes de los menores a quienes tuvieron que convencer para que no aplicaran su justicia Los agentes han encontrado ropas ensangrentadas y un coche en el que supuestamente huyeron los asesinos. David R. V. negó ayer en su declaración ante la juez de Instrucción número 6 de Torrevieja cualquier relación con los hechos, aunque admitió conocer a la pareja y que le compraba cocaína a Amalio, pero- -dijo- -no nos debíamos nada según explicaron a ABC fuentes judiciales. Ante la juez señaló que fue a Torrevieja para celebrar el cumpleaños de su hermano, admitió conocer a otros de los detenidos y negó saber por qué su novia y un amigo lo habían relacionado con los asesinatos. Según estas fuentes se ha prestado voluntario a que le tomen muestras de ADN. La magistrada decretó prisión incondicional para David y se inhibió en favor del Juzgado número 40 de Madrid que instruye el caso.